La ma­tan­za de Las Ve­gas y la so­cie­dad más ar­ma­da del mun­do

Milenio Puebla - - Al Frente - HÉC­TOR AGUI­LAR CAMÍN hec­tor.agui­lar­ca­min@mi­le­nio.com

Una ci­fra a ve­ces di­ce más que mil pa­la­bras. La de los ase­si­na­tos ma­si­vos por ar­ma de fue­go en Es­ta­dos Uni­dos es una de ellas.

Con­ta­dos a par­tir de 2013 has­ta el 2 de oc­tu­bre pa­sa­do, en mil 735 días se ha­bían re­gis­tra­do en Es­ta­dos Uni­dos mil 516 “mass

shoo­tings”: ti­ro­teos en que mue­ren más de cua­tro per­so­nas.

Es de­cir, du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años, en nue­ve de ca­da 10 días se re­gis­tró en Es­ta­dos Uni­dos un ti­ro­teo don­de mu­rie­ron cua­tro o más per­so­nas, pe­ro no el ti­ra­dor.

Se­gún una in­ves­ti­ga­ción de las uni­ver­si­da­des de Har­vard y Nort­heas­tern, di­fun­di­da por

The Guar­dian, los es­ta­du­ni­den­ses tie­nen 265 mi­llo­nes de ar­mas co­mo pro­pie­dad personal. En pro­me­dio, más de un ar­ma por ca­da adul­to ( http://bit.ly/2cSVNN4).

Pe­ro los pro­me­dios no des­cri­ben bien la si­tua­ción por­que, en reali­dad, so­lo tie­ne ar­mas co­mo pro­pie­dad personal un 22 por cien­to de los ciu­da­da­nos es­ta­du­ni­den­ses. En 1994, era un 25 por cien­to, de mo­do que el por­cen­ta­je de ciu­da­da­nos con ar­mas ha dis­mi­nui­do. Cre­ció en cam­bio, en 70 mi­llo­nes, el nú­me­ro to­tal de ar­mas en ma­nos de ciu­da­da­nos.

Alu­ci­nan­te es el he­cho de que, del to­tal de 265 mi­llo­nes de ar­mas que hay hoy en po­se­sión de in­di­vi­duos en Es­ta­dos Uni­dos, 133 mi­llo­nes es­tán en ma­nos de so­lo 3 por cien­to de la po­bla­ción.

Es de­cir que hay un sec­tor muy pe­que­ño de la po­bla­ción es­ta­du­ni­den­se, unos 100 mil in­di­vi­duos, ar­ma­dos has­ta los dien­tes, con 17 ar­mas en pro­me­dio ca­da uno.

To­do es­to su­ce­de, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en un con­tex­to de des­cen­so pro­nun­cia­do de las ta­sas de ho­mi­ci­dios y violencia en el país.

Una ten­den­cia sor­pre­si­va den­tro del fe­nó­meno es que las mu­je­res tien­den a com­prar más ar­mas que an­tes. Las guía en lo fun­da­men­tal un pro­pó­si­to de au­to­de­fen­sa, es de­cir, el mie­do.

La po­se­sión ma­si­va de ar­mas es la con­di­ción ne­ce­sa­ria de las ma­tan­zas co­ti­dia­nas que re­gis­tra ese país. La ma­tan­za de Las Ve­gas fue so­lo una ex­pre­sión apo­ca­líp­ti­ca de la san­gría co­ti­dia­na.

La re­fle­xión fi­nal pa­re­ce sen­ci­lla. En to­das las so­cie­da­des hay por­cen­ta­jes irre­duc­ti­bles de ira, frus­tra­ción, de­lin­cuen­cia y lo­cu­ra. Si los miem­bros de cual­quier so­cie­dad tie­nen ar­mas a la mano, ha­brá más ase­si­na­tos ma­si­vos que si no.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.