Mu­jer fal­ta a ci­ta con ICE y se re­fu­gia en una iglesia

“Sabía que si acu­día me de­ten­drían”, ex­pre­sa Jea­net­te Viz­gue­rra

Milenio Tamaulipas - - México - Notimex/Den­ver

La in­do­cu­men­ta­da me­xi­ca­na Jea­net­te Viz­gue­rra Ra­mí­rez se re­fu­gio ayer en una iglesia de Den­ver, Co­lo­ra­do, pa­ra desafiar, am­pa­ra­da tras las pa­re­des del tem­plo, una or­den de de­por­ta­ción y lu­char des­de ahí por su per­ma­nen­cia en Es­ta­dos Uni­dos.

Viz­gue­rra Ra­mí­rez, quien ha vi­vi­do en Den­ver des­de ha­ce ca­si dos dé­ca­das y tie­ne cua­tro hi­jos, tres de ellos na­ci­dos en Es­ta­dos Uni­dos, in­gre­só la ma­ña­na de es­te miércoles a la iglesia First Uni­ta­rian So­ciety, de Den­ver, al de­cli­nar acu­dir a la Ofi­ci­na de Inmigración y Adua­nas (ICE) co­mo te­nía pro­gra­ma­do, an­te el te­mor de ser de­te­ni­da y deportada.

Du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años, Viz­gue­rra ha­bía tra­mi­ta­do y ob­te­ni­do un per­mi­so de “per­ma­nen­cia de re­mo­ción”, que es vá­li­do por un año. Su ac­tual per­mi­so ex­pi­ró la se­ma­na pa­sa­da y te­mía que si aho­ra acu­día a re­no­var­lo se­ría de­te­ni­da y deportada.

Es­te miércoles, el abo­ga­do de Viz­gue­rra Ra­mí­rez acu­dió an­te ICE en su re­pre­sen­ta­ción y le fue no­ti­fi­ca­do ofi­cial­men­te la ne­ga­ción del per­mi­so.

Shawn Neu­dauer, vo­ce­ra de ICE pa­ra la re­gión central de Es­ta­dos Uni­dos, di­fun­dió un bre­ve co­mu­ni­ca­do en el que in­for­ma que: “Viz­gue­rra Ra­mí­rez es una prio­ri­dad de apli­ca­ción de la ley ICE”, ba­jo las nue­vas le­yes de mi­gra­ción. “To­mé la de­ci­sión co­rrec­ta”, di­jo Viz­gue­rra Ra­mí­rez, an­te de­ce­nas de sim­pa­ti­zan­tes que la acom­pa­ña­ron has­ta la Iglesia. “Sabía en el fon­do de mi co­ra­zón que es­ta vez se­ría di­fe­ren­te, que si acu­día me de­ten­drían”, in­di­có. “Des­de aquí aden­tro voy a con­ti­nuar mi lu­cha . Me voy a man­te­ner lu­chan­do, hay mu­chas fa­mi­lias en es­ta mis­ma si­tua­ción”, ex­pre­só.

“Es­to no es so­lo un ata­que con­tra mí, sino un ata­que con­tra to­da la co­mu­ni­dad de in­mi­gran­tes”, di­jo Viz­gue­rra Ra­mí­rez. “Te­ne­mos que mi­rar y ver qué va­mos a ha­cer, có­mo va­mos a to­mar me­di­das pa­ra pro­te­ger­nos a no­so­tros mis­mos”, se­ña­ló.

Su ca­so es si­mi­lar al de la me­xi­ca­na Gua­da­lu­pe Gar­cía de Ra­yos, quien fue de­te­ni­da y deportada la se­ma­na pa­sa­da a Mé­xi­co, tras acu­dir a la ofi­ci­na de ICE en Phoe­nix, Ari­zo­na, a re­no­var su per­mi­so de “per­ma­nen­cia de re­mo­ción”.

Am­bas in­do­cu­men­ta­das fue­ron de­te­ni­das años atrás por usar una iden­ti­fi­ca­ción fal­sa pa­ra tra­ba­jar, una fal­ta co­mún en­tre los in­mi­gran­tes re­si­den­tes en Es­ta­dos Uni­dos, por lo que aho­ra son “prio­ri­dad de de­por­ta­ción” ba­jo la nue­va or­den eje­cu­ti­va de inmigración del pre­si­den­te Do­nald Trump.

Sin em­bar­go, a di­fe­ren­cia de Gar­cía de Ra­yos, que lu­cha­rá con­tra su de­por­ta­ción des­de Mé­xi­co, Viz­gue­rra Ra­mí­rez de­ci­dió ha­cer­lo des­de su “san­tua­rio” en Es­ta­dos Uni­dos.

Su ca­so es si­mi­lar al de Gua­da­lu­pe Gar­cía, quien fue apre­sa­da y ex­pul­sa­da de EU la se­ma­na pa­sa­da

DA­VID ZALUBOWSKY/REUTERS

SETH WENIG/AP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.