LOS NUE­VOS

BU­ZOS, CHEFS Y PE­RI­TOS, CONS­TRUC­TO­RES El cam­po de la cons­truc­ción ca­da vez trae a más pro­fe­sio­na­les de otras ra­mas, des­de un in­ves­ti­ga­dor pri­va­do has­ta un con­sul­tor de feng shui.

Obras - - Construcción Informe De Educación - POR

La fal­ta de éxi­to per­se­guía a un lo­cal en la ca­lle Pue­bla, en la co­lo­nia Ro­ma del DF, has­ta que un nue­vo em­pren­de­dor se hi­zo car­go del ne­go­cio y con­tra­tó a Econs­truc­ción pa­ra ha­cer una re­mo­de­la­ción.

Pe­se a que el des­pa­cho es­ta­ba in­te­gra­do por un equi­po de ar­qui­tec­tos, in­ge­nie­ros y bió­lo­gos, en­tre otros, al ter­mi­nar los tra­ba­jos el due­ño di­jo que no po­día apro­bar­lo has­ta que lo vie­ra su con­sul­tor de feng shui.

El es­pe­cia­lis­ta en es­ta dis­ci­pli­na fi­lo­só­fi­ca chi­na de­ter­mi­nó que la ener­gía de­bía es­tar re­par­ti­da equi­ta­ti­va­men­te y pi­dió mo­di­fi­ca­cio­nes co­mo ins­ta­lar un es­pe­jo en la en­tra­da, pa­ra “de­jar fue­ra la ma­la vi­bra”, cam­biar las pun­tas cua­dra­das de la ba­rra por unas re­don­das y aco­mo­dar las plan­tas con si­me­tría. Los due­ños ase­gu­ra­ron que con es­to ter­mi­nó la “ma­la suer­te”.

Ar­qui­tec­tos, in­ge­nie­ros, ur­ba­nis­tas o to­pó­gra­fos son in­dis­pen­sa­bles en pro­yec­tos de cons­truc­ción, pe­ro a pe­sar de que no se men­cio­nen a me­nu­do, otros ofi­cios y pro­fe­sio­nes co­bran ca­da vez más au­ge.

“Las nue­vas ten­den­cias de ar­qui­tec­tu­ra obli­gan a co­la­bo­rar con otras dis­ci­pli­nas. La ma­ne­ra en que aho­ra uti­li­za­mos una ca­sa es dis­tin­ta a co­mo lo ha­cía­mos dé­ca­das atrás”, opi­na Ale­jan­dro Taz­zer Die­ter­len, di­rec­tor Ge­ne­ral de Econs­truc­ción.

Aho­ra, pa­ra ana­li­zar el entorno de un te­rreno se ne­ce­si­tan des­de bu­zos, quí­mi­cos o bió­lo­gos, has­ta ar­queó­lo­gos, que ayu­dan a op­ti­mi­zar cos­tos y eva­luar si el pro­yec­to es via­ble eco­nó­mi­ca­men­te.

“To­da obra re­quie­re de co­no­ci­mien­tos más allá de la in­ge­nie­ría y la ar­qui­tec­tu­ra, más los que son de cier­ta mag­ni­tud, co­mo las pú­bli­cas o los desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios”, ase­gu­ra Sal­va­dor Gó­mez Ro­cha, es­pe­cia­lis­ta en Ur­ba­nis­mo de la UNAM, quien ha tra­ba­ja­do en pro­yec­tos de la Se­cre­ta­ría de De­sa­rro­llo So­cial (Se­de­sol) fe­de­ral.

Héc­tor Coss, so­cio de la fir­ma Coss & Bo­din, in­di­ca que el di­se­ño de vi­vien­da de­be con­si­de­rar sus­ten­ta­bi­li­dad, mé­to­dos cons­truc­ti­vos al­ter­na­ti­vos, au­to­pro­duc­ción de ali­men­tos, aho­rro de ener­gía y una co­ne­xión ur­ba­na o ru­ral efi­cien­te.

JA­VIER RO­DRÍ­GUEZ LABASTIDA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.