PRO­GRA­MAS DE AC­TI­VI­DA­DES DIS­PO­NI­BLES PA­RA PER­SO­NAS CON DIS­CA­PA­CI­DAD

Milenio - Todas - - Reportaje - POR: REDACCIÓN

El Pro­gra­ma In­te­gral y Mul­ti­sec­to­rial, coor­di­na­do por la Se­cre­ta­ría del Tra­ba­jo y Pre­vi­sión So­cial, pa­ra los sec­to­res pú­bli­co, pri­va­do y so­cial es una po­lí­ti­ca pú­bli­ca pa­ra aba­tir la dis­cri­mi­na­ción y ge­ne­rar in­gre­so a es­ta po­bla­ción

En Mé­xi­co, más de sie­te mi­llo­nes de per­so­nas vi­ven al­gún ti­po de dis­ca­pa­ci­dad, apro­xi­ma­da­men­te 6% de to­da la po­bla­ción. Po­co más de 50% son mu­je­res.

Fren­te a ello, en la pre­sen­te ad­mi­nis­tra­ción se creó el Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra el Desa­rro­llo y la In­clu­sión de Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad, aten­dien­do los com­pro­mi­sos in­ter­na­cio­na­les; 90% de las en­ti­da­des de la Re­pú­bli­ca, en­tre 2014 y 2017, fir­ma­ron acuer­dos pa­ra crear Con­se­jos Es­ta­ta­les y Municipales se­me­jan­tes.

Se pu­so en mar­cha el Pro­gra­ma Na­cio­nal pa­ra el Desa­rro­llo y la In­clu­sión de las Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad, lo que dio lu­gar a que 60 de las 70 re­glas de ope­ra­ción de los Pro­gra­mas So­cia­les con­si­de­ran dar prio­ri­dad a quie­nes re­por­ta­ron te­ner mucha di­fi­cul­tad o no po­der ha­cer al­gu­na de las ac­ti­vi­da­des bá­si­cas de la vi­da.

Mé­xi­co re­por­tó re­cien­te­men­te en Ginebra que hu­bo avan­ces en el ac­ce­so a los ser­vi­cios de salud pa­ra las mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad, ya que en 2012 se cal­cu­la­ba que la ca­ren­cia de es­te ser­vi­cio era de 19%, pe­ro en 2017 dis­mi­nu­yó nue­ve pun­tos por­cen­tua­les.

An­te los re­za­gos la­bo­ra­les de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, se ins­ti­tu­yó el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Tra­ba­jo y Em­pleo pa­ra las Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad 2014-2018, pro­gra­ma es­pe­cial di­ri­gi­do a la in­clu­sión la­bo­ral de las per­so­nas con al­gún ti­po de dis­ca­pa­ci­dad, cen­tra­do en el lo­gro de una vi­da dig­na.

El Pro­gra­ma In­te­gral y Mul­ti­sec­to­rial, coor­di­na­do por la Se­cre­ta­ría del Tra­ba­jo y Pre­vi­sión So­cial, pa­ra los sec­to­res pú­bli­co, pri­va­do y so­cial es una po­lí­ti­ca pú­bli­ca pa­ra aba­tir la dis­cri­mi­na­ción y ge­ne­rar in­gre­so a es­ta po­bla­ción.

Con­si­de­ran­do que las mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad vi­ven una do­ble si­tua­ción de des­ven­ta­ja, ya que so­lo 28% son eco­nó­mi­ca­men­te ac­ti­vas en com­pa­ra­ción con 53% de sus pa­res va­ro­nes, se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (INE­GI), se hi­cie­ron cam­pa­ñas es­pe­cia­les y acuer­dos em­pre­sa­ria­les que tu­vie­ron éxi­to. Ha­ce po­co es­ta­ban ubi­ca­das en pues­tos de ba­ja ca­li­fi­ca­ción con des­pro­tec­ción sa­la­rial. Has­ta 2015, se­gún el INE­GI, 50% de los hom­bres con dis­ca­pa­ci­dad te­nían co­mo prin­ci­pal fuen­te de in­gre­sos su tra­ba­jo, a di­fe­ren­cia de 31% de las mu­je­res en la mis­ma con­di­ción. Ade­más, se ha tra­ba­ja­do pa­ra aba­tir el re­za­go edu­ca­ti­vo de las mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad; en 2014 era de 51% y en 2017 ba­jó a 46%.

Tam­bién se pu­so en ope­ra­ción la Ley Fe­de­ral pa­ra la In­clu­sión de las Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad y la úl­ti­ma re­for­ma a la Ley Fe­de­ral de Tra­ba­jo en 2012, en la cual se in­clu­yó el con­cep­to de tra­ba­jo digno y de­cen­te, y se prohí­be la dis­cri­mi­na­ción por dis­ca­pa­ci­dad pa­ra el ac­ce­so, desa­rro­llo y per­ma­nen­cia en un em­pleo.

Des­de 2013, el Ser­vi­cio Na­cio­nal del Em­pleo pro­mo­vió en to­do el país fe­rias de em­pleo pa­ra fa­vo­re­cer la con­tra­ta­ción de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, ade­más de adul­tos ma­yo­res. La es­tra­te­gia se lla­ma Abrien­do Es­pa­cios y se abrie­ron 20 cen­tros de eva­lua­ción y cer­ti­fi­ca­ción de ha­bi­li­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.