ALE­XA MO­RENO DA LA ES­PAL­DA A LAS CRÍ­TI­CAS

La gim­nas­ta me­xi­ca­na se di­jo or­gu­llo­sa de ser par­te de un gru­po éli­te den­tro de su de­por­te

Publimetro Monterrey - - Portada - SER­GIO MELÉNDEZ @Se­rMe­len­dez

Tras ha­cer his­to­ria pa­ra la gim­na­sia me­xi­ca­na en el Mun­dial de Doha, la ba­ja­ca­li­for­nia­na re­co­no­ció que las crí­ti­cas re­ci­bi­das en los Jue­gos de Río nun­ca mer­ma­ron su áni­mo ni sus ga­nas de se­guir com­pi­tien­do por Mé­xi­co. La gim­nas­ta ha­bló con Publimetro so­bre su ha­za­ña.

Con ba­se en mu­cho en­tre­na­mien­to, la gim­nas­ta me­xi­ca­na Ale­xa Mo­reno es par­te de un se­lec­to gru­po den­tro de su de­por­te que la ha­ce ser una de las me­jo­res. Mues­tra de ello es la me­da­lla de bron­ce que con­si­guió en el pa­sa­do Mun­dial de Doha en la es­pe­cia­li­dad de sal­to con ca­ba­llo.

Las crí­ti­cas que se ver­tie­ron en con­tra de ella lue­go de su ac­tua­ción en los Jue­gos Olím­pi­cos de Río 2016 nun­ca mer­ma­ron su áni­mo de con­ti­nuar en el de­por­te que tan­to ama y aho­ra es una de las me­jo­res.

“Nun­ca los tu­ve en men­te (co­men­ta­rios ne­ga­ti­vos). En reali­dad fue al­go que pa­só en al­gún mo­men­to, lle­ga, se va y ya, nun­ca vol­ví a pen­sar en ello. Yo re­to­mé mi en­tre­na­mien­to ha­ce po­co por­que qui­se vol­ver a tra­tar de en­trar en un ci­clo olím­pi­co. Te­ne­mos ob­je­ti­vos y me­tas que que­re­mos lo­grar y yo siem­pre en­treno por eso, nun­ca to­mo en cuen­ta a esas per­so­nas”, afir­mó Ale­xa en una en­tre­vis­ta con Publisport. ¿Es­to fue co­mo una es­pe­cie de lec­ción pa­ra aque­llos que te cri­ti­ca­ron tras tu par­ti­ci­pa­ción en los Jue­gos Olím­pi­cos de Río 2016? — En reali­dad no lo hi­ce pa­ra ca­llar a na­die, no ten­go esa per­cep­ción, ni vi­sión. Di­cen y di­cen, pe­ro a mí la ver­dad me dio lo mis­mo, no le di nin­gún ti­po de im­por­tan­cia y só­lo se­guí mi ca­mino, por­que por ahí es­tá lo que quie­ro lo­grar. ¿Ya di­men­sio­nas­te lo que aca­bas de ga­nar? Es al­go his­tó­ri­co y será re­cor­da­do siem­pre. — To­da­vía no, pe­ro qué pa­dre que de­jé al­go bueno, es al­go que siem­pre he pen­sa­do, no só­lo se tra­ta de pa­sar por la vi­da, sino de de­jar una hue­lla que trans­mi­ta al­go bueno a otras per­so­nas, es­pe­ro que les abra el pa­so a mu­chos pa­ra que ha­gan más co­sas po­si­ti­vas, a pe­sar de es­tar ro­dea­do de tan­tas co­sas ne­ga­ti­vas. ¿Qué se sien­te com­par­tir podio con al­guien co­mo Si­mo­ne Bi­les? — Me gus­tan mu­cho ese ti­po de co­sas. No só­lo en el podio, sino el he­cho de es­tar en la com­pe­ten­cia, los en­tre­na­mien­tos con gran­des gim­nas­tas, con tan­to ta­len­to, per­so­nas fue­ra de se­rie, re­co­no­ci­das mun­dial­men­te a lo lar­go de los años. Es éli­te de la éli­te, en­ton­ces es­tar al la­do de ellos es ¡wow! Es­toy en­tran­do a un gru­po im­por­tan­te, es al­go muy im­pre­sio­nan­te. Quie­re de­cir que va­mos bien y sí, es muy sa­tis­fac­to­rio. ¿Te gus­ta es­to que es­tás vi­vien­do ac­tual­men­te? Los re­flec­to­res, el he­cho de que to­dos te quie­ren en­tre­vis­tar, to­mar­se una fo­to con­ti­go, pe­dir­te au­tó­gra­fos. — No, no me gus­ta lla­mar tan­to la aten­ción. Soy una per­so­na muy an­ti­so­cial, me gus­ta es­tar en­ce­rra­da, no sal­go de fies­ta. Mis gran­des fi­nes de se­ma­na son una pe­lí­cu­la en mi ca­sa y ya. Es un po­co abru­ma­dor, no me gus­ta ha­blar mu­cho, no soy una per­so­na que se ex­tien­da mu­cho con las pa­la­bras, de re­pen­te sien­to que me tro­pie­zo, se me aglo­me­ran to­das mis ideas, lue­go en­tro en pá­ni­co y sien­to que no di­je lo que que­ría de­cir, en­ton­ces a ve­ces me ge­ne­ra es­trés. ¿Có­mo ha­cer pa­ra no per­der pi­so y man­te­ner­te en es­te mis­mo ni­vel? — Es­toy muy con­ten­ta con es­te re­sul­ta­do, pe­ro sé que es­to es ape­nas el ini­cio, te­ne­mos to­da­vía más co­sas por de­lan­te, más com­pe­ten­cias por ve­nir. Hay que cla­si­fi­car a Jue­gos Olím­pi­cos, es­tán los Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos, el cam­peo­na­to del mun­do que vie­ne es sú­per im­por­tan­te. Hay mu­chas co­sas im­por­tan­tes en qué pen­sar y en reali­dad no tie­nes que pen­sar en ello, sino tra­ba­jar en có­mo me­jo­rar, có­mo ser una ver­sión me­jor de mí mis­ma. Sé que co­me­tí erro­res y fa­llas, ten­go que desa­rro­llar­las y lo­grar las co­sas. ¿Qué vie­ne pa­ra ti? — Hay que cla­si­fi­car a to­do, vie­nen com­pe­ten­cias im­por­tan­tes. Jue­gos Olím­pi­cos es la gran me­ta, pe­ro pri­me­ro ten­go co­pas del mun­do, di­fe­ren­tes sa­li­das, otras que to­da­vía no te­ne­mos pro­nos­ti­ca­das, hay que ver­las, pla­ni­fi­car­las. Eres ya un ejem­plo pa­ra mu­chas ni­ñas y ni­ños que prac­ti­can gim­na­sia, ¿qué con­se­jos les da­rías? — Que lo im­por­tan­te es que les gus­te la gim­na­sia, si se di­vier­ten y lo dis­fru­tan pue­den so­bre­po­ner­se cuan­do las co­sas se po­nen di­fí­ci­les por­que es­te de­por­te no es fá­cil ni sen­ci­llo y es muy de­man­dan­te. Si quie­ren lo­grar al­go, si tie­nen un ob­je­ti­vo pe­que­ño o gran­de, el chis­te es no qui­tar el de­do del ren­glón, siem­pre per­se­ve­rar an­te cual­quier obs­tácu­lo y sa­ber que la cla­ve pa­ra lo­grar las co­sas es se­guir tra­ba­jan­do.

|CAR­MEN OR­TE­GA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.