Lo me­jor de Cruz Azul es­tá por ve­nir

Milenio - - Laaficion - Mi­ne­lli Atay­de/Ciu­dad de Mé­xi­co PA­CO JÉ­MEZ LA LA

AC­ruz Azul le lle­gó su ter­cer triun­fo en el tor­neo. Un res­pi­ro en me­dio de tan­ta crí­ti­ca por los seis em­pa­tes que su­ma­ba. Ade­más, tam­bién fue un pac­to de tran­qui­li­dad pa­ra Pa­co Jé­mez, a quien ya se le veía bas­tan­te es­tre­sa­do.

Res­pec­to a es­te triun­fo, Jé­mez des­ta­có que lo me­jor de su equi­po es­tá por ve­nir. Ape­nas se ha ju­ga­do me­dio tor­neo y los ce­men­te­ros pue­den dar una ver­sión su­pe­rior.

“Las co­sas se pue­den ha­cer bien las co­sas, Cruz Azul es­tá en un gran mo­men­to so­bre to­do en el en­ten­di­mien­to de jue­go. No siem­pre lo que se plas­ma en el te­rreno de jue­go se ve en los re­sul­ta­dos. En es­te mo­men­to es­toy muy con­ten­to, pe­ro in­sis­to en que te­ne­mos mar­gen pa­ra me­jo­rar”.

So­bre al­gu­nos con­flic­tos que hu­bo con la ban­ca de San­tos, men­cio­nó que “es nor­mal que es­to se en­cien­da. Yo so­lo me acer­qué, y lo pue­de co­rro­bo­rar Ga­lin­do por­que es­ta­ba cer­ca, pa­ra cal­mar un po­co el áni­mo de sus ju­ga­do­res, por­que pen­sé que era una si­tua­ción en la que po­día ha­ber más ex­pul­sa­do to­da­vía. Ha­blé con el Che­po y se lo ex­pli­qué”.

Agre­gó que, “en nin­gún ca­so me acer­qué pa­ra ca­len­tar más los áni­mos. En nin­gún ca­so yo le fal­ta­ría el res­pe­to al téc­ni­co o a los ju­ga­do­res del equi­po con­tra­rio yen­do a su zo­na, yo no soy así. Pe­ro en­tien­do que en­tre to­do es­to, al­guno pu­die­ra pen­sar­lo”.

JÉ­MEZ NO DEPRECIA LA CO­PA, PE­RO…

El pró­xi­mo mar­tes, la Má­qui­na en­fren­ta­rá al Amé­ri­ca en los oc­ta­vos de fi­nal de la Co­pa Mx. Un due­lo muy co­no­ci­do, de mu­cho ro­ce, de ri­va­li­dad en­tre afi­cio­nes y de vie­jos dolores, so­bre to­do pa­ra los de azul. Aun­que Pa­co Jé­mez que­ría sa­bo­rear el triun­fo an­te San­tos, y ya ma­ña­na pen­sar en las Águi­las, se le in­sis­tió en el te­ma, y ac­ce­dió a con­tes­tar.

“Pa­ra no­so­tros, sea la com­pe­ten­cia que sea, siem­pre va­mos a dar el má­xi­mo, por­que es nues­tra obli­ga­ción. En­ten­de­mos que es­te par­ti­do tie­ne otra con­no­ta­ción pa­ra nues­tra afi­ción, pa­ra la su­ya,

En una tie­rra de bo­xea­do­res, de una le­yen­da vi­vien­te co­mo el in­com­pa­ra­ble Ju­lio Cé­sar Chá­vez o de ese por­ten­to­so Sal­va­dor Sán­chez tan pre­ma­tu­ra­men­te des­apa­re­ci­do, en­tre otros pe­lea­do­res me­xi­ca­nos de pri­me­rí­si­mo ni­vel que han des­ta­ca­do a ni­vel mun­dial, la fi­gu­ra del Ca­ne­lo Ál­va­rez no ter­mi­na de re­sul­tar­nos del to­do ca­te­gó­ri­ca a los afi­cio­na­dos.

Al­go es­tá ocu­rrien­do en el mun­do del pu­gi­lis­mo na­cio­nal que, de pron­to, los dos per­so­na­jes más vi­si­bles en el es­ce­na­rio —el men­ta­do Saúl Ál­va­rez y Ju­lio Cé­sar jú­nior— es­tán, am­bos, ba­jo sos­pe­cha de ha­ber cons­trui­do sus ca­rre­ras al am­pa­ro de unos ma­ne­ja­do­res que les hu­bie­ran agen­cia­do pe­leas a mo­do, al­go así co­mo esos em­pre­sa­rios que les ase­gu­ran to­ros sin cor­na­men­tas afi­la­das y sin ma­yo­res bra­vu­ras a sus pu­pi­los los ma­ta­do­res, pa­ra que pu­die­ran acu­mu­lar vic­to­ria tras vic­to­ria con la re­la­ti­va co­mo­di­dad de no ju­gar­se el to­do por el to­do an­te un ri­val de ver­da­de­ros ta­ma­ños.

En fin, a lo me­jor es un signo de los tiem­pos. Jus­ta­men­te, Floyd May­weat­her hu­bie­ra tal vez po­di­do re­ti­rar­se con más glo­ria —aun­que pro­ba­ble­men­te sin ese pal­ma­rés tan apa­bu­llan­te de 50 pe­leas ga­na­das— si se hu­bie­ra en­fren­ta­do ca­bal­men­te a un bo­xea­dor en to­da la lí­nea en vez de es­ce­ni­fi­car lo que, pa­ra al­gu­nos crí­ti­cos, fue una au­tén­ti­ca mas­ca­ra­da. ¿Qué hay de­trás de es­to? Pues, muy sen­ci­llo: la ca­ja re­gis­tra­do­ra, se­ño­ras y se­ño­res.

Pe­ro, en­ton­ces, ¿no es­ta­mos vien­do com­ba­tes reales en­tre ad­ver­sa­rios del mis­mo ca­li­bre? Es di­fí­cil ha­cer una afir­ma­ción en es­te sen­ti­do lue­go de apre­ciar la gran­de­za, ahí sí, de un Manny Pac­quiao, más allá de las po­lé­mi­cas que sus­ci­ta­ron sus pri­me­ros en­cuen­tros con­tra Juan Ma­nuel Már­quez (otro gran­de: mis res­pe­tos, se­ñor).

Lo que sí po­de­mos de­cir es que el bo­xeo no es la ac­ti­vi­dad más trans­pa­ren­te del mun­do, ni mu­cho me­nos: a me­dio ca­mino en­tre el es­pec­tácu­lo y la ha­za­ña de­por­ti­va, lo que hay de­trás es to­da una in­dus­tria de en­tre­te­ni­mien­to ava­la­da por “aso­cia­cio­nes”, “con­se­jos” y otros en­tes que no só­lo ma­ne­jan dis­cre­cio­nal­men­te a sus pe­lea­do­res sino que re­par­ten tí­tu­los cer­ti­fi­ca­dos por ellos mis­mos. Las de­ci­sio­nes de los se­ño­res jueces en in­con­ta­bles pe­leas re­sul­tan tan ex­tra­ñí­si­mas que en ver­dad no sa­be­mos si es­to, lo de que dos hom­bres se suban al ring pa­ra des­ple­gar sus ha­bi­li­da­des en de­por­te de du­rí­si­mas exi­gen­cias fí­si­cas, es una ver­da­de­ra com­pe­ten­cia u otra mues­tra más de la in­jus­ti­cia del mun­do.

La pe­lea Ca­ne­lo-Golovkin es, de cual­quier ma­ne­ra, co­sa se­ria. Ahí ha­bre­mos vis­to, aho­ra sí, de qué cue­ros es­tán he­chas las co­rreas. pe­ro no lo va­mos a en­ca­rar de dis­tin­ta ma­ne­ra. La pro­fe­sio­na­li­dad pa­ra es­te par­ti­do tie­ne que ser la mis­ma que cuan­do va­ya­mos a Que­ré­ta­ro, lo úni­co que te­ne­mos que va­lo­rar es cuán­to te­ne­mos pa­ra com­pe­tir el mar­tes y cuán­to te­ne­mos pa­ra com­pe­tir el sá­ba­do”.

Y es que, el es­tra­te­ga fue muy cla­ro res­pec­to a lo com­ple­jo que se­rá es­ta se­ma­na, por­que no quie­re des­gas­tar a sus ju­ga­do­res. El es­pa­ñol an­he­la se­guir con buen pa­so en la Li­ga Mx, y de ahí que no sea tan sen­ci­llo man­dar a sus me­jo­res hom­bres a la Co­pa Mx.

“En el mo­men­to en el que es­ta­mos, no­so­tros no va­mos a des­pre­ciar la Co­pa, en nin­gún ca­so, pe­ro es­tá cla­ro que nues­tro gran ob­je­ti­vo si­gue sien­do la Li­ga. Va­lo­ra­re­mos to­dos los as­pec­tos pa­ra sa­car el me­jor on­ce en es­te si­guien­te par­ti­do”.

En­tre­na­dor de Cruz Azul

Fes­te­jo de los ju­ga­do­res de Cruz Azul por el gol de Gi­mé­nez

Pa­co Jé­mez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.