Des­cu­bren en Jerusalén un cen­tro de de­ca­pi­ta­ción

Milenio - - Tendencias - TIE­NE AN­TI­GÜE­DAD DE 2 MIL AÑOS EFE/Jerusalén

Más de 20 vér­te­bras del cue­llo “cor­ta­das por un es­pa­da” son unas de la se­ña­les que ha lle­va­do a des­cu­brir en Jerusalén un cen­tro de de­ca­pi­ta­ción ma­si­vo de 2 mil años de an­ti­güe­dad, per­te­ne­cien­te al rei­na­do del su­mo sa­cer­do­te ju­dío as­mo­neo Alejandro Jan­neo.

Se tra­ta, se­gún ar­queó­lo­gos au­to­res del des­cu­bri­mien­to, de un tes­ti­mo­nio del san­grien­to rei­na­do de Jan­neo (125-76 a. C.), efec­tua­do en un pa­tio de la al­cal­día, in­for­mó el dia­rio Ti­mes of Is­rael. “He­mos des­cu­bier­to en la can­te­ra más de 20 vér­te­bras del cue­llo cor­ta­das por una es­pa­da”, des­cri­bió el pro­fe­sor Yo­si Na­gar, ar­queó­lo­go de la Au­to­ri­dad de An­ti­güe­da­des de Is­rael (AAI). “De­sen­te­rra­mos cuer­pos y res­tos de ni­ños y adul­tos, mu­je­res y hom­bres, que fue­ron pro­ba­ble­men­te víc­ti­mas de una bru­tal ma­tan­za”, abun­dó. El mo­nar­ca y su­mo sa­cer­do­te del Se­gun­do Tem­plo, Alejandro Jan­neo, si­guien­do la po­lí­ti­ca de su pa­dre, Juan Hir­cano, con­quis­tó y con­vir­tió al ju­daís­mo los te­rri­to­rios ve­ci­nos, ex­pan­dien­do el reino as­mo­neo has­ta su ma­yor ex­ten­sión.

Los his­to­ria­do­res ase­gu­ran que du­ran­te sus 27 años de go­bierno, Jan­neo ejer­ció una ti­ra­nía des­pia­da­da y su rei­na­do es­tu­vo mar­ca­do por in­tri­gas y lu­chas in­ter­nas.

Los ar­queó­lo­gos de la AAI Kfir Ar­biv, Na­gar y Tehi­lá Lie­ber­man, pre­sen­ta­ron su ma­ca­bro ha­llaz­go en la Uni­ver­si­dad He­brea de Jerusalén en la con­fe­ren­cia “El enig­ma tras el cen­tro de enterramiento ma­si­vo del Com­ple­jo”.

Se­gún un es­cri­to de los ro­llos del Mar Muer­to, lla­ma­do el li­bro de Nahum, Jan­neo cas­ti­gó a 800 enemi­gos po­lí­ti­cos a mo­rir cru­ci­fi­ca­dos y or­de­nó que otros, co­mo los des­cu­bier­tos en el pa­tio del Ayun­ta­mien­to de Jerusalén, fue­ran de­ca­pi­ta­dos y des­mem­bra­dos.

“Las fuen­tes his­tó­ri­cas cuen­tan que el rey cap­tu­ra­ba y ma­ta­ba a mu­chos de sus opo­si­to­res ju­díos, así co­mo a sus hi­jos y es­po­sas”, se­ña­la­ron los ar­queó­lo­gos.

En­tre los hue­sos des­en­te­rra­dos se en­con­tra­ron “in­nu­me­ra­bles cor­tes por es­pa­da, que he­rían no so­lo el cue­llo, sino tam­bién la man­dí­bu­la in­fe­rior e in­clu­so a ve­ces la ba­se del crá­neo, lo que in­di­ca de­ca­pi­ta­ción”, de­ta­lla­ron. m

“De­sen­te­rra­mos res­tos y cuer­pos de ni­ños, adul­tos, mu­je­res y hom­bres”: ar­queó­lo­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.