Mé­xi­co es el país más es­tre­sa­do del mun­do

Par­te de es­to es ge­ne­ra­do por la adic­ción a la tec­no­lo­gía, que de­ri­va en tres tipos: tec­no­fo­bia, tec­no­fa­ti­ga y tec­noa­dic­ción

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS -

Mé­xi­co es el país más es­tre­sa­do del mun­do, de acuer­do con la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co (OCDE), ci­tó la in­ves­ti­ga­do­ra de la Fa­cul­tad de Psi­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UNAM), Eri­ka Vi­lla­vi­cen­cio.

Un fe­nó­meno que de­ri­va en es­trés es la adic­ción a la tec­no­lo­gía, co­mo el uso sin con­trol del ce­lu­lar o las ga­nas de ad­qui­rir los apa­ra­tos más re­cien­tes en el mer­ca­do; es­ta de­pen­den­cia se di­vi­de en tres tipos: tec­no­fo­bia, tec­no­fa­ti­ga y tec­noa­dic­ción, re­fi­rió la es­pe­cia­lis­ta.

“La adic­ción a la tec­no­lo­gía, en ge­ne­ral, se pre­sen­ta des­de 1984. Se le de­no­mi­nó tec­noes­trés por­que par­te de esa de­pen­den­cia de­ri­va del es­trés, que ocu­rre a ni­vel glo­bal”, in­di­có.

La tec­no­fo­bia es una ten­sión ori­gi­na­da por el uso de tec­no­lo­gías co­mo In­ter­net y los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos.

La ma­yo­ría de es­tos ca­sos se pre­sen­ta en la gen­te que na­ció en­tre las dé­ca­das de los años 40 y 60 del si­glo pa­sa­do, por­que en su tra­yec­to­ria la­bo­ral es­ta­ba au­sen­te el uso de la tec­no­lo­gía co­mo la co­no­ce­mos hoy.

En la actualidad al­gu­nos de ellos no es­tán ca­pa­ci­ta­dos del to­do, de ma­ne­ra que hay cier­to re­cha­zo a usar­la, pues les pro­vo­ca ansiedad y mie­do, in­di­có Vi­lla­vi­cen­cio Ayub.

Res­pec­to de la tec­no­fa­ti­ga, la in­ves­ti­ga­do­ra apun­tó que se ob­ser­va prin­ci­pal­men­te en la ge­ne­ra­ción que na­ció en­tre las dé­ca­das de los 60 y 80.

A ellos les to­có la in­mer­sión a In­ter­net y ge­ne­ral­men­te es­tán co­nec­ta­dos; ade­más, la uti­li­za­ción de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les vino a in­cre­men­tar el uso de la red y el acer­ca­mien­to al correo elec­tró­ni­co y a otras apli­ca­cio­nes.

En con­se­cuen­cia, au­men­ta­ron los car­gos la­bo­ra­les que han asu­mi­do, por lo que re­quie­ren aten­der cons­tan­te­men­te di­fe­ren­tes co­mu­ni­ca­cio­nes.

En re­la­ción con la tec­noa­dic­ción, si se si­gue la lí­nea ge­ne­ra­cio­nal es­tá más re­la­cio­na­da con quie­nes na­cie­ron des­pués de los años 80.

Ellos es­tán to­tal­men­te su­mer­gi­dos en el uso de la tec­no­lo­gía; re­por­tan más tec­noa­dic­ción de­bi­do a que tie­nen una ne­ce­si­dad in­con­tro­la­ble

de es­tar ac­tua­li­za­dos, de es­tar al pen­dien­te de las re­des so­cia­les, di­jo.

Adic­ción a In­ter­net

En opi­nión de la ti­tu­lar de la Coor­di­na­ción de Psi­co­lo­gía Or­ga­ni­za­cio­nal de la FP, la adic­ción a In­ter­net apa­re­ce cuan­do se in­cre­men­ta sin con­trol el uso de dis­po­si­ti­vos o el ac­ce­so a la red. Si no se es­tá co­nec­ta­do la ma­yor par­te del tiem­po y en cual­quier lu­gar se ma­ni­fies­ta cier­ta ansiedad.

“Uno de los pun­tos cla­ve pa­ra de­tec­tar a un adic­to es cal­cu­lar el tiem­po que pa­sa co­nec­ta­do y qué ac­ti­tud to­ma cuan­do no tie­ne ac­ce­so. Hay per­so­nas que sa­len de su ca­sa sin el te­lé­fono ce­lu­lar y se re­gre­san por­que es in­so­por­ta­ble la sen­sa­ción de va­cío”, ejem­pli­fi­có.

| CUARTOSCURO

Al­gu­nos jó­ve­nes ci­be­ra­dic­tos re­du­cen el tiem­po de in­ter­ac­ción fí­si­ca con otras per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.