CON EL HU­RA­CÁN QUE HA RE­PRE­SEN­TA­DO LA VIC­TO­RIA DE TRUMP, ¿MÉ­XI­CO TIE­NE LOS ELE­MEN­TOS PA­RA HA­CER FREN­TE A ES­TE RE­TO?

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS / LA OPINIÓN SEMANAL DE LAS SENADORAS - MA­RIA­NA GÓ­MEZ DEL CAM­PO SENADORA DE LA RE­PÚ­BLI­CA MAR­CE­LA GUE­RRA SENADORA DE LA RE­PÚ­BLI­CA

La vic­to­ria del re­pu­bli­cano Do­nald Trump el pa­sa­do mar­tes 8 de no­viem­bre sor­pren­dió y cim­bró al mun­do. Des­de que los pri­me­ros re­sul­ta­dos em­pe­za­ron a fluir, el re­pu­bli­cano se man­tu­vo a la ca­be­za y la ten­den­cia no se re­vir­tió. Al fi­lo de la me­dia no­che del mar­tes 8 de no­viem­bre, la vic­to­ria del re­pu­bli­cano era in­mi­nen­te, la in­cer­ti­dum­bre pro­vo­có el des­plo­me de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros a ni­vel glo­bal. La ma­ña­na si­guien­te a la elec­ción, el temor de que las pro­me­sas de cam­pa­ña de Trump sean una reali­dad per­mea­ba en to­dos los me­xi­ca­nos. La con­fe­ren­cia de pren­sa de los ti­tu­la­res de Ha­cien­da y del Ban­co de Mé­xi­co no tran­qui­li­za­ron a los mer­ca­dos ni de­tu­vie­ron la de­pre­cia­ción del pe­so me­xi­cano que en una se­ma­na per­dió el 10.04% de su va­lor, lle­gan­do a un ti­po de cam­bio de 21.20 pe­sos por dó­lar el pa­sa­do vier­nes. Pa­re­cía que no ha­bía na­da que de­cir. Las de­cla­ra­cio­nes de la Can­ci­ller y del Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca la ma­ña­na del 9 de no­viem­bre pa­re­cían de un go­bierno que no en­tien­de la gran preo­cu­pa­ción de los me­xi­ca­nos: un pe­so que ca­da vez se hun­de más, que afec­ta a los sec­to­res que re­quie­ren im­por­tar in­su­mos y que eso ele­va­rá la in­fla­ción; el te­rror de los mi­llo­nes de con­na­cio­na­les en te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se de ser de­por­ta­dos y con el im­pac­to di­rec­to so­bre el flu­jo de re­me­sas que son vi­ta­les pa­ra mi­llo­nes de fa­mi­lias me­xi­ca­nas; la cons­truc­ción de un mu­ro más que de con­cre­to de ra­cis­mo e in­to­le­ran­cia, en fin, una to­tal in­cer­ti­dum­bre tras la vic­to­ria de un per­so­na­je que de­mos­tró una ac­ti­tud abier­ta­men­te hos­til ha­cia nues­tro país. Aun­que el dis­cur­so de Do­nald Trump se ha mo­de­ra­do co­mo lo pu­di­mos cons­ta­tar en la entrevista con el pro­gra­ma 60 mi­nu­tos y sus ar­gu­men­tos han dis­mi­nui­do el gra­do de con­fron­ta­ción, el fu­tu­ro es in­cier­to. Una de las gran­des crí­ti­cas al go­bierno fe­de­ral fue su ac­ti­tud ti­bia du­ran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial en los Es­ta­dos Uni­dos y cuan­do se de­ci­dió, su ac­tuar fue im­pro­vi­sa­do e in­efi­cien­te. Hoy, la reali­dad no ha cam­bia­do, la Can­ci­lle­ría me­xi­ca­na ca­re­ce de una ver­da­de­ra es­tra­te­gia.

¿Qué si­gue tras el 8 de no­viem­bre? Dar­nos cuen­ta que Mé­xi­co tie­ne un víncu­lo fuer­te con nues­tro ve­cino del nor­te, pe­ro que es más fuer­te nues­tra ca­pa­ci­dad pa­ra su­pe­rar los re­tos que se avi­so­ran. Es ne­ce­sa­rio en­viar un men­sa­je cla­ro de es­ta­bi­li­dad y anun­ciar ac­cio­nes con­cre­tas que ge­ne­ren con­fian­za en los mer­ca­dos. Hoy más que nun­ca re­que­ri­mos de un Eje­cu­ti­vo fe­de­ral con­tun­den­te que en­fren­te con de­ter­mi­na­ción los re­tos en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca.

Con­ta­mos con una im­por­tan­te red de con­su­la­dos en Es­ta­dos Uni­dos con la ca­pa­ci­dad y la ex­per­ti­se pa­ra acer­car­se al Con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se y a las cá­ma­ras de co­mer­cio re­sal­tan­do la im­por­tan­cia del co­mer­cio bi­la­te­ral y pro­te­gien­do a los con­na­cio­na­les.

Mé­xi­co ne­ce­si­ta es­tar más uni­do que nun­ca. El pre­si­den­te En­ri­que Pe­ña Nie­to y su ga­bi­ne­te han es­ta­ble­ci­do ya con­tac­to con el pre­si­den­te elec­to y su equi­po de tran­si­ción, mar­can­do la pau­ta de que, es mo­men­to de em­pe­zar a tra­ba­jar y de­jar atrás la elec­ción. Una agen­da de po­lí­ti­ca ex­te­rior proac­ti­va es ne­ce­sa­ria y de­be­mos es­tar pre­pa­ra­dos an­tes del 20 de enero, fe­cha en la que Do­nald Trump se­rá ofi­cial­men­te in­ves­ti­do co­mo Pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca.

Co­mo ele­men­tos pa­ra ha­cer fren­te a es­te re­to, de­be­mos co­men­zar por re­co­no­cer el pro­fe­sio­na­lis­mo y vo­ca­ción de nues­tro Ser­vi­cio Ex­te­rior Me­xi­cano, que se for­ta­le­ció re­cien­te­men­te al in­cluir co­mo con­di­ción pa­ra as­cen­der en esa ca­rre­ra, la ex­pe­rien­cia del tra­ba­jo con­su­lar. En es­te sen­ti­do, ju­ga­rá un pa­pel cen­tral la red de 50 con­su­la­dos que a par­tir de abril de es­te año, se re­no­vó en su gran ma­yo­ría pa­ra eje­cu­tar ade­cua­da­men­te la ins­truc­ción de em­po­de­rar a nues­tros con­na­cio­na­les. Se­rá im­pres­cin­di­ble que en­cuen­tren nues­tros cón­su­les la for­ma más efi­caz de in­for­mar a to­dos los me­xi­ca­nos de su cir­cuns­crip­ción so­bre lo que co­rres­pon­de ha­cer pa­ra que sus de­re­chos hu­ma­nos y pa­tri­mo­nia­les no sean vio­la­dos.

Los con­su­la­dos, de la mano del Ins­ti­tu­to de Me­xi­ca­nos en el Ex­te­rior, de­be­rán con­ti­nuar con los pro­gra­mas pa­ra fo­men­tar la cohe­sión en­tre las co­mu­ni­da­des de me­xi­ca­nos en Es­ta­dos Uni­dos. De­be­mos re­cor­dar, que los tiem­pos di­fí­ci­les traen con­si­go opor­tu­ni­da­des pa­ra apren­der, me­jo­rar y cre­cer. An­te el re­to que se nos pre­sen­ta, es­tá en el go­bierno y to­dos los me­xi­ca­nos ser re­si­lien­tes y pro­po­ner nue­vas e in­no­va­do­ras ideas que nos im­pul­sen co­mo na­ción y que en­cuen­tren coin­ci­den­cias en la re­la­ción bi­la­te­ral Mé­xi­co-Es­ta­dos Uni­dos.

El Se­na­do de la Re­pú­bli­ca tie­ne un pa­pel muy im­por­tan­te en es­te es­ce­na­rio, ya que nos obli­ga a una re­de­fi­ni­ción de ta­reas en la re­vi­sión de la po­lí­ti­ca ex­te­rior. Po­de­mos rea­li­zar ca­bil­deos di­rec­tos y diá­lo­gos con nues­tros pa­res, re­pu­bli­ca­nos y de­mó­cra­tas, a tra­vés de las Co­mi­sio­nes exis­ten­tes en es­ta so­be­ra­nía. Mu­chos con­gre­sis­tas es­ta­dou­ni­den­ses es­tán dis­pues­tos a co­la­bo­rar con no­so­tros pa­ra be­ne­fi­cio de nues­tras so­cie­da­des. Tam­bién, es­ta­mos dis­pues­tos a coope­rar y tra­ba­jar con la Em­ba­ja­da de Mé­xi­co en Es­ta­dos Uni­dos y sus con­su­la­dos.

Si bien es cier­to que Es­ta­dos Uni­dos es nues­tro prin­ci­pal so­cio co­mer­cial, Mé­xi­co tam­bién cuen­ta con una red de 12 tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio con 46 paí­ses, sien­do la na­ción que más tra­ta­dos de es­ta na­tu­ra­le­za ha fir­ma­do en el mun­do. Es im­por­tan­te que se ex­plo­ten al má­xi­mo los be­ne­fi­cios de es­tos ins­tru­men­tos pa­ra que nues­tros pro­duc­to­res me­xi­ca­nos apro­ve­chen al má­xi­mo po­si­bi­li­da­des pa­ra di­ver­si­fi­car sus ex­por­ta­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.