Se­bas­tián Zu­ri­ta aho­ra es un fut­bo­lis­ta rocks­tar

Es­te vier­nes llega a los ci­nes Jue­go de hé­roes una his­to­ria de fut­bol, de su­pera­ción y de ver el la­do po­si­ti­vo de to­das las co­sas

Publimetro Ciudad de Mexico - - MUNDO 15 -

El club Pa­chu­ca par­ti­ci­pa en la pro­duc­ción de una pe­lí­cu­la que sen­si­bi­li­za­rá las fi­bras emo­cio­na­les del pú­bli­co al con­tar una his­to­ria de su­pera­ción y acep­ta­ción “a ni­vel can­cha”.

Luis, in­ter­pre­ta­do por Se­bas­tián Zu­ri­ta, es una pro­me­sa del fut­bol. Des­de pe­que­ño en­tre­na en las fuer­zas bá­si­cas del equi­po que pos­te­rior­men­te se­rá su ca­sa y lo con­ver­ti­rá en to­da una estrella del de­por­te. An­te la fa­ma y la aten­ción, las prio­ri­da­des de Luis se di­fu­mi­nan y ter­mi­nan por en­ce­rrar­lo en un es­ti­lo de vi­da su­per­fluo y va­cío. Has­ta que una le­sión le re­cuer­da lo que sig­ni­fi­ca em­pe­zar des­de ce­ro y re­vi­ve en él el amor por el de­por­te.

Pa­ra lle­var to­da es­ta his­to­ria a la pan­ta­lla, Se­bas­tián Zu­ri­ta tu­vo que pa­sar va­rios me­ses re­ci­bien­do el en­tre­na­mien­to al que cual­quier fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal se so­me­te y él mis­mo na­rra la ex­pe­rien­cia a Pu­bli­me­tro.

“Ha si­do de las ex­pe­rien­cias más di­ver­ti­das que hay. Co­mo ni­ños siem­pre te­ne­mos esos tra­ba­jos de en­sue­ño que que­re­mos ser y uno de ellos es ser de­por­tis­ta o fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal. A mí siem­pre me ha en­can­ta­do el fut­bol, en­ton­ces el he­cho de que me de­ja­ran vi­vir ese sue­ño frus­tra­do, dis­fru­tar­lo y vi­vir des­de las en­tra­ñas lo que vi­ve un cha­vo que es re­clu­ta­do y que dia­rio en­tre­na por ho­ras ¡in­hu­ma­nas! fue muy di­ver­ti­do. Ade­más me sen­tí pri­vi­le­gia­do de po­der apro­ve­char que te po­nen en un es­ta­dio y pue­des ju­gar ahí. Pa­ra mí ju­gar en un es­ta­dio es un sue­ño he­cho reali­dad. Nun­ca ha­bía es­ta­do en un pas­ti­to tan bo­ni­to”.

Ade­más ob­via­men­te de dis­fru­tar de las ins­ta­la­cio­nes de pri­mer ni­vel con las que cuen­ta el club de­por­ti­vo, Zu­ri­ta con­vi­vió de cer­ca con los ju­ga­do­res. An­te es­to, su pers­pec­ti­va so­bre es­te de­por­te, cam­bió ra­di­cal­men­te.

“Es­ta pe­lí­cu­la cam­bió mi ma­ne­ra de ver el de­por­te. Al fi­nal uno só­lo sa­be lo que ve des­de le­jos, y yo era par­te de esa gen­te que só­lo se entera si ga­nó o per­dió la se­lec­ción o si se fue­ron de bo­rra­chos y eso. Pe­ro en­ten­dí que con los deportistas, pa­sa co­mo con los ac­to­res, só­lo nos en­te­ra­mos de lo que nos di­cen los me­dios sin sa­ber por to­do lo que pa­san pa­ra po­der lle­gar a esas opor­tu­ni­da­des. Yo creo que eso fue lo más sor­pren­den­te, co­no­cer a los cha­vi­tos que des­de los sie­te años es­tán en­tre­nan­do has­ta los que es­tán a pun­to de de­bu­tar. Cuan­do yo es­tu­ve ahí vi có­mo le die­ron la no­ti­cia al hi­jo de Fas­si (Se­bas­tián Fas­si) de que iba a ser el nue­vo por­te­ro de la pri­me­ra di­vi­sión. Fue ahí que me ca­yó el veinte de que esos ju­ga­do­res que ve­mos, han en­tre­na­do y he­cho mu­chos sa­cri­fi­cios por mu­chos años y que mu­chos ni si­quie­ra lo lo­gran. Creo que al fi­nal, los que lle­gan a la ci­ma, sí son quie­nes se lo me­re­cen. No es fá­cil lle­gar ahí”.

Una de las fi­gu­ras más pro­mi­nen­tes de la cin­ta y del club es Fran­cis­co Vi­llal­va­zo (Car­li­tos), el en­car­ga­do de dar­le una lec­ción de hu­mil­dad y amor por la vi­da al pro­ta­go­nis­ta y que en la vi­da real tam­bién es quien se en­car­ga de mo­ti­var y apo­yar emo­cio­nal­men­te a los ju­ga­do­res.

Frank, co­mo le di­cen quie­nes lo co­no­cen, tie­ne pro­ble­mas pa­ra con­tro­lar sus ex­tre­mi­da­des y su ha­bla no es del to­do cla­ra. Una fal­ta de oxí­geno al na­cer da­ñó su ca­pa­ci­dad mo­triz pe­ro no afec­tó su desa­rro­llo to­tal.

Fan del fut­bol, lo­gró co­lar­se co­mo uti­le­ro en un equi­po de Xa­la­pa cuan­do te­nía 19 años y tiem­po des­pués lo in­vi­ta­ron a su­mar­se co­mo mo­ti­va­dor del equi­po. Pos­te­rior­men­te lle­gó a Pa­chu­ca pa­ra es­tu­diar co­mo en­tre­na­dor has­ta que lo in­vi­ta­ron a ser par­te del equi­po de vi­so­res na­cio­na­les de la es­cua­dra del Pa­chu­ca.

“Convivir con Frank fue de las me­jo­res ex­pe­rien­cias. Es un ti­pa­zo, es una de esas per­so­nas que cuan­do las co­no­ces te cam­bia tu pers­pec­ti­va de vi­da”.

“Es­ta pe­lí­cu­la cam­bió mi ma­ne­ra de ver el de­por­te. Al fi­nal uno só­lo sa­be lo que ve des­de le­jos (…) Pe­ro en­ten­dí que con los deportistas, pa­sa co­mo con los ac­to­res, só­lo nos en­te­ra­mos de lo que nos di­cen los me­dios sin sa­ber por to­do lo que pa­san pa­ra po­der lle­gar a esas opor­tu­ni­da­des”.

/ 20TH CENTURY FOX

Jue­go de hé­roes se es­tre­na es­te vier­nes en to­dos los ci­nes del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.