In­se­gu­ri­dad trans­for­ma sec­tor in­mo­bi­lia­rio

Al­gu­nos me­xi­ca­nos por en­ci­ma de los 45 años han mo­di­fi­ca­do el ma­pa de la in­dus­tria na­cio­nal, pues en un in­ten­to por pro­te­ger­se de la de­lin­cuen­cia ven­den sus ca­sas pa­ra mu­dar­se a com­ple­jos ce­rra­dos

Reporte Indigo Guadalajara - - Reporte - POR NAYELI ME­ZA OROZ­CO @na­ye­li_ _me­za

La in­se­gu­ri­dad gol­pea la con­fian­za de los me­xi­ca­nos, pe­ro no es el úni­co da­ño que oca­sio­na. Las em­pre­sas del sec­tor in­mo­bi­lia­rio se han trans­for­ma­do a cau­sa de la de­lin­cuen­cia en el país.

“No ha fre­na­do las ven­tas de la in­dus­tria, pe­ro sí nos ha obli­ga­do a mo­di­fi­car las ofer­tas que ha­ce­mos, pues los com­pra­do­res han de­ja­do de vi­vir en gran­des ca­sas pa­ra mu­dar­se a es­pa­cios más chi­cos y en zo­nas más se­gu­ras”, ma­ni­fies­ta Ja­vier Gar­cía, di­rec­tor de ven­tas de Se­gun­da­mano.

En con­se­cuen­te, el ni­vel de los me­xi­ca­nos con un pa­tri­mo­nio pro­pio tam­bién se ha mo­vi­do, ya que en las re­gio­nes con un ma­yor ín­di­ce de­lic­ti­vo los in­qui­li­nos aba­ra­tan el va­lor del in­mue­ble con el pro­pó­si­to de que se ven­da más rá­pi­do.

El di­rec­ti­vo com­par­te que es­ta ola de in­se­gu­ri­dad afec­ta par­ti­cu­lar­men­te a la ge­ne­ra­ción que se ubi­ca por en­ci­ma de los 45 años, de­bi­do a que es la po­bla­ción que ya li­qui­dó su cré­di­to hi­po­te­ca­rio.

Du­ran­te 2017, al­re­de­dor de 25.4 mi­llo­nes de per­so­nas fue­ron víc­ti­mas de al­gún de­li­to en te­rri­to­rio na­cio­nal, de acuer­do con la úl­ti­ma En­cues­ta Na­cio­nal de Vic­ti­mi­za­ción y Per­cep­ción de la Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca (ENVIPE) ela­bo­ra­da por el Ine­gi.

Del mis­mo mo­do, en el 93.2 por cien­to de los de­li­tos no hu­bo de­nun­cia, o bien, la au­to­ri­dad no ini­ció una ave­ri­gua­ción pre­via o car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción.

El Es­ta­do de Mé­xi­co en­ca­be­za la lis­ta de las en­ti­da­des don­de más ca­sas se po­nen a la ven­ta por el te­ma de in­se­gu­ri­dad, se­gún el di­rec­tor de ven­tas de Se­gun­da­mano.

Zo­na Es­me­ral­da y Lo­mas Ver­des son los lu­ga­res con el ma­yor nú­me­ro de ofer­tas, a pe­sar de que se en­cuen­tran en zo­nas re­si­den­cia­les. La ra­zón: es­tán ubi­ca­dos en o cer­ca de ave­ni­das prin­ci­pa­les, si­tua­ción que au­men­ta el ries­go de ser víc­ti­ma de al­gún de­li­to.

“En es­tas zo­nas es muy co­mún ver le­tre­ros con la le­yen­da ‘Se ven­de’, cuan­do ha­ce unos años era ca­si im­po­si­ble con­se­guir un in­mue­ble ahí y cuan­do se en­con­tra­ba se pa­ga­ba a pre­cios exor­bi­tan­tes”, de­ta­lla Gar­cía.

Otros es­ta­dos don­de se ha vis­to un mo­vi­mien­to de in­qui­li­nos es Ve­ra­cruz, Nue­vo León y Chihuahua, pe­ro, a di­fe­ren­cia del Edo­mex, en es­tas re­gio­nes la in­se­gu­ri­dad es di­fe­ren­te, pues la ma­yo­ría de los de­li­tos que se re­gis­tran son por nar­co­trá­fi­co.

Las per­so­nas que es­tán ofer­tan­do sus vi­vien­das se es­tán mo­vien­do ha­cia de­sa­rro­llos ho­ri­zon­ta­les, una ten­den­cia que va en au­ge por la pri­va­ci­dad y se­gu­ri­dad que les ofre­ce, ade­más de las ame­ni­da­des.

Aun­que la ola de vio­len­cia en el país ha pro­vo­ca­do una ma­yor ofer­ta en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio, es­to no ne­ce­sa­ria­men­te quie­re de­cir que las ga­nan­cias son equi­va­len­tes, so­bre to­do por­que los in­mue­bles no se ven­den a su pre­cio ori­gi­nal.

Aun cuan­do el mer­ca­do na­cio­nal se en­fren­ta a una com­ple­ja si­tua­ción, Ja­vier Gar­cía con­fía en el po­ten­cial de la in­dus­tria a la que per­te­ne­ce y que cre­ce a un rit­mo anual en­tre 10 y 12 por cien­to.

“Es un cam­bio de fi­chas: si en un es­ta­do hay afec­ta­ción, en otro en­con­tra­mos un be­ne­fi­cio. El sec­tor en Mé­xi­co se­gui­rá ex­pan­dién­do­se a ni­ve­les de pri­mer mun­do a pe­sar de to­do”.

No ha fre­na­do las ven­tas de la in­dus­tria, pe­ro sí nos ha obli­ga­do a mo­di­fi­car las ofer­tas que ha­ce­mos, pues los com­pra­do­res han de­ja­do de vi­vir en gran­des ca­sas pa­ra mu­dar­se a es­pa­cios más chi­cos y en zo­nas más se­gu­ras” Ja­vier Gar­cía Di­rec­tor de ven­tas de Se­gun­da­mano

En zo­nas re­si­den­cia­les co­mo Zo­na Es­me­ral­da hay mu­chas ofer­tas por es­tar en lu­ga­res vul­ne­ra­bles a la de­lin­cuen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.