Ca­da quien su marcha

Milenio Tamaulipas - - Al Frente - JOA­QUÍN LÓ­PEZ-DÓ­RI­GA lo­pez­do­ri­ga@mi­le­nio.com Twit­ter: @lo­pez­do­ri­ga Web: lo­pez­do­ri­ga.com Ahí van, re­ba­sán­do­se en su cues­ta aba­jo. Flo­res­tán Nos ve­mos ma­ña­na, pe­ro en pri­va­do

He es­cu­cha­do mu­chos co­men­ta­rios, por su­pues­to que a fa­vor y en con­tra, de las dos mar­chas por la uni­dad, del do­min­go pa­sa­do, en las que ca­da asis­ten­te, en ejer­ci­cio de su de­re­cho, fue a pro­tes­tar por lo que qui­so.

Am­bas es­ta­ban con­vo­ca­das co­mo una ex­pre­sión de uni­dad con­tra Do­nald Trump y sus po­lí­ti­cas de odio, que creo es el men­sa­je que se en­vió al ex­te­rior, pe­ro ca­da una con sus ma­ti­ces y sus pro­ta­go­nis­mos.

Unos fue­ron a pro­tes­tar con­tra el pre­si­den­te Pe­ña Nie­to, otros con­tra el gasolinazo, otros con­tra la co­rrup­ción, tam­bién con­tra la im­pu­ni­dad, la in­se­gu­ri­dad, la vio­len­cia, los 43 nor­ma­lis­tas de­sa­pa­re­ci­dos en Igua­la y más y va­ria­do.

Fue una marcha que en las re­des pa­re­cía ser mu­cho ma­yor en los días pre­vios, que des­bor­da­ría el Pa­seo de la Re­for­ma y más, pe­ro que don­de real­men­te se des­bor­dó fue en el Twit­ter don­de se da­ba la im­pre­sión de que aque­lla ma­ni­fes­ta­ción se­ría lo nun­ca vis­to.

La iz­quier­da me­xi­ca­na por su­pues­to que las des­ca­li­fi­có a pe­sar de ser con­tra Trump, por no ser ella, ni nin­guno de sus li­de­raz­gos, los con­vo­can­tes, la calle pa­re­ce ser ex­clu­si­va, co­mo lo ha si­do sal­vo al­gu­nas con­ta­das ex­cep­cio­nes, de la iz­quier­da, por lo que no mar­chó.

Fue lo que lla­man la so­cie­dad ci­vil, de la que al­gu­nos marcharon por pri­me­ra vez en su vi­da, otros por se­gun­da, pe­ro fue una no­ve­dad pa­ra la ma­yo­ría, lo que es­tá bien, la calle es de to­dos. Es­te es un apren­di­za­je de la jor­na­da del do­min­go.

Pe­ro si ese fue el apren­di­za­je, es­ta fue la en­se­ñan­za: la uni­dad so­lo se puede dar en torno a una cau­sa, no se puede con­vo­car en torno a una per­so­na, ya sea a fa­vor o en con­tra, y por eso, des­de la con­vo­ca­to­ria a la uni­dad, sur­gió la di­vi­sión.

¿Qué se quería man­dar un men­sa­je a Trump?

¡Qué bueno!

Pe­ro más fuer­te hu­bie­ra si­do un men­sa­je pa­ra los mi­llo­nes de mexicanos en Es­ta­dos Uni­dos aco­sa­dos, per­se­gui­dos, que des­pués de la marcha se que­da­ron co­mo es­ta­ban an­tes y co­mo han es­ta­do siem­pre: en el ol­vi­do, en el des­dén, en sus som­bras, y pa­ra los que la marcha no les sir­vió de na­da.

RETALES

1. VI­SI­TAS. El pró­xi­mo jue­ves 23 es­ta­rán en Mé­xi­co dos per­so­na­jes cla­ve del go­bierno de Trump y de la re­la­ción con nues­tro país: uno, el se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Rex Ti­ller­son, de la re­la­ción bi­la­te­ral; el otro, el se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad In­ter­na, John Kelly, con nues­tros pai­sa­nos y el te­ma mi­gra­to­rio, re­da­das y de­por­ta­cio­nes. A ver;

2. ¿HABEMUS? To­do in­di­ca que Jo­se­fi­na Váz­quez Mo­ta se­rá re­gis­tra­da el do­min­go co­mo pre­can­di­da­ta del PAN al go­bierno de las elec­cio­nes de Mé­xi­co. Ano­che su di­ri­gen­cia iba a co­no­cer los re­sul­ta­dos de las en­cues­tas, que en to­das va arri­ba. Pe­ro se­rá su de­ci­sión; y

3. DES­TINO. El se­na­dor con li­cen­cia, Fer­nan­do Cas­tro Tren­ti, em­ba­ja­dor de Mé­xi­co en Bue­nos Ai­res, ter­mi­nó dos maes­trías y es­tá por aca­bar la ter­ce­ra y lo que pi­dió al pre­si­den­te Pe­ña Nie­to es otro des­tino di­plo­má­ti­co, no re­gre­sar a Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.