Trans­por­tis­tas: es­te año van 3,200 au­to­bu­ses se­cues­tra­dos

Exi­gen con­ver­tir en de­li­to fe­de­ral el ro­bo a ca­mio­nes, que ha te­ni­do un au­men­to de 53% LOS MÁS

Milenio - - MP - Pi­lar Juá­rez/Gua­da­la­ja­ra Ru­bén Mos­so/Mé­xi­co

Por la in­se­gu­ri­dad se de­bió de­jar de cir­cu­lar en al­gu­nos ho­ra­rios, di­je­ron los em­pre­sa­rios

En lo que va de es­te año, 3 mil 200 au­to­bu­ses de pa­sa­je­ros han si­do se­cues­tra­dos, mien­tras que el ro­bo al trans­por­te de car­ga au­men­tó 53 por cien­to du­ran­te el ter­cer tri­mes­tre de 2017 en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­rio­do de 2016, re­ve­la­ron líderes trans­por­tis­tas.

En el mar­co de la Ex­po Trans­por­te, las agru­pa­cio­nes con­si­de­ra­ron que la de­lin­cuen­cia al­can­zó ni­ve­les in­sos­te­ni­bles”, por lo que ur­gie­ron al go­bierno y al Po­der Le­gis­la­ti­vo a ti­pi­fi­car el ro­bo al au­to­trans­por­te co­mo de­li­to fe­de­ral.

En con­fe­ren­cia, pre­si­den­tes de las aso­cia­cio­nes más re­pre­sen­ta­ti­vas del trans­por­te de car­ga y pa­sa­je, así co­mo de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Pro­duc­to­res de Au­to­bu­ses, Ca­mio­nes y Trac­to­ca­mio­nes (An­pact) so­li­ci­ta­ron ma­yor coor­di­na­ción en­tre es­ta­dos y mu­ni­ci­pios pa­ra in­cre­men­tar la se­gu­ri­dad.

Se­gún un re­por­te de la con­sul­to­ra Sen­siGuard, du­ran­te el ter­cer tri­mes­tre de 2017 se re­por­ta­ron mil 88 in­ci­den­tes de ro­bo a trans­por­te de car­ga, lo que im­pli­ca un in­cre­men­to de 53 por cien­to, en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­río­do de 2016. Es­ta ci­fra tam­bién re­pre­sen­ta un au­men­to de 28 por cien­to con re­la­ción al tri­mes­tre an­te­rior.

Del to­tal de los ca­sos de ro­bo a trans­por­te de car­ga en Mé­xi­co, 94 por cien­to se con­cen­tran en las re­gio­nes Cen­tro (60 por cien­to), Oes­te (21 por cien­to ) y Su­r­es­te (13 por cien­to).

Jaime Delgado, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Au­to­trans­por­te de Pa­sa­je y Tu­ris­mo (Ca­na­pat), des­ta­có que en lo que va de 2017 se ha re­por­ta­do el secuestro de 3 mil 200 au­to­bu­ses y la que­ma de 26 uni­da­des, eso sin con­tar las ba­rre­ras que se po­nen en ca­rre­te­ras y el secuestro de con­duc­to­res.

La lis­ta de en­ti­da­des más afec­ta­das la en­ca­be­zan Mi­choa­cán, Oa­xa­ca, Gue­rre­ro, Chia­pas y Es­ta­do de Mé­xi­co, en­ti­dad don­de, se­gún Delgado, de la Es­cue­la Nor­mal de Te­ne­ría “de pron­to” se­cues­tran en­tre 70 y 80 au­to­bu­ses con to­do y con­duc­tor: “Los van­da­li­zan, si El pre­si­den­te de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción (SCJN), Luis Ma­ría Aguilar, des­ta­có que el Al­to Tri­bu­nal go­za de in­de­pen­den­cia ju­di­cial, si­tua­ción que le ha per­mi­ti­do re­gu­lar las re­la­cio­nes en­tre au­to­ri­da­des, con­te­ner el abu­so del po­der y sen­tar los cri­te­rios pa­ra pro­te­ger los de­re­chos hu­ma­nos.

Al re­ci­bir por vez pri­me­ra en el má­xi­mo tri­bu­nal a un juez de la Cor­te Su­pre­ma de EU, Stephen Bre­yer, el mi­nis­tro pre­si­den­te se­ña­ló que la SCJN, co­mo en otras na­cio­nes de­mo­crá­ti­cas, le ha si­do con­fia­do una po­tes­tad cru­cial pa­ra el desa­rro­llo y el por­ve­nir del país. bien nos va nos los re­gre­san, si no se ro­ban otros”. Ex­pli­có que los da­ños se mi­den des­de el mo­men­to en que se de­ja de pres­tar el ser­vi­cio, pe­ro la afec­ta­ción a los usua­rios no se pue­de va­lo­rar.“Un au­to­bús pa­ra­do es un ne­go­cio ce­rra­do”, au­na­do al da­ño eco­nó­mi­co del va­lor de las uni­da­des que se pier­den, las cua­les tie­nen un pre­cio de en­tre 5 y 6 mi­llo­nes de pe­sos.

Delgado se­ña­ló que a pe­sar de que es­tos ca­sos se de­nun­cian, co­mo no se tra­ta un de­li­to fe­de­ral, “no pa­sa na­da”, por lo que sub­ra­yó que se Por su par­te, Stephen Bre­yer, quien vi­si­tó la Cor­te pa­ra pre­sen­tar su li­bro Có­mo ha­cer fun­cio­nar nues­tra de­mo­cra­cia. El pun­to de vis­ta de un juez, men­cio­nó que las di­fe­ren­cias im­por­tan­tes en es­te mun­do no son de ra­za, re­li­gión, na­cio­na­li­dad o geo­gra­fía. “Las di­fe­ren­cias im­por­tan­tes son aque­llas que exis­ten en­tre aque­llos que creen en el es­ta­do de de­re­cho pa­ra re­sol­ver las di­fe­ren­cias en­tre las per­so­nas y aque­llos que no creen en él. El es­ta­do de de­re­cho es lo con­tra­rio a la ar­bi­tra­rie­dad, a la fal­ta de ra­zón, a la irra­cio­na­li­dad, a la ti­ra­nía y al des­po­tis­mo”, ex­pre­só. de­be apo­yar la ini­cia­ti­va de que el ro­bo al au­to­trans­por­te se ti­pi­fi­que de ma­ne­ra fe­de­ral, de mo­do que las de­nun­cias sean efec­ti­vas.

El re­pre­sen­tan­te de Ca­na­pat, cu­yo gre­mio aca­pa­ra a cer­ca de 97 por cien­to del trans­por­te de pa­sa­je en el país, tam­bién aler­tó del ape­drea­mien­to a ven­ta­ni­llas y pa­ra­bri­sas de au­to­bu­ses, ya que en es­tos me­ses de 2017 cer­ca de 3 mil uni­da­des su­frie­ron da­ños de es­te ti­po, oca­sio­nan­do ac­ci­den­tes, prin­ci­pal­men­te en la zo­na cen­tro e, in­clu­so, fa­lle­ci­mien­tos.

En su in­ter­ven­ción, Alex Theis­sen, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Trans­por­te Pri­va­do, se­ña­ló que el ro­bo al trans­por­te de car­ga afec­ta en tres as­pec­tos: “No pue­des ven­der, no se re­cu­pe­ra la car­ga y se com­pi­te con la mer­can­cía ro­ba­da que es­tá por de­ba­jo del cos­to real”.

Se­ña­ló que sus aso­cia­dos han de­ja­do de cir­cu­lar en de­ter­mi­na­dos ho­ra­rios, me­di­da que re­per­cu­te en el cos­to lo­gís­ti­co pa­ra las em­pre­sas. En­tre las en­ti­da­des con ma­yor in­ci­den­cia es­tán Ciu­dad de Mé­xi­co y Es­ta­do de Mé­xi­co.

Mien­tras que Ro­ge­lio Montemayor, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Na­cio­nal del Au­to­trans­por­te de Car­ga (Ca­na­car), con­si­de­ró preo­cu­pan­te el ni­vel de vio­len­cia ha­cia Las pó­li­zas de se­gu­ros se han ele­va­do has­ta en 200 mil pe­sos, lo que las ha­ce im­pa­ga­bles Elías Dip, pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Trans­por­tis­tas Me­xi­ca­nos (Co­na­tram), co­men­tó que el go­bierno no ha da­do los re­sul­ta­dos en se­gu­ri­dad: “Se ro­ban un ca­mión a las 6 de la tar­de y por la ma­ña­na ya es­tá en par­tes; la au­to­ri­dad ya sa­be dón­de es­tán la ma­fia, los de­lin­cuen­tes y quié­nes son los que ven­den las par­tes”.

Di­jo que al día se ro­ban en­tre seis y 12 ca­mio­nes, lo que ha pro­vo­ca­do que los cos­tos de las pó­li­zas de se­gu­ros se ele­ven a 200 mil pe­sos en pro­me­dio, ci­fra im­pa­ga­ble.

El lí­der agre­gó que es­te pro­ble­ma es­tá des­tru­yen­do al sec­tor, por lo que lla­mó al se­cre­ta­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes, Ge­rar­do Ruiz, a po­ner­se la ca­mi­se­ta y que an­tes de que ter­mi­ne no­viem­bre se reúnan con el Con­gre­so.

Re­fu­gio Mu­ñoz, vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Ca­na­car, se­ña­ló que la ini­cia­ti­va de que el ro­bo a trans­por­te se con­vier­ta en un de­li­to fe­de­ral fue pre­sen­ta­da por la Co­mi­sión de Trans­por­te an­te la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

Ex­pli­có que los de­lin­cuen­tes se ro­ban un ca­mión en una en­ti­dad, pe­ro la mer­can­cía la al­ma­ce­nan y dis­tri­bu­yen en otra, de tal ma­ne­ra que al con­ver­tir­se en ám­bi­to de va­rias au­to­ri­da­des ha­ce ca­si im­po­si­ble que se coor­di­nen. m

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.