MU­JE­RES Y EDUCACIÓN

Milenio - Todas - - Carta Editorial -

Des­de el si­glo XIX, la educación pa­ra las mu­je­res ha si­do el pa­sa­por­te pa­ra su desa­rro­llo y las opor­tu­ni­da­des pa­ra ac­ce­der a la vi­da pública. Los avan­ces his­tó­ri­cos han sig­ni­fi­ca­do la cons­truc­ción de una ma­sa crí­ti­ca que ju­gó un pa­pel sus­tan­ti­vo en la ob­ten­ción de los de­re­chos pa­ra las mu­je­res.

La es­cue­la pa­ra ni­ñas que im­pul­só en Yu­ca­tán, Ri­ta Ce­ti­na; la coedu­ca­ción sur­gi­da en el si­glo XIX y los es­tí­mu­los de los mo­vi­mien­tos so­cia­les han im­pul­sa­do el de­seo de mi­llo­nes de mu­je­res pa­ra co­no­cer, sa­ber, en­tre­nar­se en pro­fe­sio­nes no tra­di­cio­na­les y for­ta­le­cer sus im­pul­sos in­te­lec­tua­les.

A pe­sar de ello, to­da­vía los men­sa­jes es­te­reo­ti­pa­dos, las re­pre­sen­ta­cio­nes fe­me­ni­nas en los li­bros de tex­to y el con­tex­to ideo­ló­gi­co so­cial, im­pi­de en Mé­xi­co que mu­chas más mu­je­res in­gre­sen a in­ge­nie­rías, ca­rre­ras co­mo ma­te­má­ti­cas o as­tro­no­mía; im­pi­de que se lan­cen a gran­des pro­yec­tos tec­no­ló­gi­cos o em­pre­sas pa­ra el fu­tu­ro y la mo­der­ni­dad, pa­san­do por los te­mas a re­sol­ver, co­mo el me­dio am­bien­te, don­de ha­brá gran­des opor­tu­ni­da­des eco­nó­mi­cas.

Un exa­men de es­ta cir­cuns­tan­cia y lo im­por­tan­te de re­co­no­cer que la educación es cla­ve pa­ra la igual­dad sus­tan­ti­va es lo que ha­ce­mos en es­te nú­me­ro de To­das, pen­san­do que las ni­ñas, aho­ra ma­yo­ría nu­mé­ri­ca en la educación bá­si­ca, de­ben ser alen­ta­das pa­ra su desem­pe­ño en la cien­cia, la tec­no­lo­gía, la in­dus­tria y los ne­go­cios. El or­gu­llo de sa­ber e in­ves­ti­gar, ten­drá que ser alen­ta­do en to­das las fa­mi­lias, pe­ro tam­bién en el Sis­te­ma Edu­ca­ti­vo Na­cio­nal.

Sa­be­mos sin du­da, que las mu­je­res he­mos ex­pe­ri­men­ta­do cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos en la par­ti­ci­pa­ción en lo pú­bli­co, par­ti­cu­lar­men­te el mayor ac­ce­so a la educación téc­ni­co-pro­fe­sio­nal y pro­fe­sio­nal, y al mun­do de tra­ba­jo re­mu­ne­ra­do.

Pe­ro los pro­ble­mas si­guen sien­do las de­sigua­les con­di­cio­nes en las que nos in­ser­ta­mos, la dis­cri­mi­na­ción y vio­len­cia es­truc­tu­ral que afec­ta nues­tra per­ma­nen­cia y pleno desa­rro­llo en es­tos es­pa­cios. Hoy nos acer­ca­mos en es­te nú­me­ro a al­gu­nas de sus ex­pli­ca­cio­nes y sa­li­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.