¿EL CA­SO DE JA­VIER DUAR­TE EN VERACRUZ, PO­DRÍA RE­PRE­SEN­TAR UN PAR­TEA­GUAS EN MÉ­XI­CO?

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS - Lee las co­lum­nas com­ple­tas en:

Se­gún Trans­pa­ren­cia In­ter­na­cio­nal, la co­rrup­ción le cues­ta a Mé­xi­co 347 mil mi­llo­nes de pe­sos, lo que equi­va­le al 9% del PIB na­cio­nal. Sin du­da es un cán­cer que car­co­me la cre­di­bi­li­dad de las ins­ti­tu­cio­nes co­mo la Pre­si­den­cia. La pre­sen­te ad­mi­nis­tra­ción ha es­ta­do mar­ca­da por la­men­ta­bles ca­sos de co­rrup­ción co­mo la ca­sa blan­ca, Ix­ta­pan de la Sal, Ma­li­nal­co y los con­tra­tos a Gru­po Hi­ga; tal es el gra­do de per­cep­ción de la co­rrup­ción que la pu­bli­ca­ción di­gi­tal Ope­nCa­na­da ha afir­ma­do que “la co­rrup­ción per­si­gue a Pe­ña Nieto”. La res­pues­ta del go­bierno fe­de­ral ha si­do ti­bia y gris, al gra­do de si­mu­lar que un su­bor­di­na­do co­mo el Se­cre­ta­rio de la Fun­ción Pú­bli­ca in­ves­ti­ga­ra y au­di­ta­ra lo he­cho por “su je­fe” an­te el es­cán­da­lo de la ca­sa blan­ca. El re­sul­ta­do pre­vi­si­ble, in­dig­nó a la so­cie­dad me­xi­ca­na: “no hu­bo con­flic­to de in­te­rés”.

La elec­ción del 5 de ju­nio pa­sa­do pu­so de ma­ni­fies­to que la so­cie­dad me­xi­ca­na es­tá can­sa­da de la co­rrup­ción de las au­to­ri­da­des, en es­pe­cial, la de los go­ber­na­do­res so­la­pa­da des­de Los Pi­nos, y sa­có del po­der al PRI en es­ta­dos co­mo Du­ran­go, Quin­ta­na Roo, Ta­mau­li­pas y Veracruz, cu­yos Eje­cu­ti­vos locales fue­ron se­ña­la­dos por sus abu­sos. In­clu­so el PRI en el Con­gre­so se atre­vió a de­te­ner la dis­cu­sión de las le­yes se­cun­da­rias del Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción has­ta es­pe­rar el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes y, tras és­tas, blo­queó as­pec­tos de­li­ca­dos en ma­te­ria de trans­pa­ren­cia, ele­men­tos cla­ve de la #Ley3de3 con 52 vo­tos del PRI, 6 del PVEM y 1 del in­de­pen­dien­te. La vo­ta­ción que­dó 59 con­tra 51.

El col­mo es el ca­so de Ja­vier Duar­te en Veracruz. En ma­yo de es­te año, Ani­mal Po­lí­ti­co hi­zo una in­ves­ti­ga­ción en la que cons­ta­tó que el go­bierno de Duar­te des­vió 645 mi­llo­nes de pe­sos a tra­vés de una red de em­pre­sas fan­tas­ma. Ha­ce unas se­ma­nas, la PGR in­for­mó que in­ves­ti­ga a Duar­te de Ochoa, y al ex te­so­re­ro de esa en­ti­dad y ac­tual dipu­tado lo­cal por Nue­va Alian­za, Vi­cen­te Gui­ller­mo Be­ní­tez Gon­zá­lez, por los de­li­tos de en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, pe­cu­la­do e in­cum­pli­mien­to del de­ber le­gal. La res­pues­ta del PRI, pa­ra va­riar, lle­gó tar­de y fue in­su­fi­cien­te. El cas­ti­go pa­ra Duar­te fue sus­pen­der­le los de­re­chos par­ti­da­rios. Ha­ce unos días, en ca­de­na na­cio­nal, Duar­te anun­ció su de­ci­sión de se­pa­rar­se del car­go pa­ra “en­fren­tar” las acu­sa­cio­nes que se han ver­ti­do en su con­tra. Lo que a to­dos nos preo­cu­pa es que un per­so­na­je im­pre­sen­ta­ble co­mo él, se dé a la fu­ga. Por eso, pre­sen­ta­mos un pun­to de acuer­do en el Se­na­do pa­ra exi­gir que la PGR so­li­ci­te me­di­das cau­te­la­res que evi­ten que eva­da la jus­ti­cia. Duar­te ha mar­ca­do un an­tes y un des­pués en el país: ha ma­ni­fes­ta­do que a Pe­ña Nieto le ha fal­ta­do vo­lun­tad po­lí­ti­ca pa­ra per­se­guir ver­da­de­ra­men­te a los co­rrup­tos fren­te a una so­cie­dad har­ta de la im­pu­ni­dad.

En va­rias en­ti­da­des de nues­tro país, los ac­tos de co­rrup­ción de al­gu­nos de sus go­ber­na­do­res han ex­ce­di­do los lí­mi­tes que cual­quier so­cie­dad pu­die­ra to­le­rar. De­sa­for­tu­na­da­men­te nos en­con­tra­mos an­te una prác­ti­ca re­cu­rren­te, pe­ro al mis­mo tiem­po an­te el em­po­de­ra­mien­to de los ciu­da­da­nos que se in­for­man, de­nun­cian y exi­gen jus­ti­cia. La par­ti­ci­pa­ción de los ciu­da­da­nos; la de­ter­mi­na­ción del Po­der Ju­di­cial pa­ra im­par­tir jus­ti­cia an­te la de­nun­cia de pre­sun­tos de­li­tos; la aper­tu­ra de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pa­ra in­for­mar pun­tual­men­te a la so­cie­dad; y la cons­truc­ción del Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción, ha­cen del ca­so del go­ber­na­dor con licencia, Ja­vier Duar­te, un po­si­ble par­tea­guas en nues­tro país.

Duar­te de Ochoa se se­pa­ró del car­go pa­ra en­fren­tar de­nun­cias que van del en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to al pe­cu­la­do, pa­san­do por el in­cum­pli­mien­to del de­ber. Co­sa con­tra­ria ha he­cho el ex go­ber­na­dor de So­no­ra, Gui­ller­mo Pa­drés, quien tam­bién en­fren­ta in­ves­ti­ga­cio­nes por ac­tos de co­rrup­ción y en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, y quien es­tá pró­fu­go. La In­ter­pol emi­tió fi­cha ro­ja pa­ra lo­ca­li­zar­lo. Re­sul­ta im­pres­cin­di­ble acep­tar que an­te ca­sos de co­rrup­ción pro­ce­den­tes de ac­to­res de cual­quier fi­lia­ción po­lí­ti­ca, son los par­ti­dos po­lí­ti­cos quie­nes con­ti­nua­rán car­gan­do con el pe­so de las ac­cio­nes de per­so­na­jes que han abu­sa­do del car­go que el pue­blo les con­fi­rió. La con­se­cuen­cia es gra­ve por­que los par­ti­dos po­lí­ti­cos han si­do his­tó­ri­ca­men­te los me­ca­nis­mos más exi­to­sos pa­ra ac­ce­der al po­der. De­mo­cra­cia, trans­pa­ren­cia y ren­di­ción de cuen­tas es una ecua­ción que ase­gu­ra la le­gi­ti­mi­dad de los go­bier­nos. En nues­tro país te­ne­mos un Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción que es­tá en mar­cha, va­mos en la di­rec­ción co­rrec­ta y no es­ta­mos dis­pues­tos a re­tro­ce­der en el com­ba­te a prác­ti­cas con­tra­rias al Es­ta­do So­cial y De­mo­crá­ti­co de De­re­cho. Mues­tra de ello fue lo ocu­rri­do en la se­sión or­di­na­ria del jue­ves pa­sa­do, en el Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, en la que se apro­bó el dic­ta­men a un pun­to de acuer­do por el que se eli­gie­ron a nue­ve in­te­gran­tes de la Co­mi­sión de Se­lec­ción que nom­bra­rá a su vez, a los cin­co in­te­gran­tes del Co­mi­té de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na del Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción “SNA”. El Co­mi­té de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na ase­gu­ra­rá la in­ter­ven­ción de la po­bla­ción al ser la ins­tan­cia de vin­cu­la­ción en­tre las or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil y el Co­mi­té Coor­di­na­dor del “SNA”. En el mis­mo sen­ti­do, pro­pon­drá me­ca­nis­mos de pre­ven­ción y de­nun­cia de he­chos de co­rrup­ción. La man­cuer­na so­cie­dad ci­vil-au­to­ri­dad se es­tá for­ta­le­cien­do. La voz de los ciu­da­da­nos ve­ra­cru­za­nos, so­no­ren­ses, quin­ta­na­rroen­ses, et­cé­te­ra es la voz de Mé­xi­co, la in­dig­na­ción se ha ex­ten­di­do por to­do el país.

MA­RIA­NA GÓ­MEZ DEL CAM­PO MAR­CE­LA GUE­RRA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.