HAR­LEY-DA­VID­SON RE­NUE­VA MÁ­QUI­NAS: ¿A DÓN­DE VA?

Publimetro Ciudad de Mexico - - ECONOMÍA Y NEGOCIOS 12 -

Es­ta se­ma­na llega a nues­tro país un vehícu­lo que cam­bia­rá lo que co­no­ce­mos de Re­nault. La mar­ca ha de­ci­di­do con­tar con una fir­ma de di­se­ño nue­va a ni­vel mun­dial y que mu­chos en­tu­sias­tas co­no­cen por su de­di- ca­ción a la mar­ca, por sus via­jes o por sus afi­cio­nes. Es­te nue­vo di­se­ño es to­tal, tan­to por fue­ra co­mo por den­tro co­mo en tec­no­lo­gía apli­ca­da, la fir­ma lu­mi­no­sa fron­tal es el ini­cio pe­ro to­do lo que desea­mos co­mo clientes en Mé­xi­co se pue­de ver en es­te vehícu­lo, sin du­da Ko­leos es el ver­da­de­ro Re­nault que mu­chos es­pe­ra­ban. Si bien su ga­ma es­tá he­cha de vehícu­los adap­ta­dos al país y que no ne­ce­sa­ria­men­te se ven­den en Eu­ro­pa, con es­ta ca­mio­ne­ta la mar­ca mues­tra sus ar­mas pa­ra po­der lle­gar con la nue­va era a Mé­xi­co.

Ko­leos con­ven­ce­rá por el di­se­ño, en­tra­rá al día a día con con­fort y equi­pa­mien­to –bas­ta ver su pan­ta­lla cen­tral e in­ter­ac­tuar con ella -, y se for­ta­le­ce­rá el clien­te con to­das las ac­cio­nes de ser­vi­cio que la mar­ca es­tá lle­van­do a ca­bo. El pre­cio es de los ma­yo­res que le co­no­ce­mos a la ar­ma­do­ra en Mé­xi­co, pe­ro po­nien­do en una jus­ta me­di­da el ni­vel de vehícu­lo me pa­re­ce acer­ta­do. Re­nault pa­sa de ser só­lo “tu pri­me­ra ca­mio­ne­ta” con la Dus­ter, a com­ple­men­tar su ga­ma con po­si­ble­men­te la ca­mio­ne­ta más lu­jo­sa que se ha ven­di­do en el país, con­si­guien­do más clientes y trá­fi­co a sus dis­tri­bui­do­ras.

El pre­cio ini­cia en 402 mil 400 pe­sos ver­sión In­ten­se, si­gue Bo­se de 433 mil 900 pe­sos y llega a la Ico­nic de 461 mil 900 pe­sos. To­dos mis­mo mo­tor de 170 ca­ba­llos de po­ten­cia y ca­ja CVT.

Siem­pre he pen­sa­do que el clien­te en Mé­xi­co es en gran par­te en­tu­sias­ta de las mar­cas fran­ce­sas, quie­re el pro­duc­to eu­ro­peo y co­mo tal es­tá dis­pues­to a pa­gar­lo, es por ello que es­ta Ko­leos sin du­da ven­drá a ser un ca­pí­tu­lo de éxi­to.

Las Seis ho­ras de CDMX

Fe­li­ci­ta­ción al de­por­te mo­tor por las seis ho­ras de la Ciu­dad de Mé­xi­co, un even­to que de ver­dad po­ne al país en el es­ce­na­rio mun­dial de es­ta ac­ti­vi­dad que al­re­de­dor del glo­bo ge­ne­ra economía, emo­ción y, fi­nal­men­te, se re­la­cio­na con uno de los bie­nes que el con­su­mi­dor usa to­dos los días, el au­to­mó­vil. La ciu­dad se po­ne en la mi­ra mun­dial con el nue­vo au­tó­dro­mo y hoy más que nun­ca la vi­si­tan pi­lo­tos, equi­pos, lí­de­res de mu­chas in­dus­trias. ¿La tri­bu­na me­dio lle­na o me­dio va­cía? Hay que re­cor­dar que es muy im­por­tan­te el es­pec­ta­dor, pe­ro tam­bién la co­ber­tu­ra mun­dial que da una ven­ta­na a nues­tro Mé­xi­co. Jus­to al fi­nal de Agos­to de es­te año detona una no­ta que da la vuel­ta al mun­do, Har­ley-Da­vid­son pre­sen­ta­ba su no­veno mo­tor V-Twin, un ver­da­de­ro hi­to en su his­to­ria, tan im­por­tan­te que ima­gí­ne­se des­de ha­ce más de 115 años la mar­ca só­lo ha pre­sen­ta­do ocho mo­to­res nue­vos de es­te ti­po, el he­cho era sin pre­ce­den­tes pa­ra la his­to­ria de la mo­to­ci­cle­ta más fa­mo­sa en el mun­do en­te­ro por sus pres­ta­cio­nes y cons­truc­ción ame­ri­ca­na.

El he­cho es que des­de ha­ce unos 16 años he­mos vis­to a una Har­ley-Da­vid­son cre­cien­do, ha­cien­do in­dus­tria, or­de­nán­do­se en ga­ma de pro­duc­tos, pro­duc­ción mun­dial, red de dis­tri­bu­ción en paí­ses co­mo el nues­tro y com­ple­men­tan­do su fór­mu­la con el desa­rro­llo de nue­vas tec­no­lo­gías.

Se no­ta el éxi­to, la se­ma­na pa­sa­da se lle­vó a ca­bo la con­ven­ción de dis­tri­bui­do­res en Es­ta­dos Uni­dos, en la ciu­dad de Bos­ton, don­de tam­bién asis­tió la par­te de Mé­xi­co y La­ti­noa­mé­ri­ca que, por cier­to, es res­pon­sa­bi­li­dad de Ray­mun­do Ca­va­zos, un lí­der que ha sa­bi­do ga­nar­se al clien­te, a su equi­po y a la red. Ahí se mos­tra­ban los nue­vos mo­de­los e in­no­va­cio­nes en ca­da mo­to y por su­pues­to la ce­re­za del pas­tel fue es­te nue­vo mo­tor Mil­wau­kee Eight, por­ten­to de tec­no­lo­gía de van­guar­dia en la ca­sa del es­cu­do.

A ni­vel mun­dial ob­ser­vo una com­pa­ñía en­fo­ca­da en el éxi­to a tra­vés de en­ten­der al clien­te y atraer a otros. Usa su fuer­za co­mo mar­ca de va­lor glo­bal y as­pi­ra­ción de mu­chos por su­bir­se, a tra­vés de pre­sen­tar ca­da día más mo­de­los, el año pa­sa­do sim­ple­men­te se aca­ba­ron los in­ven­ta­rios de los mo­de­los Sof­tail, una mo­to ins­pi­ra­da en vehícu­los del ejér­ci­to. Han in­ver­ti­do has­ta en la mo­to eléc­tri­ca que po­dría lle­gar en me­nos de 5 años.

Aho­ra, es­te nue­vo mo­tor se­gu­ra­men­te se­rá el de­to­na­dor de una de las mo­tos que más con­vie­ne a la com­pa­ñía ven­der, se­rá un pla­ti­llo di­fí­cil de de­jar pa­sar pa­ra los clientes reales de la mar­ca.

/ HAR­LEY-DA­VID­SON

La clá­si­ca mo­to ame­ri­ca­na, hoy tie­ne un nue­vo mo­tor: Har­ley-Da­vid­son sor­pren­de de nue­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.