MA­RIA­NA TRE­VI­ÑO

Quien - - EN CORTO -

Per­so­na­je Isa­bel Igle­sias

For­ta­le­za de Isa­bel Es muy per­se­ve­ran­te y na­da la pue­de in­ti­mi­dar.

Su de­bi­li­dad No es cons­cien­te de sus reac­cio­nes. El con­flic­to en­tre los her­ma­nos Igle­sias es Co­mo un par­ti­do de fut­bol. Hay al­go ab­sur­do en lu­char tan des­ca­ra­da­men­te por la pe­lo­ta del po­der. La lec­ción que de­be­ría apren­der Isa­bel es El au­to­con­trol y la au­tob­ser­va­ción de­fi­ni­ti­va­men­te. Es la in­di­ca­da pa­ra di­ri­gir a los Cuer­vos por­que Isa­bel apren­dió de primera mano. A ella le to­có un pa­pá que em­pe­zó a ar­mar un equi­po des­de ce­ro y a Cha­va un su­per-star rea­li­za­do. Ade­más se ve en el ca­rác­ter de ca­da uno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.