HA­CIA LA GA­NAN­CIA DEL EN­VE­JE­CI­MIEN­TO

Ya con­quis­ta­mos la lon­ge­vi­dad, ¿pa­ra qué la que­re­mos?

Milenio - Todas - - Ents-unam - GRACIELA CA­SAS TO­RRES Graciela Ca­sas To­rres,

En el pri­mer ter­cio del si­glo pa­sa­do, la es­pe­ran­za de vi­da de los me­xi­ca­nos al na­cer era de 34 años; es de­cir, que una per­so­na que na­ció en 1930 po­día es­pe­rar vi­vir en pro­me­dio 33 años si era hom­bre, y 35 años si era mu­jer. En 1950, la es­pe­ran­za de vi­da au­men­tó a 47 años; pa­ra 1970 fue de 71 años y, ac­tual­men­te, las mu­je­res que na­cie­ron des­pués de 2016 pue­den es­pe­rar vi­vir en pro­me­dio 78 años y los hom­bres 73. ¡Es in­creí­ble!, y gra­cias, en­tre otras co­sas, al avan­ce de la aten­ción en sa­lud pú­bli­ca y de la tec­no­lo­gía.

En 2018, más de 13 mi­llo­nes de per­so­nas ma­yo­res vi­ven en nues­tro país; se es­pe­ra que en 2050 lle­guen a ser 32.4 mi­llo­nes (21.5% de la po­bla­ción to­tal), de acuer­do con ci­fras del INEGI (2017). Es­te fe­nó­meno no es ex­clu­si­vo de Mé­xi­co, se es­tá dan­do en to­do el mun­do co­mo al­go iné­di­to. ¡Nun­ca en la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad han exis­ti­do tan­tas per­so­nas ma­yo­res! Es­ta si­tua­ción nos en­fren­ta a nue­vos re­tos y cam­bio de pa­ra­dig­mas.

Sa­be­mos que en nues­tro país exis­ten “di­fe­ren­tes ve­je­ces”; es de­cir, per­so­nas en­ve­je­ci­das con his­to­rias de vi­da y cir­cuns­tan­cias so­cia­les y eco­nó­mi­cas tan dis­tin­tas, que no po­de­mos de­cir que es­te gru­po de po­bla­ción sea ho­mo­gé­neo. Re­co­no­ce­mos un al­to gra­do de vul­ne­ra­bi­li­dad y mar­gi­na­li­dad de es­te sec­tor, 41.1% es­tá en si­tua­ción de po­bre­za de acuer­do con el Co­ne­val (2017), pe­ro tam­bién re­co­no­ce­mos que un gran nú­me­ro de per­so­nas ma­yo­res, es­pe­cial­men­te en­tre los 60 y 75 años, es­tán de­seo­sas de se­guir par­ti­ci­pan­do en la so­cie­dad y de con­tri­buir des­de su ex­pe­rien­cia y su tiem­po.

Es­ta­mos fren­te a un real bono de­mo­grá­fi­co, an­te el cual las ins­ti­tu­cio­nes y la so­cie­dad no sa­ben qué ha­cer, y que a di­fe­ren­cia de los jóvenes (que tam­bién son un bono de­mo­grá­fi­co) ya es­tán ca­pa­ci­ta­dos y tie­nen re­suel­tos al­gu­nos gas­tos bá­si­cos, co­mo el de la vi­vien­da.

Nos en­con­tra­mos an­te un nue­vo pa­ra­dig­ma, en el que te­ne­mos que crear un nue­vo rol pa­ra las per­so­nas ma­yo­res. De­be­mos en­ten­der el rol co­mo el con­jun­to de fun­cio­nes, nor­mas, com­por­ta­mien­tos y de­re­chos de­fi­ni­dos so­cial y cul­tu­ral­men­te, que se es­pe­ra que una per­so­na (ac­tor so­cial) cum­pla o ejer­za de acuer­do con su es­ta­tus so­cial ad­qui­ri­do o atri­bui­do.

En la vi­da co­ti­dia­na, el rol so­cial se iden­ti­fi­ca co­mo el pa­pel que las per­so­nas lle­van a ca­bo día a día en la vi­da so­cial, y pue­de en­ten­der­se co­mo el com­por­ta­mien­to que se es­pe­ra de las per­so­nas acor­de a su po­si­ción so­cial, ins­ti­tu­cio­nal, co­mu­ni­ta­ria, gru­pal, fa­mi­liar, etc. El rol tie­ne la fun­ción de se­pa­rar lo que so­mos (iden­ti­dad) de lo que re­pre­sen­ta­mos (rol). Y si el in­di­vi­duo no desem­pe­ña su rol de la for­ma es­pe­ra­da, corre el ries­go de ex­po­ner­se a san­cio­nes.

Es así que la so­cie­dad ac­tual no ha asig­na­do un rol pa­ra las per­so­nas ma­yo­res, co­mo no sea el cui­da­do y el rol de abue­los, es­pe­cial­men­te pa­ra las mu­je­res. Ade­más, han si­do es­tig­ma­ti­za­dos por no cum­plir con los “va­lo­res más im­por­tan­tes” de la mo­der­ni­dad, co­mo la pro­duc­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca aso­cia­da a la juventud.

De ahí la pre­gun­ta que en­ca­be­za es­te ar­tícu­lo. Pro­po­ne­mos que la lon­ge­vi­dad le dé opor­tu­ni­dad a las per­so­nas ma­yo­res de for­mar un colectivo con una iden­ti­dad nue­va; que no se si­ga vien­do a la ve­jez co­mo una eta­pa de la vi­da con pér­di­das, sino que aho­ra po­da­mos apos­tar a te­ner y cons­truir la ga­nan­cia del en­ve­je­ci­mien­to, que pue­de dar­se des­de la con­cien­cia in­di­vi­dual del au­to­rre­co­no­ci­mien­to que acom­pa­ña la ma­du­rez de los años vi­vi­dos, has­ta la par­ti­ci­pa­ción so­cial com­pro­me­ti­da con las me­jo­res cau­sas so­cia­les, in­clui­do el apo­yo a las otras ve­je­ces.

La ga­nan­cia del en­ve­je­ci­mien­to de­be es­tar orien­ta­da a pro­mo­ver un rol que com­pen­se pa­ra sí y pa­ra los de­más, go­zar, acom­pa­ñar y par­ti­ci­par en el con­tex­to de los di­ver­sos gru­pos de per­so­nas ma­yo­res.

La ga­nan­cia del en­ve­je­ci­mien­to de­be es­tar orien­ta­da a pro­mo­ver un rol que com­pen­se pa­ra sí y pa­ra los de­más, go­zar, acom­pa­ñar y par­ti­ci­par en el con­tex­to de los di­ver­sos gru­pos de per­so­nas ma­yo­res

BIBLIOGRAFÍA: • Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía. (2017) “ES­TA­DÍS­TI­CAS A PRO­PÓ­SI­TO DEL DÍA MUN­DIAL DE LA PO­BLA­CIÓN” (11 DE JU­LIO) DA­TOS NA­CIO­NA­LES. http://www.inegi.org.mx/sa­la­de­pren­sa/ apro­po­si­to/2017/po­bla­cion2017_Nal. pdf. Con­sul­ta­do 24 de sep­tiem­bre 2018 • Con­se­jo Na­cio­nal de Eva­lua­ción de la Po­lí­ti­ca de Desa­rro­llo So­cial (2017). Día

de la po­bla­ción adul­ta ma­yor. https:// www. co­ne­val. org. mx/ Sa­laP­ren­sa/ Pa­gi­nas/Fe­cha­s_Re­le­van­tes/Dia-de-la­po­bla­cion-Adul­ta-ma­yor.aspx Con­sul­ta­do 24 de sep­tiem­bre 2018 • Bor­dig­non, N. (2005). El desa­rro­llo psi­co­so­cial de Eric Erik­son. El dia­gra­ma epi­ge­né­ti­co del adul­to. La­sa­llis­ta de In

ves­ti­ga­ción, 2 (2), pp. 50-63 • Gar­cía, R; J.C. (2003). La ve­jez. El gri­to de los ol­vi­da­dos. Mé­xi­co: Pla­za y Val­dés. • INEGI (2016) Es­pe­ran­za de vi­da al na­cer. Dis­po­ni­ble en http://cuen­ta­me.inegi.org.mx/po­bla­cion/es­pe­ran­za.aspx?te­ma=P Con­sul­ta­do el 26 de no­viem­bre de 2016 • INEGI (2017) Ban­co de in­di­ca­do­res. Dis­po­ni­ble en http://www.be­ta.inegi.org. mx/app/areas­geo­gra­fi­cas/ Con­sul­ta­do el 24 de agos­to de 2017. • Neu­gar­ten, B. (1979). Los vie­jos - jóvenes y la so­cie­dad don­de la edad es irre­le­van­te. En Los sig­ni­fi­ca­dos de la edad (1999). Es­pa­ña: Her­der. • Pá­ra­mo, P (2008). La cons­truc­ción psi­co­so­cial de la iden­ti­dad y del self.

Re­vis­ta La­ti­noa­me­ri­ca­na de Psi­co­lo­gía, vol. 40, núm. 3, pp. 539-550. Fun­da­ción Uni­ver­si­ta­ria Kon­rad Lo­renz. Bo­go­tá, Co­lom­bia. • Pi­ña, M. Tra­ba­jo So­cial Ge­ron­to­ló­gi­co: In­ves­ti­gan­do y cons­tru­yen­do es­pa­cios de in­te­gra­ción so­cial pa­ra las per­so­nas ma­yo­res. Rum­bo TS, 1, pp 13-30.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.