MU­JE­RES RU­RA­LES CON DIS­CA­PA­CI­DAD

Las mu­je­res del me­dio ru­ral, en su con­di­ción hu­ma­na, vi­ven una reali­dad his­tó­ri­ca de po­lí­ti­cas pú­bli­cas de aban­dono sis­te­má­ti­co, ade­más de pa­de­cer con­di­cio­nes li­mi­tan­tes.

Milenio - Todas - - Estados - LOUR­DES MUR­GUÍA FE­RREI­RA

En las zo­nas ru­ra­les de nues­tro país, se ob­ser­va que la po­bla­ción fe­me­ni­na pre­sen­ta ma­yor gra­do de vul­ne­ra­bi­li­dad, an­te una cul­tu­ra de aban­dono y de vio­len­cia. Su­ma­do a ello, las mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad en es­te sec­tor tie­nen ma­yo­res di­fi­cul­ta­des, co­mo el ac­ce­so a los ser­vi­cios de salud, edu­ca­ción, for­ma­ción, vi­vien­da y em­pleo, en­tre otros, y ra­ra vez par­ti­ci­pan en los pro­ce­sos de to­ma de de­ci­sio­nes. Las mu­je­res ru­ra­les con dis­ca­pa­ci­dad ex­pe­ri­men­tan una dis­cri­mi­na­ción por sus con­di­cio­nes de vul­ne­ra­bi­li­dad, lo que ha­ce que estén más ex­pues­tas a la vio­len­cia por mo­ti­vos de gé­ne­ro, los abu­sos se­xua­les, el aban­dono y la ex­plo­ta­ción, con­vir­tién­do­las en un gru­po con gra­ve riesgo de su­frir al­gún ti­po de mal­tra­to.

Ac­tual­men­te, los gru­pos po­lí­ti­cos, los or­ga­nis­mos de igual­dad y la so­cie­dad en ge­ne­ral son ca­da vez más cons­cien­tes de la exis­ten­cia de vio­len­cia con­tra las mu­je­res, por lo que se han crea­do más pro­gra­mas di­ri­gi­dos a in­for­mar, ase­so­rar y pro­te­ger a las que han su­fri­do cual­quier ti­po de agre­sión. Sin em­bar­go, la ma­yo­ría de los pro­gra­mas no han to­ma­do en cuen­ta las ne­ce­si­da­des que plantean las mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad, con­vir­tién­do­se en inac­ce­si­bles pa­ra ellas, so­bre to­do, en las zo­nas ru­ra­les.

Las prin­ci­pa­les di­fi­cul­ta­des que pre­sen­tan las mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad son: • Acep­ta­cion so­cial y fa­mi­liar, de­bi­do a la fal­ta de informacion e ima­gen ne­ga­ti­va que to­da­via hoy se per­ci­be de ellas. • Ar­qui­tec­to­ni­cas y del trans­por­te. • Cua­li­da­des de las pro­pias mu­je­res con dis­ca­pa­ci­dad, por el des­co-no­ci­mien­to de sus pro­pias ca­pa­ci­da­des y fal­ta de con­cien­cia pa­ra acep­tar­las de for­ma na­tu­ral, con­di­cio­na­dos por una au­to­es­ti­ma muy de­fi­cien­te y por im­por­tan­tes ca­ren­cias de for­ma­cion.

Las mu­je­res del me­dio ru­ral, en su con­di­ción hu­ma­na, vi­ven una reali­dad his­tó­ri­ca de po­lí­ti­cas pú­bli­cas de aban­dono sis­te­má­ti­co del cam­po, ade­más de pa­de­cer con­di­cio­nes li­mi­tan­tes en desa­rro­llo hu­mano, en de­mo­cra­cia, en ac­ce­so a la jus­ti­ca y las reivin­di­ca­cio­nes so­cia­les le­gí­ti­mas, co­mo ac­ce­so a tra­ba­jos dig­nos y de bue­na ca­li­dad.

De acuer­do con ci­fras pro­por­cio­na­das por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca re­pre­sen­tan de La los En­cues­ta 7.7 mi­llo­nes y 51.1% Geo­gra­fía Na­cio­nal del de per­so­nas to­tal (INE­GI, so­bre de es­ta con Dis­cri­mi­na­ción 2010), po­bla­ción, dis­ca­pa­ci­dad 2017), en­tre­vis­ta­das in­di­can derechos pa­ci­dad, per­so­nas las di­ce mu­je­res que mien­tras de es en­tre­vis­ta­das que de­cir, las en se en pa­ra 58% mu­je­res res­pe­tan Mé­xi­co Mé­xi­co. con más que di­cha de dis­ca­pa­ci­dad las de 65% con in­di­ca­ron (ENADIS en­cues­ta per­so­nas po­co la mi­tad de dis­ca- los las que de in­di­ca ge­ne­ral com­par­tir Asi­mis­mo, las se mu­je­res que res­pe­tan no ca­sa 15% es­tá in­dí­ge­nas. es­ta ha­bi­ta­ción de po­co de la en­cues­ta po­bla­ción acuer­do los derechos en ren- con nos en ta dad, con ma­tri­mo­nio con que y 14% per­so­nas su no hi­jo con es­ta­ría una o con hija per­so­na de dis­ca­pa­ci- con­trai­ga acuer­do con dis­ca­pa­ci­dad. gran­des Son po­cos los re­tos. los Se avan­ces re­quie­ren y muy po­pro­ble­má­ti­ca de las mu­je­res ru­ra­les lí­ti­cas con al­gu­na pú­bli­cas dis­ca­pa­ci­dad, que atien­dan que les la per­mi­ti­rán te­ner un desa­rro­llo en igual­dad de con­di­cio­nes y ob­te­ner una La me­jor mu­jer ca­li­dad ru­ral con de vi­da. dis­ca­pa­ci­dad pre­sen­ta una ma­yor vul­ne­ra­bi­li­dad por su tri­ple con­di­cion, y en es­te sen­ti­do el Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra el De­sa

- rro­llo y la In­clu­sión de las Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad, en su Pro­gra­ma Na­cio­nal 2014-2018, plan­teó es­tra­te­gias ten­dien­tes a pro­mo­ver el ejer­ci­cio, en con­di­cio­nes de igual­dad, de sus derechos hu­ma­nos.

Las mu­je­res ru­ra­les con dis­ca­pa­ci­dad ex­pe­ri­men­tan una dis­cri­mi­na­ción por sus con­di­cio­nes de vul­ne­ra­bi­li­dad, con­vir­tién­do­las en un gru­po con gra­ve riesgo de su­frir al­gún ti­po de mal­tra­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.