EL AU­LA DEL FU­TU­RO

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, los ro­bots y el big da­ta cam­bian el look de los sa­lo­nes de cla­ses en el mun­do. El WOW Room del IE Bu­si­ness School es un ejem­plo de có­mo la tec­no­lo­gía es­tá cam­bian­do los mo­de­los edu­ca­ti­vos.

Milenio Puebla - Entre Aulas - - CONTENIDOS - GUI­LLER­MI­NA AYA­LA

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, los ro­bots y el big da­ta cam­bian el pa­no­ra­ma de los sa­lo­nes de cla­ses a ni­vel glo­ba. El WOW Room del IE Bu­si­ness School es un ejem­plo de có­mo la tec­no­lo­gía se en­la­za con los nue­vos mo­de­los edu­ca­ti­vos.

La ha­bi­ta­ción es­tá ilu­mi­na­da so­lo con una luz te­nue que sa­le de unos pe­que­ños led y el bri­llo que so­bre­sa­le de las 48 pan­ta­llas pla­nas, to­das co­lo­ca­das en un ta­piz di­gi­tal de 45 me­tros en for­ma de U. Es­te es­pa­cio ca­si fu­tu­ris­ta com­bi­na la tec­no­lo­gía y la edu­ca­ción en el IE Bu­si­ness School.

La es­cue­la de ne­go­cios con se­de en Ma­drid, Es­pa­ña, apues­ta por la in­no­va­ción y rom­pe con la vi­sión tra­di­cio­nal con su au­la WOW Room, la cual re­vo­lu­cio­na la ex­pe­rien­cia del apren­di­za­je a tra­vés de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, si­mu­la­cio­nes en tiem­po real, aná­li­sis de big da­ta, ro­bots in­ter­ac­ti­vos y sis­te­mas de re­co­no­ci­mien­to emo­cio­nal.

Sus pro­fe­so­res pue­den es­tar pre­sen­tes fí­si­ca­men­te en es­ta au­la fu­tu­ris­ta o se pro­yec­tan a tra­vés de un ho­lo­gra­ma, mien­tras ellos se en­cuen­tran en una sa­li­ta ad­jun­ta al sa­lón co­nec­ta­dos por una compu­tado­ra. El ho­lo­gra­ma, que es ma­ne­ja­do por un ro­bot, se mue­ve por to­da la sa­la pa­ra in­ter­ac­tuar con los alum­nos que es­tán co­nec­ta­dos vía in­ter­net des­de cual­quier par­te del mun­do.

En Mé­xi­co, la edu­ca­ción a dis­tan­cia ha cam­bia­do y evo­lu­cio­na­do jun­to con los avan­ces tec­no­ló­gi­cos. Ac­tual­men­te la uni­ver­si­dad en lí­nea ha ga­na­do te­rreno en la edu­ca­ción gra­cias al in­ter­net. Aho­ra es po­si­ble ac­ce­der a ca­si cual­quier pro­gra­ma de es­tu­dio sin im­por­tar la ho­ra y el lu­gar don­de te en­cuen­tres.

De acuer­do con el Es­tu­dio so­bre los há­bi­tos de los usua­rios de in­ter­net en Mé­xi­co 2017, 40% de la po­bla­ción ha cam­bia­do ac­ti­vi­da­des que re­quie­ren su pre­sen­cia a la op­ción on­li­ne. El mis­mo es­tu­dio se­ña­la que 38% de la po­bla­ción rea­li­za cur­sos o es­tu­dia en lí­nea, un au­men­to de 13% en com­pa­ra­ción con 2016.

“La edu­ca­ción en lí­nea es una in­dus­tria que ha evo­lu­cio­na­do en es­tos úl­ti­mos dos años, y se­gui­rá cam­bian­do, se vol­ve­rá más prác­ti­co y es­pe­cia­li­za­do”, di­ce Jo­lan­ta Go­na­lows­ka, di­rec­to­ra de Lear­ning In­no­va­tion de IE. “Aun­que las cla­ses tra­di­cio­na­les no se de­ja­rán por com­ple­to, pue­den evo­lu­cio­nar pa­ra ser hí­bri­das”.

Hay mu­chas uni­ver­si­da­des en Mé­xi­co que cuen­tan con tres mo­da­li­da­des de en­se­ñan­za: pre­sen­cial, don­de el alumno to­ma sus cla­ses en las ins­ta­la­cio­nes de la es­cue­la; on­li­ne, don­de el alumno, sin im­por­tar don­de se en­cuen­tre, se co­nec­ta vía re­mo­ta por in­ter­net; y la se­mi pre­sen­cial, en la cual com­bi­nan la mo­da­li­dad pre­sen­cial y on­li­ne.

A ni­vel in­ter­na­cio­nal, una de las pri­me­ras es­cue­las en aliar­se con la tec­no­lo­gía es la IE Bu­si­ness School, con su WOW Room (Win­dow on the World), los alum­nos pue­den to­mar sus cur­sos em­pre­sa­ria­les, di­plo­ma­dos o maes­trías prác­ti­ca­men­te des­de cual­quier par­te del mun­do.

“WOW Room an­ti­ci­pa la for­ma­ción del fu­tu­ro. La tec­no­lo­gía re­vo­lu­cio­na nues­tras vi­das y no­so­tros nos mo­ve­mos en esa di­rec­ción”, di­ce Go­na­lows­ka.

A un año de haber lan­za­do es­ta au­la en Es­pa­ña, hoy cuen­ta con más de 1,000 alum­nos pro­ve­nien­tes de 130 paí­ses y 100 pro­fe­so­res.

“Los alum­nos to­man de­ci­sio­nes ba­jo pre­sión du­ran­te el cur­so, en­fren­tan cri­sis em­pre­sa­ria­les, de­fi­nen pro­ce­sos de pro­duc­ción, ne­go­cian en es­ce­na­rios bé­li­cos y re­suel­ven con­flic­tos di­plo­má­ti­cos en­tre paí­ses, en­tre mu­chos otros ca­sos”, di­ce Go­na­lows­ka.

Con to­do y tí­tu­lo

Con el WOW Room, IE Bu­si­ness School quie­re dar un im­pul­so a su ofer­ta edu­ca­ti­va, y es una de las pri­me­ras en ofre­cer tí­tu­los de gra­do y pos­gra­do a tra­vés de In­ter­net.

“Es­te es­pa­cio es un pa­so a nues­tra apues­ta de in­mer­sión tec­no­ló­gi­ca, por eso he­mos in­ver­ti­do más de 25 mi­llo­nes de eu­ros en pro­yec­tos in­no­va­do­res de for­ma­ción en los úl­ti­mos 15 años, es­tra­te­gia por la que es­ta­mos re­co­no­ci­dos co­mo la me­jor es­cue­la de ne­go­cios del mun­do en MBAs on­li­ne”, di­ce Go­na­lows­ka.

En lo que res­pec­ta al soft­wa­re, la di­rec­to­ra de Lear­ning In­no­va­tion de IE co­men­ta que “fue di­se­ña­do en co­la­bo­ra­ción con una star­tup es­pa­ño­la, y no re­quie­re una red de al­ta ca­pa­ci­dad pa­ra trans­por­tar da­tos, lo cual ase­gu­ra la par­ti­ci­pa­ción de los alum­nos a tra­vés de cual­quier dis­po­si­ti­vo ya sea ta­ble­ta o compu­tado­ra”.

Pe­ro el WOW Room es so­lo una de las au­las del fu­tu­ro. Ac­tual­men­te, el equi­po de Tech­no­logy Lab del Lear­ning In­no­va­tion de IE, tra­ba­ja con la ver­sión be­ta del pro­duc­to Spa­ces, el cual fue lan­za­do el pa­sa­do mes de abril por Mark Zuc­ker­berg, fun­da­dor de Fa­ce­book. “La fi­na­li­dad de pro­bar Fa­ce­book Spa­ces, es crear au­las vir­tua­les don­de los alum­nos pue­dan co­la­bo­rar e in­ter­ac­tuar en equi­po sin es­tar en el mis­mo lu­gar”, di­ce Go­na­lows­ka.

Pre­sen­cia vir­tual. El au­la del fu­tu­ro per­mi­te que los pro­fe­so­res es­tén pre­sen­tes fí­si­ca­men­te o en ho­lo­gra­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.