¡In­cen­ti­va a los ni­ños en el de­por­te!

Al exal­tar las vir­tu­des que ten­gan en el de­por­te fa­vo­re­ces su desa­rro­llo fí­si­co, so­cial y per­so­nal

Quintana Roo Hoy - - ESPECIAL - De la Re­dac­ción GRU­PO CANTÓN

No to­dos los ni­ños na­cen con la mis­ma in­cli­na­ción pa­ra la prác­ti­ca de los de­por­tes, por eso los pa­pás de­ben apren­der a in­cen­ti­var e in­cul­car­les a sus hi­jos el há­bi­to de rea­li­zar ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas, ya que es­to les trae­rá mu­chos beneficios fí­si­cos y men­ta­les.

Los pa­dres son los prin­ci­pa­les im­pul­so­res de una vi­da saludable y las ac­ti­vi­da­des que mo­ti­ven de­por­te en los ni­ños, lo que es un buen alia­do pa­ra su for­ma­ción por­que le apor­ta ejer­ci­cio, dis­ci­pli­na, mo­ti­va­ción en­tre mu­chos otros.

Con­se­jos:

Pri­me­ro de­bes bus­car al­go que le gus­te, no pue­de ser

cual­quier de­por­te, de­be ser uno que real­men­te lo ha­ga que­rer prac­ti­car­lo. Pa­ra po­der ele­gir su pa­sa­tiem­po ideal. Es re­co­men­da­ble que los ha­gas prac­ti­car va­rios de­por­tes e in­ves­ti­gar so­bre ellos y que lue­go ellos eli­jan su pre­fe­ri­do. Si tú o al­guien de tu fa­mi­lia es de­por­tis­ta o lo fue en al­gún mo­men­to, se­ría bueno que le pla­ti­ca­ras al niño so­bre ello.

Otra bue­na idea es asis­tir a en­cuen­tros de­por­ti­vos o ver­los por TV, ya sea fut­bol, béis­bol, te­nis, bás­quet o vo­lei­bol, pa­ra que los pe­que­ños de la ca­sa pue­dan

ex­pe­ri­men­tar más acer­ca del de­por­te y cuál les in­tere­sa más. Ade­más se­rá una bue­na for­ma de com­par­tir en fa­mi­lia. Lue­go de que ha­ya ele­gi­do el de­por­te ideal pa­ra él o ella, es im­por­tan­te que se di­vier­ta y sien­ta mo­ti­va­do, por lo que tu apo­yo co­mo ma­má de­be ser fun­da­men­tal, pre­gún­ta­le acer­ca de có­mo le va, haz que te cuen­te sus ex­pe­rien­cias, asis­te a las prác­ti­cas o par­ti­dos. De vez en cuan­do pue­des com­pla­cer­lo con nue­vos im­ple­men­tos, mu­ñe­que­ras, guan­tes al­gu­na pren­da que sir­va pa­ra su en­tre­na­mien­to. De­bes en­se­ñar­le so­bre la sa­na com­pe­ten­cia, a en­ten­der y las de­rro­tas, el pro­gre­so y có­mo afron­tar la com­pli­ca­cio­nes o éxi­tos.

Por otro parte, tú co­mo ma­dre no de­bes pre­sio­nar­lo, es bueno que lo en­se­ñes a no ren­dir­se y a te­ner dis­ci­pli­na, pe­ro tam­bién de­bes es­cu­char con aten­ción a la ac­ti­tud que mues­tre tu hi­jo, hay ve­ces que el de­por­te es so­lo un pe­rio­do y lue­go quie­ra pro­bar otras ac­ti­vi­da­des u otra ac­ti­vi­dad; de­ja que to­me la de­ci­sión de si quie­re con­ti­nuar prac­ti­cán­do­lo.

Cuén­ta­le so­bre los beneficios de ha­cer de­por­te, la li­be­ra­ción de es­trés, el com­par­tir con otros, tra­ba­jo en equi­po. Tu ejem­plo tam­bién se­rá cla­ve pa­ra su mo­ti­va­ción, si ve en ti a al­guien de­por­tis­ta pro­ba­ble­men­te que­rrá se­guir tus pa­sos, ejer­cí­ta­te tam­bién, haz ac­ti­vi­da­des fa­mi­lia­res co­mo un rally de­por­ti­vo, o sen­de­ris­mo.

Es­ta­blez­can ho­ra­rios te­ner va­rias ac­ti­vi­da­des pue­de ser com­pli­ca­do pa­ra los ni­ños, por lo que es im­por­tan­te la or­ga­ni­za­ción. Y man­ten­gan la me­jor ac­ti­tud po­si­ble, eso mo­ti­va mu­cho el de­por­te en los ni­ños.

Los ni­ños de­ben ele­gir el de­por­te que más les apa­sio­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.