Adiós a en­char­ca­mien­tos

Ex­pe­rien­cia de usua­rio Ela­bo­ra­do con ba­se en re­ci­cla­je industrial, Gra­va­lock aven­ta­ja al con­cre­to permea­ble en cos­to y man­te­ni­mien­to.

Obras - - Soluciones - POR BERT­HA CAS­TA­ÑE­DA

Un sis­te­ma de re­ji­llas de plás­ti­co re­ci­cla­do re­sol­vió el pro­ble­ma de ba­ches, char­cos e inun­da­cio­nes que aso­la­ba al par­que industrial de La No­ria, en Que­ré­ta­ro.

Se tra­ta de una so­lu­ción eco­ló­gi­ca que ade­más de no re­que­rir man­te­ni­mien­to ex­tre­mo cuen­ta con bue­na ca­pa­ci­dad de car­ga y un al­to por­cen­ta­je de fil­tra­ción de agua. El in­su­mo lle­va por nom­bre Gra­va­lock.

Es­te pi­so permea­ble fun­cio­na como al­ter­na­ti­va ideal al pa­vi­men­to o con­cre­to pa­ra es­ta­cio­na­mien­tos, via­li­da­des se­cun­da­rias, ca­mi­nos de te­rra­ce­ría y pa­tios de ma­nio­bras in­dus­tria­les.

La em­pre­sa Trans­por­tes Cen­tro Oc­ci­den­te de­ci­dió uti­li­zar es­te sis­te­ma en uno de sus pa­tios de ser­vi­cio, don­de llegan trái­lers. Cuen­ta con una su­per­fi­cie cer­ca­na a 5,000 m2 y una ex­po­si­ción so­lar per­ma­nen­te.

“Es­tá orien­ta­do ha­cia el sur y en época de llu­vias co­rre una gran can­ti­dad de agua. Con es­te sis­te­ma lo­gra­mos dis­mi­nuir la ola de ca­lor y evi­ta­mos las inun­da­cio­nes, ya que gran can­ti­dad de lí­qui­do se ab­sor­be”, ex­pli­ca Ro­dri­go Pa­ris, de Cons­truc­to­ra Ra­mí­rez y Pa­ris, em­pre­sa que lle­vó a ca­bo la ins­ta­la­ción en el par­que industrial.

Mar­ce­lino Morán, ge­ren­te de ope­ra­cio­nes de Trans­por­tes Cen­tro Oc­ci­den­te, re­sal­ta la re­sis­ten­cia del ma­te­rial en un área don­de hay mu­cho mo­vi­mien­to.

“Cuan­do las uni­da­des es­tán car­ga­das, pe­san al re­de­dor de 30 to­ne­la­das, sin em­bar­go, el pi­so es lo su­fi­cien­te­men­te re­sis­ten­te. A más de un año de su ins­ta­la­ción fun­cio­na al 100%”, com­par­te Morán.

“No tie­ne man­te­ni­mien­to por­que cuan­do los ca­mio­nes ti­ran acei­te, sim­ple­men­te se re­ti­ra la gra­va su­cia y se re­em­pla­za por lim­pia”, afir­ma.

Pa­ris re­sal­ta que en ca­so de que el pro­pie­ta­rio de­ci­die­ra mu­dar­se, pue­de lle­var­se el sis­te­ma a otra par­te, pues es­te se re­cu­pe­ra en su to­ta­li­dad, tan­to la gra­vi­lla tri­tu­ra­da como las re­ji­llas que se fa­bri­can por mo­de­lo.

Las de trá­fi­co pe­sa­do son ela­bo­ra­das con po­li­pro­pi­leno, ob­te­ni­do de las in­dus­trias automotriz y de elec­tro­do­més­ti­cos. “Es ma­te­rial po­sin­dus­trial. Las de trán­si­to li­ge­ro las fa­bri­ca­mos de en­va­ses de te­tra­pack, de los que uti­li­za­mos el po­li­alu­mi­nio, que re­pro­ce­sa­mos pa­ra ob­te­ner la re­ji­lla”, ex­pli­ca Ge­rar­do Do­mín­guez, di­rec­tor de Di­mo­plast, em­pre­sa que ofre­ce la so­lu­ción.

OTRAS VEN­TA­JAS

Gra­va­lock cuen­ta con una vi­da útil de 20 años con­tra ocho del con­cre­to permea­ble, ma­te­rial equi­pa­ra­ble a la so­lu­ción, y que al mis­mo tiempo re­sul­ta 40% más ba­ra­ta con­tra el mis­mo ma­te­rial.

Moi­sés Sán­chez, di­rec­tor ge­ne­ral de Mar­ham Cons­truc­cio­nes, em­pre­sa que es­te año ins­ta­ló con­cre­to permea­ble en la Pla­za de San Lu­cas, en el cen­tro de la Ciu­dad de México, re­co­no­ce que ins­ta­lar es­te in­su­mo ele­va los cos­tos de­bi­do a los quí­mi­cos y los com­po­nen­tes que per­mi­ten la fil­tra­ción del agua.

“Pa­ra que no se ta­pen los po­ros y se­llen la per­mea­bi­li­dad, re­quie­re de un man­te­ni­mien­to cons­tan­te y de­be es­tar en una zona li­bre, por ejem­plo, una pla­za”, se­ña­la.

tra­ba­jo de ba­cheo. La so­lu­ción es más com­ple­ja, en oca­sio­nes el ba­che se ori­gi­na por fa­llas en la es­truc­tu­ra in­fe­rior y es­ta nun­ca se re­pa­ra, y por en­de la pro­ba­bi­li­dad de que vuel­va a fa­llar au­men­ta”, afir­ma.

Agre­ga que ade­más de su­per­vi­sar las re­pa­ra­cio­nes, se deben usar ma­te­ria­les y tec­no­lo­gía ya dis­po­ni­ble, desde mez­clas de as­fal­tos en frío has­ta so­por­tes de con­cre­tos zeo­lí­ti­cos sin­té­ti­cos pa­ra re­for­zar la car­pe­ta as­fál­ti­ca.

Adrián Cas­tro re­sal­ta que el as­fal­ta­do en frío, producto con el que cuen­ta MTE In­fra­red, es una so­lu­ción ami­ga­ble con el me­dio am­bien­te que

10

RE­CI­CLA­JE. Las re­ji­llas se ela­bo­ran con ma­te­ria­les po­sin­dus­tria­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.