Pro­té­ge­los de la bru­ce­lo­sis ca­ni­na

La bru­ce­lo­sis ca­ni­na es una de las prin­ci­pa­les cau­sas de abor­tos en las hem­bras y en con­se­cuen­cia tie­ne una am­plia re­per­cu­sión en la re­pro­duc­ción de es­tos ani­ma­les. Tam­bién se pue­de con­ta­giar al ser hu­mano

Publimetro Ciudad de Mexico - - CIENCIA DESDE LA UNAM -

La bru­ce­lo­sis ca­ni­na es una en­fer­me­dad bac­te­ria­na cau­sa­da por la bac­te­ria Bru­ce­lla ca­nis. Los pe­rros y otros cá­ni­dos son con­si­de­ra­das las úni­cas es­pe­cies afec­ta­das por es­te mi­cro­or­ga­nis­mo y no hay pre­dis­po­si­ción de ra­za.

Se tra­ta de un pro­ble­ma im­por­tan­te, ya que pro­du­ce in­fer­ti­li­dad con im­pac­to ne­ga­ti­vo en la crian­za for­mal del pe­rro. Se es­ti­ma que pue­de ha­ber una re­duc­ción de has­ta un 70% en el nú­me­ro de ca­cho­rros pro­du­ci­dos, ex­pli­có el doc­tor Car­los Es­qui­vel La­croix, de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na, Ve­te­ri­na­ria y Zoo­tec­nia de la UNAM.

Es­ta en­fer­me­dad pro­du­ce, ade­más del abor­to, muer­te y mo­mi­fi­ca­ción fe­tal, epi­di­di­mi­tis (in­fla­ma­ción de los con­duc­tos que trans­por­tan el es­per­ma), or­qui­tis (in­fla­ma­ción de los tes­tícu­los). Tam­bién se pre­sen­tan anor­ma­li­da­des es­per­má­ti­cas, le­sio­nes en ar­ti­cu­la­cio­nes, co­lum­na ver­te­bral, der­ma­ti­tis es­cro­tal, ede­ma es­cro­tal y atro­fia tes­ti­cu­lar.

En pe­rros, la bac­te­ria se trans­mi­te por con­tac­to se­xual y por con­tac­to con fe­tos abor­ta­dos, in­clu­yen­do la pla­cen­ta. Ade­más, pue­de ad­qui­rir­se por in­ges­tión y a tra­vés de las mu­co­sas con­jun­ti­val, oral, na­sal y ge­ni­tal.

El con­fi­na­mien­to de ani­ma­les es un fac­tor pre­dis­po­nen­te pa­ra el con­ta­gio, es­pe­cial­men­te en cria­de­ros y du­ran­te los pe­rio­dos de apa­rea­mien­to.

El es­pe­cia­lis­ta en re­pro­duc­ción se­ña­ló que la en­fer­me­dad pue­de trans­mi­tir­se en for­ma ho­ri­zon­tal o ver­ti­cal, por la pla­cen­ta o a tra­vés de la lac­tan­cia, aun­que –di­jo– exis­te con­tro­ver­sia so­bre es­ta úl­ti­ma for­ma de con­ta­gio.

La en­fer­me­dad se con­tro­la me­dian­te la hi­gie­ne y la es­te­ri­li­za­ción de los ani­ma­les in­fec­ta­dos. La bac­te­ria, Bru­ce­lla ca­nis, es muy re­sis­ten­te a las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras y a la al­ta hu­me­dad; ade­más no exis­te una va­cu­na, por eso las me­di­das pa­ra su con­trol epi­de­mio­ló­gi­co son ne­ce­sa­rias. En Mé­xi­co se sa­be que la bac­te­ria es­tá am­plia­men­te dis­tri­bui­da en­tre los pe­rros ca­lle­je­ros de la Ciu­dad de Mé­xi­co y la pe­ri­fe­ria, una ra­zón más pa­ra su con­trol.

Si quie­res apren­der más so­bre los desa­rro­llos cien­tí­fi­cos re­la­cio­na­dos con la sa­lud hu­ma­na y ani­mal, acu­de a la Fies­ta de las Cien­cias y las Hu­ma­ni­da­des el 21 y 22 de oc­tu­bre. En­cuen­tra más in­for­ma­ción en http://www.dgdc.unam.mx/la­fies­ta

TEX­TO: MARÍA LUI­SA SANTILLÁN / GRÁ­FI­CO: RA­QUEL MUÑOZ / EDI­TOR: AL­FON­SO A. FER­NÁN­DEZ / COORDINADORAS DE IN­FOR­MA­CIÓN: NAIX’IELI CAS­TI­LLO Y CLAU­DIA JUÁ­REZ / DI­REC­CIÓN GE­NE­RAL DE DI­VUL­GA­CIÓN DE LA CIEN­CIA / CIENCIAUNAM@UNAM.MX

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.