CAR­TA EDI­TO­RIAL

Milenio - Todas - - Carta Editorial -

En el si­glo XXI han va­ria­do pro­fun­da­men­te la idea y los pre­jui­cios so­bre la ve­jez, so­bre to­do en las zo­nas ur­ba­nas. Aun­que las mu­je­res, por su do­ble des­gas­te, lle­gan con más en­fer­me­da­des de­ge­ne­ra­ti­vas que los hom­bres, las cua­les li­mi­tan su vi­da, en mu­chos ca­sos, con­tra­dic­to­ria­men­te, vi­ven más que ellos y es­tán po­nien­do el ejem­plo de có­mo en­ten­der su pa­pel en es­ta eta­pa de la vi­da. Son aban­de­ra­das de ini­cia­ti­vas y pro­pues­tas.

Por ello, en el INMUJERES abri­mos en es­te nú­me­ro de To­das la re­fle­xión y va­rias pro­pues­tas, in­for­ma­cio­nes y vi­sio­nes pa­ra que se va­lo­ren las ga­nan­cias del en­ve­je­ci­mien­to. Hom­bres y mu­je­res ma­yo­res se­rán los pro­ta­go­nis­tas en el si­glo XXI; la fron­te­ra de los 65 años pa­re­ce no ser fa­tal, sino una aper­tu­ra de ex­pec­ta­ti­vas inima­gi­na­bles. Per­so­nas que con nue­vas vi­sio­nes y po­lí­ti­cas ins­ti­tu­cio­na­les, vuel­ven a apren­der, desa­rro­llan ca­pa­ci­da­des, des­cu­bren sus ta­len­tos y se sien­ten úti­les en una so­cie­dad y en am­bien­tes que pa­re­cían re­cha­zar­los.

En es­ta edi­ción, tam­bién se apor­tan ideas so­bre có­mo ge­ne­rar la trans­for­ma­ción de los pa­ra­dig­mas fren­te a la ve­jez, con­si­de­ran­do que ca­da día, en Mé­xi­co, se­rán en nú­me­ro y ca­li­dad mu­chas más las per­so­nas ma­yo­res, aho­ra 12 mi­llo­nes. La crea­ción de un pro­gra­ma na­cio­nal, de ins­tan­cias de aten­ción y con­vi­ven­cia, son al­gu­nas de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas en desa­rro­llo; fal­ta más por­que si­gue cam­bian­do la pi­rá­mi­de po­bla­cio­nal.

En el INMUJERES nos pre­gun­ta­mos con qué ca­pi­tal lle­gan las mu­je­res aho­ra a sus 65 o 70 años; có­mo re­ver­tir las de­sigual­da­des que las acom­pa­ña­ron en su vi­da es­tu­dian­til, en la fa­mi­liar y en la pro­fe­sio­nal; qué pue­den apor­tar es­tas mu­je­res a una ve­jez ac­ti­va, con aten­ción in­te­gral que se des­pren­da de pre­jui­cios y ha­ga po­si­ble re­cu­pe­rar aque­llo que pa­re­cía per­di­do: es­tu­diar, es­cri­bir, enamo­rar­se, via­jar, des­pren­der­se de su fa­mi­lia. La ve­jez ac­ti­va pue­de, co­mo aquí proponen al­gu­nos tex­tos, ofre­cer un fu­tu­ro pro­mi­so­rio.

Muy im­por­tan­te es la sa­lud. Es el ma­yor re­to ins­ti­tu­cio­nal. Al re­vi­sar qué su­ce­de hoy con es­te seg­men­to de la po­bla­ción, es cla­ro que em­po­de­rar a las y los adul­tos ma­yo­res, pro­mo­ver su par­ti­ci­pa­ción ac­ti­va den­tro de sus co­mu­ni­da­des, ofre­cer­les la po­si­bi­li­dad de crear mi­cro­em­pre­sas, ser li­bres, via­jar y, so­bre to­do, pro­mo­ver el en­ve­je­ci­mien­to sa­lu­da­ble, son ta­reas pa­ra los pró­xi­mos tiem­pos. Es­ta apor­ta­ción re­fle­xi­va, des­de To­das, abre ca­mi­nos y mues­tra al­gu­nas ex­pe­rien­cias va­lio­sas pa­ra el fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.