Quin­ta­na Roo, sus go­ber­na­do­res, y la in­dus­tria del es­cán­da­lo po­lí­ti­co

Quintana Roo Hoy - - POST LOCAL - JOA­QUÍN PA­CHE­CO CAS­TRO

He aquí na­ve­gan­do en la en­ti­dad, que de la bue­na ma­de­ra, na­ve­gó a las co­rrien­tes po­lí­ti­cas del es­cán­da­lo na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal. De Quin­ta­na Roo, sal­vo sus des­ti­nos tu­rís­ti­cos en ob­so­les­cen­cia (con los cí­cli­cos War­nings de ri­gor de Es­ta­dos Uni­dos), hoy lo que se di­ce y se lee tie­ne que ver con el mal de la con­di­ción hu­ma­na: nar­co­trá­fi­co, de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, in­se­gu­ri­dad, co­rrup­ción gu­ber­na­men­tal, re­za­go so­cial, sa­lud pú­bli­ca (pri­me­ros lu­ga­res en sui­ci­dios, em­ba­ra­zos no desea­dos, adic­cio­nes en jó­ve­nes), de­te­rio­ro ambiental, en­tre otros.

Y, por si fue­ra po­co, pa­ra una en­ti­dad que ape­nas al­can­za la ma­du­rez equi­pa­ra­ble a la vi­da hu­ma­na, tras cua­tro dé­ca­das, es­cán­da­los van y vie­nen del or­den po­lí­ti­co co­mo si Quin­ta­na Roo fue­ra una ver­sión “ba­na­ne­ra” del Ca­ri­be; don­de por aña­di­du­ra, se tra­ta­ra de una ci­vi­li­za­ción en pleno si­glo XXI, ca­ren­te de edu­ca­ción y el co­no­ci­mien­to bá­si­co pa­ra re­gir­nos por un con­tra­to so­cial.

De la cal­ma chi­cha de la bue­na ma­de­ra y el chi­cle del te­rri­to­rio fe­de­ral; la con­for­ma­ción del pri­mer go­bierno cons­ti­tu­cio­nal con Je­sús Mar­tí­nez Ross y el au­ge del co­mer­cio de im­por­ta­ción; la con­so­li­da­ción de la vin­cu­la­ción de Quin­ta­na Roo co­mo en­ti­dad fe­de­ra­ti­va y el desa­rro­llo tu­rís­ti­co con Pe­dro Joa­quín Cold­well; el fra­ca­so del cam­po y la zo­na in­dus­trial, la crea­ción de la Uni­ver­si­dad de Quin­ta­na Roo (UQROO), y la re­pre­sión a pe­rio­dis­tas con Miguel Bor­ge Mar­tín; el fa­lli­do res­ca­te de la zo­na sur, la crea­ción del mu­ni­ci­pio de So­li­da­ri­dad, y el pri­mer es­cán­da­lo por nar­co­trá­fi­co con Ma­rio Villanueva Ma­drid.

Y en es­te li­ge­ro re­pa­so, hay que aña­dir la úl­ti­ma obra pú­bli­ca sig­ni­fi­ca­ti­va, el re­la­ja­mien­to del ejer­ci­cio de la li­ber­tad de ex­pre­sión, el avan­ce real de los par­ti­dos de opo­si­ción, el es­cán­da­lo por via­jar con com­pa­ñía fe­me­ni­na a Eu­ro­pa de Joa­quín Hen­dricks Díaz; la deu­da pú­bli­ca, la ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de la co­rrup­ción gu­ber­na­men­tal, la red de de­lin­cuen­cia fi­nan­cie­ra pa­ra sa­quear el era­rio, el con­trol eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, la in­fil­tra­ción de los par­ti­dos po­lí­ti­cos, la go­ber­na­bi­li­dad aé­rea a tra­vés del ce­lu­lar, el ne­po­tis­mo, y la con­duc­ta amo­ral (que es­can­da­li­zó des­de el ca­so May­ra) de Fé­lix Gon­zá­lez Can­to; el se­gui­mien­to y con­so­li­da­ción de lo an­te­rior, más el re­za­go del ser­vi­cio pú­bli­co y el de­bi­li­ta­mien­to de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, au­sen­cia del de­re­cho, la vio­la­ción a los De­re­chos Hu­ma­nos y La­bo­ra­les de Ro­ber­to Bor­ge An­gu­lo, pre­so en Pa­na­má y en pro­ce­so de ex­tra­di­ción a Mé­xi­co.

Y lo úl­ti­mo, de Quin­ta­na Roo, sus go­ber­na­do­res, y la in­dus­tria de los es­cán­da­los po­lí­ti­cos: un go­ber­na­dor del cam­bio, Car­los Joa­quín Gon­zá­lez, acu­sa­do de via­je­ro fre­cuen­te con un gas­to mi­llo­na­rio, que ya fue des­men­ti­do por el se­cre­ta­rio de la Se­fi­plan, Juan Ver­ga­ra; dos dipu­tadas priis­tas Fe­li­xis­tas, Sa­ra La­ti­fe Si­món Ruiz y Ar­let Mól­go­ra en el Tren­ding To­pic en las re­des por su len­gua­je soez en la Cá­ma­ra Ba­ja; y una al­cal­de­sa pa­nis­ta, Per­la Tun, que es­can­da­li­za en su Ca­bil­do con­tra los re­gi­do­res opo­si­to­res, al gra­do de que ya tie­ne una me­di­da cau­te­lar de De­re­chos Hu­ma­nos. Más lo que se acu­mu­le.

Léa­nos tam­bién, véa­nos y es­cú­che­nos en maretazo.mx y en Bes­tia Gru­pe­ra Che­tu­mal 99.3 Fm en Fa­ce­book de lu­nes a vier­nes de 7 a 9am.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.