La in­dus­tria im­pa­ra­ble

Nue­vos ras­ca­cie­los, cen­tros co­mer­cia­les, automotrices y me­ga­re­sorts po­si­cio­nan al sec­tor in­mo­bi­lia­rio co­mo el más va­lio­so en la cons­truc­ción, por en­ci­ma de la obra pú­bli­ca.

Obras - - Contenido - POR ANA VA­LLE

Por en­ci­ma de la obra pú­bli­ca, la ac­ti­vi­dad in­mo­bi­lia­ria man­tie­ne su des­pun­te con pro­yec­tos de gran in­ver­sión.

El boom que ha vi­vi­do el sec­tor in­mo­bi­lia­rio en los úl­ti­mos cin­co años es­tá re­la­cio­na­do con las nue­vas fuen­tes de fi­nan­cia­mien­to, la crea­ción de vehícu­los co­mo los Cer­ti­fi­ca­dos de Ca­pi­tal de Desa­rro­llo (CKD) y las fi­bras in­mo­bi­lia­rias, pe­ro tam­bién con la de­man­da de es­pa­cios de­bi­do al cre­ci­mien­to del tu­ris­mo, la in­dus­tria y la lle­ga­da de nue­vas empresas al país.

Es­te año es re­ta­dor pa­ra la eco­no­mía me­xi­ca­na en ge­ne­ral, y lo mis­mo ocu­rre con al­gu­nos seg­men­tos de la cons­truc­ción, pe­ro no con la ac­ti­vi­dad in­mo­bi­lia­ria. “La in­ten­ción de los cons­truc­to­res es se­guir edi­fi­can­do es­te ti­po de pro­yec­tos, mu­cho de ello in­flui­do por lo ren­ta­ble que ha si­do el ser­vi­cio. Con­for­me hay más in­gre­sos por ren­tas de cen­tros co­mer­cia­les u ofi­ci­nas, hay un in­cen­ti­vo pa­ra cons­truir más”, men­cio­na Sa­muel Váz­quez, eco­no­mis­ta de BBVA Ban­co­mer.

Sin so­bre­ofer­ta… por aho­ra

El in­ven­ta­rio de ofi­ci­nas y cen­tros co­mer­cia­les mos­tró un cre­ci­mien­to ace­le­ra­do en los úl­ti­mos cin­co años, im­pul­sa­do por la ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción del sec­tor, la apa­ri­ción de vehícu­los de in­ver­sión y la de­man­da de es­pa­cios mo­der­nos y de al­ta ca­li­dad.

En­tre 2010 y 2017, el mer­ca­do de ofi­ci­nas de la Ciu­dad de Mé­xi­co (el más gran­de del país) cre­ció 88%, y pa­só de 3.4 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos a 6.4 mi­llo­nes al cie­rre del año pa­sa­do, se­gún Cold­well Ban­ker Com­mer­cial (CBC).

Al­go si­mi­lar ocu­rrió con los cen­tros co­mer­cia­les. De acuer­do con da­tos de Mac Ar­qui­tec­tos Con­sul­to­res, desa­rro­lla­do­res y fi­bras, el in­ven­ta­rio de es­tos es­pa­cios cre­ció en el país cer­ca de 33% pa­ra su­mar unos 20 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos.

An­te el ace­le­ra­do cre­ci­mien­to de am­bos seg­men­tos, los ana­lis­tas co­mien­zan a ha­blar de una po­ten­cial so­bre­ofer­ta en ofi­ci­nas en la Ciu­dad de Mé­xi­co, y en el fu­tu­ro de los cen­tros co­mer­cia­les.

En la Ciu­dad de Mé­xi­co la ta­sa de dis­po­ni­bi­li­dad de las ofi­ci­nas es de 16%, li­ge­ra­men­te por en­ci­ma de lo que se con­si­de­ra sa­lu­da­ble pa­ra el sec­tor (12 a 15%). La ta­sa pue­de au­men­tar en­tre 2018 y 2019, cuan­do se in­te­gra­rán 1.6 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos al in­ven­ta­rio, pre­sio­nan­do li­ge­ra­men­te los pre­cios de las ren­tas a la ba­ja.

Héc­tor Kle­rian, di­rec­tor in­ter­na­cio­nal de JLL Mé­xi­co, con­si­de­ra que las ren­tas pue­den ajus­tar­se li­ge­ra­men­te a la ba­ja es­te año, en una ta­sa de al­re­de­dor de 10% en pro­me­dio en la Ciu­dad de Mé­xi­co.

Pe­se a ello, desa­rro­lla­do­res co­mo Fi­bra Uno con­fían en que el seg­men­to no se fre­na­rá. “Te­ner 16% no es na­da drás­ti­co, no es pa­ra cor­tar­se las ve­nas”, opi­na Gon­za­lo Ro­bi­na, di­rec­tor ge­ne­ral ad­jun­to de Fi­bra Uno.

Los cen­tros co­mer­cia­les son otro seg­men­to que ha te­ni­do que rein­ven­tar­se a fin de so­bre­vi­vir. La épo­ca en que to­do mall que se cons­truía te­nía éxi­to en cual­quier lu­gar ha ter­mi­na­do, ex­pli­ca Héc­tor Kle­rian. Aho­ra, en un ra­dio pe­que­ño hay va­rios pro­yec­tos que com­pi­ten en­tre sí. Por ello, de ser ‘ca­jas’ que obli­ga­ban a la gen­te a ir de tien­da en tien­da, al no te­ner ban­cas o es­pa­cios pa­ra des­can­sar, aho­ra son in­mue­bles de es­par­ci­mien­to que sir­ven co­mo un oa­sis en me­dio de las gran­des ciu­da­des, agre­ga es­te ex­per­to. “No se ha ge­ne­ra­do to­da­vía una so­bre­ofer­ta, pe­ro ya no to­do lo que se ha­ce funciona. Se vuel­ve un seg­men­to más cui­da­do­so; hay que ana­li­zar los desa­rro­llos con más de­ta­lle e in­ver­tir en co­sas que ten­gan sen­ti­do”, co­men­ta.

Un ejem­plo de es­ta ten­den­cia es Gru­po Di­niz, dueño de la mar­ca Re­cór­cho­lis. En ju­lio pró­xi­mo abri­rá el pri­mer par­que de

di­ver­sio­nes den­tro de un cen­tro co­mer­cial: se lla­ma­rá Ka­ta­plum y es­ta­rá den­tro del mall Las An­te­nas, en Iz­ta­pa­la­pa, con 27,000 m² de su­per­fi­cie. “Se­rá un par­que te­ma­ti­za­do, pen­san­do en el mun­do de los sue­ños y la fan­ta­sía. Ha­re­mos via­jar a nues­tros vi­si­tan­tes a un mun­do que les ha­rá olvidar los dia­rios ava­ta­res”, des­ta­ca An­to­nio Quevedo, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Gru­po Di­niz.

Mal año pa­ra la vi­vien­da

El año pa­sa­do no fue sen­ci­llo pa­ra la edi­fi­ca­ción de vi­vien­da. El in­cre­men­to en las ta­sas de in­te­rés ele­vó el cos­to de los cré­di­tos pa­ra desa­rro­llar­la, mien­tras la in­fla­ción en los ma­te­ria­les ele­vó el cos­to de los pro­yec­tos.

Es­te año no se­rá me­nos re­ta­dor. Los ban­cos es­pe­ran un mí­ni­mo in­cre­men­to en la ori­gi­na­ción de hi­po­te­cas; aho­ra com­pi­ten con In­fo­na­vit lue­go de que subió su mon­to má­xi­mo de cré­di­to.

“Es­pe­ra­mos que la ban­ca otor­gue al­re­de­dor de 150,000 mi­llo­nes de pe­sos en cré­di­tos, siem­pre es­tá dis­pues­ta a otor­gar cré­di­tos con­for­me a la de­man­da”, co­men­tó Fernando Bal­bue­na, eco­no­mis­ta de BBVA Ban­co­mer.

De­bi­do a los ajus­tes a la ba­ja que su­frie­ron los sub­si­dios a la vi­vien­da, las desa­rro­lla­do­ras apuestan en 2018 por in­cre­men­tar sus ven­tas en el seg­men­to me­dio y re­si­den­cial. Ser­gio Leal, di­rec­tor ge­ne­ral de Vin­te, de­ta­lla que el éxi­to en es­tos mo­men­tos es man­te­ner una bue­na di­ver­si­fi­ca­ción en seg­men­tos y geo­gra­fías.

“Te­ne­mos más de ocho años cre­cien­do a do­ble dí­gi­to, y hoy pue­do de­cir que nues­tro modelo es ven­der­le a Fo­visss­te, a In­fo­na­vit, al ban­co, al con­ta­do, al tu­ris­ta, a la ter­ce­ra edad, al mi­llen­nial... a to­do mun­do”, di­ce.

Los con­su­mi­do­res, sin em­bar­go, no bus­can vi­vien­da nue­va en la mis­ma me­di- da que en años an­te­rio­res. Se­gún da­tos de Sco­tia­bank, las hi­po­te­cas pa­ra vi­vien­da usa­da han subido, y la ten­den­cia se man­ten­drá en los si­guien­tes me­ses.

Pau­li­na Prieto, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Cré­di­to Hi­po­te­ca­rio de Sco­tia­bank, con­si­de­ra que los com­pra­do­res es­tán bus­can­do vi­vien­da de ma­yor ta­ma­ño, cer­ca de cen­tros de tra­ba­jo y a buen pre­cio, so­bre to­do en es­te con­tex­to en que los pre­cios de la vi­vien­da nue­va si­guen in­cre­men­tán­do­se, pe­ro no así el mon­to de cré­di­to.

“Hay un par­que ha­bi­ta­cio­nal dis­po­ni­ble y de bue­na ca­li­dad. Yo di­ría que el ta­ma­ño y la ubi­ca­ción im­por­tan mu­cho, y es­te par­que se en­cuen­tra en los cen­tros de las ciu­da­des, lo cual fa­ci­li­ta la mo­vi­li­dad”, men­cio­na la ex­per­ta.

El lujo tu­rís­ti­co

Mé­xi­co bus­ca re­pun­tar en el ran­king in­ter­na­cio­nal de tu­ris­mo. La apues­ta es atraer no na­da más a más vi­si­tan­tes in­ter­na­cio­na­les, sino tam­bién in­cre­men­tar el gas­to pro­me­dio. Una es­tra­te­gia del

sec­tor pa­ra im­pul­sar es­to es desa­rro­llar pro­yec­tos tu­rís­ti­cos y ho­te­le­ros de lujo, un seg­men­to con una cre­cien­te de­man­da in­ter­na­cio­nal.

Los tres gran­des po­los tu­rís­ti­cos —Ri­vie­ra Ma­ya y Cancún, Los Ca­bos y Ri­vie­ra Nayarit— cons­tru­yen pro­yec­tos de lujo y si­guen atra­yen­do in­ver­sio­nes y tu­ris­tas.

En Los Ca­bos, por ejem­plo, se desa­rro­llan 4,700 ha­bi­ta­cio­nes que en­tra­rán en ope­ra­ción en­tre 2018 y 2021, gra­cias a marcas de lujo co­mo Mon­ta­ge, Four Sea­sons y St. Re­gis, en­tre otras, de acuer­do con da­tos del go­bierno es­ta­tal.

Al­go si­mi­lar ocu­rre en Ri­vie­ra Nayarit, don­de se alis­tan un par de re­sorts de lujo del ti­po de Man­da­ri­na y Cos­ta Ca­nu­va, los cua­les ten­drán marcas ho­te­le­ras co­mo Ro­se­wood y Fair­mont.

Las cam­pa­ñas elec­to­ra­les tam­bién se­rán un im­pul­so adi­cio­nal pa­ra el tu­ris­mo de ne­go­cios en va­rias ciu­da­des del país, con­si­de­ra Mau­ri­cio Cam­pos, vi­ce­pre­si­den­te se­nior y lí­der de JLL Ho­tels & Hos­pi­ta­lity Group en Mé­xi­co. Pe­ro la in­cer­ti- dum­bre so­bre si el seg­men­to man­ten­drá o no su di­na­mis­mo ven­drá en el se­gun­do se­mes­tre del año, de­pen­dien­do del re­sul­ta­do de las elec­cio­nes.

“Si el re­sul­ta­do es pa­cí­fi­co se man­ten­drá una iner­cia po­si­ti­va en el sec­tor, pe­ro si hay in­con­for­mi­da­des de par­te de di­ver­sos ac­to­res, pues a lo me­jor pue­de ge­ne­rar cier­ta ines­ta­bi­li­dad en al­gu­nas pla­zas y no le gus­ta al seg­men­to de ne­go­cios”, agre­ga Cam­pos.

Hay des­ti­nos co­mo Puer­to Va­llar­ta que tra­tan es­te año de me­jo­rar su po­si­cio­na­mien­to en es­te seg­men­to del tu­ris­mo de ne­go­cios. “Aho­ra bus­ca­mos tam­bién el te­ma gru­pal, por­que tie­ne ma­yor impacto en la de­rra­ma eco­nó­mi­ca, pues los con­gre­sis­tas traen viá­ti­cos y gas­tan, es más vi­si­ble que el gas­to in­di­vi­dual. Pe­ro re­ci­bir un gru­po re­quie­re te­ner res­tau­ran­tes, im­pli­ca even­tos so­cia­les y ma­yor trá­fi­co aé­reo y ca­rre­te­ro”, ex­pli­ca Luis Vi­lla­se­ñor, di­rec­tor de Pro­mo­ción y Re­la­cio­nes Pú­bli­cas del Fi­dei­co­mi­so de Tu­ris­mo de Puer­to Va­llar­ta.

“La in­ten­ción de los cons­truc­to­res es se­guir edi­fi­can­do es­te ti­po de pro­yec­tos... por lo ren­ta­ble que ha si­do el ser­vi­cio. Con­for­me hay más in­gre­sos por ren­tas... hay un in­cen­ti­vo pa­ra cons­truir”. Sa­muel Váz­quez, BBVA Ban­co­mer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.