El de­por­ta­dor en je­fe

Milenio Tamaulipas - - Al Frente - EN­RI­QUE ACE­VE­DO @En­ri­que_A­ce­ve­do

En los ocho años que du­ró la la ad­mi­nis­tra­ción de Ba­rack Oba­ma, cer­ca de 2.8 mi­llo­nes de mexicanos fue­ron re­pa­tria­dos des­de Es­ta­dos Uni­dos, de acuer­do con ci­fras pro­por­cio­na­das por la can­ci­lle­ría.

El nú­me­ro for­ma par­te de los más de 4 mi­llo­nes de de­por­ta­cio­nes rea­li­za­das en ese pe­rio­do. Una ci­fra ré­cord pa­ra cual­quier pre­si­den­te es­ta­du­ni­den­se.

La apro­ba­ción de la re­for­ma de sa­lud al prin­ci­pio de su man­da­to de­jó a Oba­ma sin el ca­pi­tal po­lí­ti­co ne­ce­sa­rio pa­ra avan­zar su agen­da mi­gra­to­ria en el Con­gre­so. El jo­ven pre­si­den­te apos­tó to­do por lo que veía co­mo su le­ga­do y de­jó pen­dien­te la pro­me­sa de re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción de mi­llo­nes de in­do­cu­men­ta­dos.

Hoy el lla­ma­do Oba­ma­ca­re es­tá a pun­to de des­apa­re­cer en un Con­gre­so con­tro­la­do por los re­pu­bli­ca­nos, mien­tras el des­tino de esos in­mi­gran­tes que­dó en ma­nos de Trump.

Oba­ma de­ci­dió in­ten­si­fi­car la se­gu­ri­dad en la fron­te­ra y las re­da­das mi­gra­to­rias al­re­de­dor del país pa­ra ob­te­ner un ma­yor apo­yo de los re­pu­bli­ca­nos.

Sin em­bar­go, lo que hi­zo fue cons­truir la ma­qui­na­ria pa­ra la ex­pul­sión de in­mi­gran­tes que hoy con­tro­la su su­ce­sor.

Es­ta se­ma­na vi­mos có­mo el al­can­ce de las re­da­das de la agencia mi­gra­to­ria ICE se extiende mu­cho más allá de los in­do­cu­men­ta­dos con an­te­ce­den­tes cri­mi­na­les. La red al­can­za a fa­mi­lias, víc­ti­mas de abu­so do­més­ti­co y al me­nos un jo­ven so­ña­dor con per­mi­so de tra­ba­jo.

La per­se­cu­ción de la co­mu­ni­dad in­do­cu­men­ta­da es real y pa­re­ce ape­nas el co­mien­zo de un es­fuer­zo di­se­ña­do pa­ra li­mi­tar la llegada de ex­tran­je­ros a Es­ta­dos Uni­dos. Con o sin pa­pe­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.