ME­DA­LLA DI­VI­NA

Publimetro Ciudad de Mexico - - PUBLI SPORT -

Aún sin di­men­sio­nar por com­ple­to lo que re­pre­sen­ta ser ga­na­dor de me­da­lla de pla­ta in­di­vi­dual en la jus­ta ve­ra­nie­ga, cons­cien­te de que pa­ra un cuar­to ci­clo de­be­rá pri­me­ro en­trar al qui­ró­fano y con­ven­ci­do de que no aban­do­na­rá a su com­pa­ñe­ro Iván el Po­llo Gar­cía; Ger­mán el Du­va Sán­chez pe­lea­rá con to­do pa­ra lle­gar a To­kio 2020 y vi­vir sus cuar­tos Jue­gos Olím­pi­cos des­pués de ga­nar una pre­sea mi­la­gro­sa en Río 2016.

Ger­mán, des­pués de tan­tas en­tre­vis­tas, reuniones, apa­ri­cio­nes en even­tos de tan­to festejo, qui­zá tam­bién de ya te­ner mo­men­tos en fa­mi­lia y de re­fle­xio­nar lo que te ocu­rrió en Río, ¿có­mo te sien­tes de ser ya una le­yen­da del de­por­te me­xi­cano con un par de me­da­llas en dos Jue­gos Olím­pi­cos dis­tin­tos?

—La ver­dad es­toy muy con­ten­to, re­gre­so a ca­sa, a lo me­jor allá en Bra­sil no sen­tía tan­to lo que sig­ni­fi­có en Mé­xi­co, y aho­ra es­tan­do acá ca­da vez que me de­ten­go en al­gún lu­gar, me di­cen que se sien­ten muy or­gu­llo­sos de lo que hi­ce, que les da gus­to ver que pu­se el nombre de Mé­xi­co en al­to, que en to­do el mun­do sea re­co­no­ci­do y eso, la ver­dad, me ha­ce muy fe­liz.

830 Des­de muy pe­que­ño que em­pe­zas­te a en­tre­nar, a de­di­car­te de lleno a los cla­va­dos, con dis­ci­pli­na, cons­tan­cia y sa­cri­fi­can­do tan­tas co­sas, hoy pa­ra los mu­chos ni­ños que as­pi­ran a ser co­mo tú, ¿hay re­com­pen­sa vá­li­da, te sien­tes sa­tis­fe­cho lue­go de tan­tas ho­ras in­ver­ti­das en ese es­fuer­zo?

—Cla­ro que hay una re­com­pen­sa, no me re­fie­ro a lo eco­nó­mi­co, en lo per­so­nal, son vi­ven­cias que te que­dan pa­ra to­da la vi­da, y ya que men­cio­nas lo de los ni­ños, hay mu­chos de ellos que en­tre­nan con­mi­go que se die­ron cuen­ta de que no fue fá­cil, que sa­lí es­cu­pien­do san­gre de la al­ber­ca, que ellos siem­pre me apo­ya­ron. Hoy los pe­que­ños que par­ti­ci­pan en la Olim­pia­da Na­cio­nal me di­cen, ¡va­mos, tú pue­des¡ o ¡qui­sie­ra ser un día co­mo tú¡ los veo muy mo­ti­va­dos y ya sa­ben que pa­ra lo­grar gran­des co­sas se de­ben es­for­zar de­ma­sia­do pe­ro es­to no es co­lor de rosa. Me da gus­to que en sus pen­sa­mien­tos ya no te ha­blan de que quie­ren ser me­da­llis­tas en Olim­pia­da Na­cio­nal, sino lo mí­ni­mo es Jue­gos Olím­pi­cos y de ahí pa­ra arri­ba, eso me lle­na de ale­gría, que es­tán pen­san­do en lo más al­to.

Prác­ti­ca­men­te al ga­nar la me­da­lla de pla­ta en Río, en Gua­da­la­ja­ra una no­ta so­bre tu triun­fo se ti­tu­ló “El Mi­la­gro del Du­va”, ¿en ver­dad des­cri­bes tu lo­gro co­mo un

he­cho milagroso?

—Pa­ra mí fue una ben­di­ción de Dios, la ver­dad que to­do mun­do sa­be que es­toy un po­co las­ti­ma­do, pe­ro yo le de­cía a Dios den­tro de mis oraciones ¡Dios tú te ha­ces fuer­te, tu pa­la­bra di­ce que te ha­ces fuer­te en mis de­bi­li­da­des! La ver­dad la me­da­lla es la mues­tra, al pre­pa­rar­me pa­ra ca­da sal­to ahí en­con­tra­ba esa paz, esa tran­qui­li­dad que pro­vie­ne de él.

¿Qué sig­ni­fi­ca hoy que tie­nes ya dos me­da­llas olím­pi­cas, encarar los que po­drían ser pa­ra ti unos cuar­tos Jue­gos Olím­pi­cos,

/ MEXSPORT

Des­pués de se­ma­nas de mu­cho aje­treo, el Du­va se so­me­te­rá a ci­ru­gía y reha­bi­li­ta­ción de su hom­bro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.