La in­no­va­ción ren­ta­ble

Obras - - Editorial - Los edi­to­res je­sush@ex­pan­sion.com.mx

Po­cas co­sas son tan exi­gen­tes co­mo el pla­cer. Ha­ce po­co par­te de la so­li­dez de la ofer­ta tu­rís­ti­ca del Ca­ri­be me­xi­cano es­ta­ba ba­sa­da, ade­más de la es­pec­ta­cu­lar ubi­ca­ción con mar y pla­yas, en ho­te­les y ac­ti­vi­da­des es­tán­da­res con va­ria­cio­nes de ca­li­dad, se­gún la mar­ca del ho­tel y el pre­su­pues­to del via­je­ro. Al am­pa­ro de la me­jo­ra con­ti­nua en in­fra­es­truc­tu­ra ae­ro­por­tua­ria y de co­mu­ni­ca­ción te­rres­tre, así co­mo de los mo­de­los de ser­vi­cio all in­clu­si­ve, el au­ge de Can­cún y Ri­vie­ra Maya es­ca­ló de for­ma glo­bal. Era 2013, y Mé­xi­co es­ta­ba en el lugar 15, en re­cep­ción de via­je­ros ex­tran­je­ros. Pe­ro ese mo­de­lo se es­tan­có en po­ten­cial y en cap­ta­ción de in­gre­sos. Otros des­ti­nos na­cio­na­les y ca­ri­be­ños adop­ta­ron la mis­ma fór­mu­la pa­ra dispu­tar­se los via­je­ros glo­ba­les, mien­tras los hu­ra­ca­nes y la in­se­gu­ri­dad em­pe­za­ron a mer­mar el desa­rro­llo del des­tino.

¿Qué cam­bió en los úl­ti­mos cin­co años pa­ra po­si­cio­nar a Mé­xi­co co­mo el oc­ta­vo re­cep­tor de via­je­ros glo­ba­les? La res­pues­ta se re­su­me en una pa­la­bra: In­no­va­ción.

El ob­je­ti­vo de de­vol­ver a Can­cún y Ri­vie­ra Maya la al­ta ren­ta­bi­li­dad co­mo des­tino de lu­jo, lle­vó a em­pre­sa­rios y fun­cio­na­rios a es­ta­ble­cer fór­mu­las ba­sa­das ya no só­lo en un me­nú de sol, pla­ya y ser­vi­cios, sino en la ge­ne­ra­ción de ex­pe­rien­cias úni­cas de cla­se mun­dial, que atra­je­ran a via­je­ros con ma­yor po­der ad­qui­si­ti­vo y dis­pues­tos a pa­gar más por alo­ja­mien­tos y ser­vi­cios.

En es­ta edi­ción, tres em­pre­sa­rios, Ale­jan­dro Zo­za­ya, Mi­guel Quin­ta­na Pa­li y Ch­ris­tian N. Kre­mers, cuen­tan có­mo han lo­gra­do cam­biar la vi­sión del tu­ris­mo, y con­ver­tir sus fir­mas en mo­de­los de ne­go­cio de al­to po­ten­cial de cre­ci­mien­to.

El se­cre­to va más allá de la ofer­ta y el acon­di­cio­na­mien­to de cuar­tos, ra­di­ca en la es­truc­tu­ra de las em­pre­sas. La fór­mu­la de ca­da uno es dis­tin­ta, des­de la in­te­gra­ción ver­ti­cal con fi­nan­cia­mien­to pro­pio y una es­tra­te­gia de di­ver­si­fi­ca­ción, has­ta un ima­gi­na­ti­vo por­ta­fo­lio de par­ques, am­pa­ra­do por una só­li­da es­truc­tu­ra de re­des so­cia­les; pa­san­do por la apues­ta tec­no­ló­gi­ca con una es­tra­te­gia efi­cien­te de ad­qui­si­cio­nes.

Des­de lue­go no son los úni­cos. Aho­ra mis­mo se cons­tru­yen cer­ca de 30,000 ha­bi­ta­cio­nes, con in­ver­sio­nes pro­me­dio de 130,000 dó­la­res ca­da uno (al­re­de­dor de 70,200 mi­llo­nes de pe­sos en to­tal), lo que sig­ni­fi­ca crear dos ve­ces a Aca­pul­co, pe­ro con una ofer­ta ho­te­le­ra de al­to per­fil.

Con to­do, hay be­mo­les; en Ri­vie­ra Maya las ta­ri­fas son de has­ta 350 dó­la­res por no­che, en Can­cún la me­dia es­tá por de­ba­jo de 200 dó­la­res. El do­ble re­to de Can­cún, con ho­te­les e in­fra­es­truc­tu­ra más an­ti­gua y me­nor es­pa­cio pa­ra cre­cer, es re­ver­tir años de tu­ris­mo de spring brea­kers y ca­ni­ba­li­za­ción de su pro­pia ofer­ta, pa­ra atraer el ca­pi­tal que ha­ga po­si­ble re­cons­truir o re­no­var sus desa­rro­llos, y res­pon­der a la nue­va ló­gi­ca del tu­ris­mo del lu­jo.

El se­cre­to es­tá ca­da vez más en la pro­me­sa de ex­pe­rien­cias úni­cas, per­so­na­li­za­das, de al­ta ca­li­dad y ma­yor ren­ta­bi­li­dad. Ha­llar fór­mu­las in­no­va­do­ras pa­ra con­se­guir­lo se­rá el re­to de los desa­rro­lla­do­res ho­te­le­ros.

HO­TEL GRAND VE­LAS ALL SUI­TES & SPA RESORTS FO­TO­GRA­FÍA: IGNACIO PON­CE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.