A CA­SI TRES SE­MA­NAS DEL CI­CLÓN, PUER­TO RI­CO PA­DE­CE LA FAL­TA DE AGUA PO­TA­BLE

A ca­si tres se­ma­nas del ci­clón, el lí­qui­do des­apa­re­ce de los co­mer­cios en una gui­ña­da

Publimetro Quintana Roo - - PORTADA - RO­NALD ÁVI­LA

Son las 10:24 de la ma­ña­na y la tem­pe­ra­tu­ra so­bre­pa­sa los 80 gra­dos. Ba­jo el sol candente, un gru­po de per­so­nas ha­ce fi­la en a las afue­ras de un su­per­mer­ca­do ubi­ca­do en Río Pie­dras, su­bur­bio en don­de vi­ven va­rias co­mu­ni­da­des po­bres de San Juan. En el in­te­rior, a pe­sar de la al­ta de­man­da por pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad –ra­zón por la cual se con­tro­la la en­tra­da al lu­gar–, im­pe­ran las góndolas va­cías.

En­tre quie­nes desean te­ner ac­ce­so al es­ta­ble­ci­mien­to es­tá Ma­rio Ver­de, un hom­bre de me­dia­na edad que vis­te una t-shirt sen­ci­lla con el di­se­ño de un za­pa­to de fondo y una go­rra en su ca­be­za. Bus­ca agua po­ta­ble, y pa­ra ello lle­vó cua­tro gran­des ga­lo­nes que es­pe­ra re­lle­nar con el pre­cia­do lí­qui­do. Lo que Ver­de no sa­be es que no que­da más agua en el co­mer­cio, aun cuan­do han pa­sa­do 20 días del gol­pe del huracán Ma­ría por la isla.

“¿Ah no hay? ¿Y qué ha­go yo en es­ta fi­la es­pe­ran­do?”, ri­pos­tó a la información da­da por es­te me­dio.

En su ca­sa tie­ne agua del gri­fo, pe­ro di­ce que no desea uti­li­zar­la pa­ra to­mar, por­que no con­fía en que es­té limpia.

En la mis­ma fi­la, Mery San­ta­na, una se­ño­ra de ma­yor edad, se sor­pren­de de que se ha­ya aca­ba­do el agua po­ta­ble en el su­per­mer­ca­do.

“Yo vi­vo en San Jo­sé (San Juan), du­ran­te el huracán la tubería se rom­pió y na­die tie­ne agua”, co­men­tó.

Pa­ra ba­ñar­se, San­ta­na lle­ga a ca­sa de fa­mi­lia­res. Pa­ra to­mar, tie­ne cua­tro ga­lo­nes que le ven­die­ron en una tien­da en Puer­to Nue­vo, de he­cho es­tá ra­cio­nan­do el pro­duc­to pa­ra po­der ven­der­le a la ma­yor can­ti­dad de per­so­nas po­si­ble.

En otro su­per­mer­ca­do de San Juan, pe­ro es­ta vez con­ti­guo a un com­ple­jo de apar­ta­men­tos de per­so­nas aco­mo­da­das, hay ca­jas de agua. Sin em­bar­go, a pe­sar de que con­tie­nen so­lo un cuar­to de lo que po­seen los pa­que­tes más co­mu­nes, es­tán ca­si al mis­mo pre­cio.

Lue­go del ci­clón, mi­les de ho­ga­res en Puer­to Ri­co que­da­ron sin ser­vi­cio de agua po­ta­ble. En los co­mer­cios, es­te pro­duc­to se aca­ba en me­nos de una gui­ña­da. El huracán fue el pa­sa­do 20 de sep­tiem­bre, pe­ro hoy so­lo a un 63.75% (800,000) de los abonados le lle­ga agua, se­gún el di­rec­tor de la Au­to­ri­dad de Acue­duc­tos y Al­can­ta­ri­lla­dos (AAA), Elí Díaz. Es­te da­to, no lo ob­tie­nen de sis­te­mas de tec­no­lo­gías, sino de in­for­mes so­bre plan­tas en ope­ra­ción y ma­ne­jo de bom­bas pa­ra dis­tri­bu­ción que a su vez de­pen­den de ge­ne­ra­do­res eléc­tri­cos y dié­sel.

La Agen­cia Fe­de­ral de Ma­ne­jo de Emer­gen­cias (FEMA) in­for­mó el mar­tes que re­par­tió un es­ti­ma­do de 7 mi­llo­nes de li­tros de agua. Em­pe­ro, en co­mu­ni­da­des co­mo Pun­ta San­tia­go en Hu­ma­cao o Mar­tel en Are­ci­bo, su gen­te afir­ma que no ha re­ci­bi­do su­mi­nis­tros su­fi­cien­tes. El re­cla­mo se ex­tien­de al­re­de- dor de to­do el país. Uno de los re­cla­mos más dra­má­ti­cos el mar­tes pro­vino del al­cal­de de Co­me­río —un pue­blo en el in­te­rior mon­ta­ño­so de la Isla— Jo­sean San­tia­go, quien re­la­tó que allí las inun­da­cio­nes se lle­va­ron to­da la tubería de las plan­tas de agua po­ta­ble y aguas sa­ni­ta­rias. La AAA le in­for­mó que ne­ce­si­tan otor­gar un con­tra­to pa­ra ins­ta­lar nue­vas tu­be­rías y que a par­tir de la con­tra­ta­ción, el pro­yec­to pue­de de­mo­rar unos dos me­ses, si el río no cre­ce. El pue­blo tie­ne unas 7,000 fa­mi­lias y el al­cal­de so­lo cuen­ta con dos ca­mio­nes cis­ter­nas pa­ra dis­tri­buir a unas 200 fa­mi­lias dia­rias. Ade­más re­par­te agua em­bo­te­lla­da que bus­ca en un cen­tro de dis­tri­bu­ción de la zo­na me­tro­po­li­ana (Ba­ya­món) con ocho bri­ga­das que van ca­sa por ca­sa. Has­ta esa montaña lle­gó una bri­ga­da de la Guar­dia Na­cio­nal con una plan­ta pa­ra pu­ri­fi­car agua, pe­ro no pue­den ser­vir­la por­que tie­nen que es­pe­rar en­tre cin­co a sie­te días que el la­bo­ra­to­rio de la AAA cer­ti­fi­que su po­ta­bi­li­dad.

“No hay agua po­ta­ble. No hay agua, en mi pue­blo no hay agua”, di­jo San­tia­go ca­si al bor­de de las lá­gri­mas en una en­tre­vis­ta ra­dial (WKAQ). Di­jo que la gen­te es­tá to­man­do agua de es­co­rren­tías y cuer­pos de agua.

La fal­ta de agua ha lle­va­do a va­rias co­mu­ni­da­des ru­ra­les de la isla a be­ber, la­var y ba­ñar­se en ríos y ma­nan­tia­les. Co­mo pro­duc­to de es­ta ac­ción, la al­cal­de­sa del pue­blo de Ca­nó­va­nas, Lor­na So­to, in­for­mó en días pa­sa­dos que unas sie­te per­so­nas de su mu­ni­ci­pa­li­dad se con­ta­gia­ron con lep­tos­pi­ro­sis, bac­te­ria que trans­mi­te el orín de al­gu­nos ani­ma­les y pue­de ser mor­tal.

Pro­ble­mas pa­ra cum­plir con la de­man­da

El se­cre­ta­rio de asun­tos pú­bli­cos, Ramón Ro­sa­rio, acep­tó que la de­man­da por el agua po­ta­ble con­ti­núa en au­men­to y que los su­pli­do­res tie­nen pro­ble­mas pa­ra cum­plir­la.

Ante es­to, co­men­tó que el De­par­ta­men­to de Sa­lud lo­cal emi­tió una or­den pa­ra per­mi­tir que la em­pre­sa Tres Mon­ji­tas y Sui­za Dairy pro­duz­can agua em­bo­te­lla­da, jun­to a Co­ca Co­la y Pep­si, pa­ra mi­ti­gar la de­man­da en los co­mer­cios.

De la mis­ma for­ma, afir­mó que prio­ri­zan la en­tre­ga de es­te su­mi­nis­tro a unas 70 uni­da­des de sa­lud que no tie­nen el ser­vi­cio. Se­gún men­cio­nó, el Es­ta­do tra­zó un acuer­do con el De­par­ta­men­to de Sa­lud Fe­de­ral pa­ra coor­di­nar la en­tre­ga del mis­mo al­re­de­dor de la isla.

So­bre el al­za des­me­di­da en los cos­tos que al­gu­nos con­su­mi­do­res han re­por­ta­do a tra­vés de las re­des so­cia­les, el se­cre­ta­rio del De­par­ta­men­to de Asun­tos del Con­su­mi­dor (DACO), Mi­chael Pir­lui­si, in­for­mó que per­du­ra la or­den de con­ge­la­ción de pre­cios de agua.

“En cuan­to a las que­jas que es­tán inun­dan­do las re­des, hay que te­ner pre­sen­te que no to­do lo que se de­nun­cia es una vio­la­ción a la or­den de con­ge­la­ción. He­mos no­ta­do que mu­chas ve­ces se tra­ta de pre­cios dis­tin­tos por­que se tra­tan de mar­cas di­fe­ren­tes de un pro­duc­to en par­ti­cu­lar. Por ejem­plo, bo­te­llas de agua”, ex­pli­có Pier­lui­si.

El agua lle­ga­rá... des­pa­ci­to

El agua lle­ga al gri­fo de los bo­ri­cuas gra­cias a la ener­gía eléc­tri­ca, sis­te­ma que que­dó un 100% en el suelo lue­go del pa­so de Ma­ría. Has­ta el mar­tes so­lo un 16 % del país te­nía luz. Es­ta si­tua­ción agra­va el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción del agua po­ta­ble, que de­pen­de­rá por el mo­men­to de ge­ne­ra­do­res eléc­tri­cos.

De acuer­do a Díaz, la agen­cia que di­ri­ge so­li­ci­tó a FEMA 220 ge­ne­ra­do­res, pa­ra co­men­zar a bom­bear agua a los ho­ga­res. A dos se­ma­nas y me­dia del fe­nó­meno na­tu­ral, so­lo han re­ci­bi­do 17 de es­tos. La AAA tie­ne 4,000 uni­da­des, y de su par­te po­see 1,300 plan­tas eléc­tri­cas.

A es­ta si­tua­ción, Díaz su­mó la fal­ta de ma­te­rial pa­ra arre­glar el sis­te­ma. Aun­que tam­bién pi­dió al Cuer­po de In­ge­nie­ros de los Es­ta­dos Uni­dos y FEMA ayu­da en es­te ren­glón, el fun­cio­na­rio des­co­no­ce cuán­to tiem­po po­dría tar­dar la lle­ga­da de su­mi­nis­tros.

“No hay agua po­ta­ble. No hay agua... No hay agua en mi pue­blo”.

Jo­sean San­tia­go, al­cal­de de Co­me­río

RO­NALD ÁVI­LA

El agua es­ca­sea en las góndolas de los su­per­mer­ca­dos.

RO­NALD ÁVI­LA

En los po­cos su­per­mer­ca­dos don­de se consigue agua po­ta­ble, es­ta se ra­cio­na. Las fi­las pa­ra bus­car agua son ex­ten­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.