T-MEC en la Mi­ra

El acuer­do co­mer­cial de amé­ri­ca del Nor­te po­dría es­tar nue­va­men­te en el ojo del hu­ra­cán, ya que se con­ver­ti­ría en la mo­ne­da de cam­bio en­tre los de­mó­cra­tas que ga­na­ron la cá­ma­ra de re­pre­sen­tan­tes y el pre­si­den­te re­pu­bli­cano Do­nald Trump

Reporte Indigo Monterrey - - INDIGONOMICS - Por Ma­ra Eche­ve­rría ma­ra.eche­ve­rria@re­por­tein­di­go.com

La in­cer­ti­dum­bre pa­ra el Tra­ta­do Co­mer­cial Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá (T-MEC) po­dría en­fren­ta­run­nue­vo­ba­che an­te los re­sul­ta­dos en la elec­ción in­ter­me­dia pa­ra ele­gir al nue­vo Con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se.

La mo­der­ni­za­ción del acuer­do co­mer­cial, que vio hu­mo blan­co en oc­tu­bre pa­sa­do, aún de­be ser ra­ti­fi­ca­do por los con­gre­sis­tas de los paí­ses in­vo­lu­cra­dos y po­dría re­tra­sar­se en Es­ta­dos Uni­dos an­te un le­gis­la­ti­vo en el que ri­ge el par­ti­do de opo­si­ción, des­pués de las elec­cio­nes in­ter­me­dias que se ce­le­bra­ron el su­per­mar­tes.

Des­de 2016, cuan­do el Ca­pi­to­lio se pin­tó de ro­jo an­te la ma­yo­ría de con­gre­sis­tas del Par­ti­do Re­pu­bli­cano, el man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se Do­nald Trump re­ci­bió el res­pal­do ne­ce­sa­rio pa­ra im­ple­men­tar di­ver­sas me­di­das y has­ta una nue­va re­gu­la­ción fis­cal, si­tua­ción que po­dría cam­biar el pró­xi­mo enero, una vez que los nue­vos le­gis­la­do­res ocu­pen sus cu­ru­les.

Con una ven­ta­ja de­mó­cra­ta, el pre­si­den­te de la na­ción de las ba­rras y las es­tre­llas en­fren­ta­rá al­gu­nos obs­tácu­los pa­ra la im­ple­men­ta­ción de po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y mi­gra­to­rias, que po­drían de­pen­der de la ne­go­cia­ción en el Ca­pi­to­lio del acuer­do co­mer­cial.

Es­pe­cia­lis­tas coin­ci­den en que el Par­ti­do De­mó­cra­ta po­dría lle­var al ring el tra­ta­do de la re­gión nor­te­ame­ri­ca­na pa­ra ejer­cer al­gún ti­po de pre­sión so­bre el in­qui­lino de la Ca­sa Blan­ca, con el fin de re­vi­sar de for­ma mi­nu­cio­sa el acuer­do que se es­pe­ra en­tre en vi­gor el pró­xi­mo año, por lo que un po­si­ble re­tra­so po­dría ge­ne­rar in­cer­ti­dum­bre.

Pa­ra Juan Pa­blo Ga­li­cia, ana­lis­ta po­lí­ti­co, si el T-MEC fue­ra un “rehén” en el le­gis­la­ti­vo es­ta­dou­ni­den­se no afec­ta­ría de for­ma di­rec­ta a la eco­no­mía me­xi­ca­na, ya que se man­ten­dría en vi­gor el do­cu­men­to que se fir­mó en 1992 y que se pu­so en mar­cha el 1 de enero de 1994.

No obs­tan­te, la du­da so­bre la fe­cha de su apro­ba­ción oca­sio­na­ría que al­gu­nos ca­pi­ta­les en el te­rri­to­rio me­xi­cano bus­quen re­fu­gio en mo­ne­das fuer­tes, co­mo el dó­lar.

En es­te sen­ti­do, Jo­sé Luis de la Cruz, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to pa­ra el Desa­rro­llo In­dus­trial y el Cre­ci­mien­to Eco­nó­mi­co (IDIC), co­men­ta que que en ca­so de que los le­gis­la­do­res de Es­ta­dos Uni­dos no aprue­ben el T-MEC en el cor­to pla­zo y pre­va­lez­ca el mar­co le­gal del TLCAN, que ri­ge en la ac­tua­li­dad, pro­vo­ca­ría un es­ce­na­rio de desequilibrio en la re­gión de Nor­tea­mé­ri­ca.

De la Cruz tam­bién ad­vier­te la po­si­bi­li­dad­de­que­los­de­mó­cra­ta­sen­du­rez­can su po­si­ción y con­di­cio­nen la apro­ba­ción del pac­to co­mer­cial pa­ra obli­gar al pre­si­den­te Trump a ne­go­ciar otros te­mas, en­tre los que des­ta­can la cons­truc­ción del mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co.

El con­gre­so va a de­fi­nir la ur­gen­cia con la que Trump abor­da­rá te­mas co­mo la gue­rra co­mer­cial y su re­la­ción con Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos”

“La si­tua­ción ge­ne­ra­ría du­das so­bre la reac­ción de Do­nald Trump, pues po­dría de­ci­dir can­ce­lar el acuer­do o con­ser­var­lo y tam­bién usar­lo pa­ra pre­sio­nar a los de­mó­cra­tas”, opi­na el eco­no­mis­ta.

Aun­que los es­pe­cia­lis­tas des­car­tan que el acuer­do sea re­pro­ba­do, el per­mi­so que se con­ce­dió a Do­nald Trump so­bre el TLCAN úni­ca­men­te te­nía al­can­ces de ac­tua­li­za­ción.

An­te es­te pa­no­ra­ma, Le­ti­cia Ar­men­ta, in­ves­ti­ga­do­ra en eco­no­mía del Tec­no­ló­gi­co de Mon­te­rrey, ad­vier­te que el nue­vo le­gis­la­ti­vo po­drían en­con­trar un hue­co an­te el cam­bio de nom­bre, que su­gie­re la crea­ción de un nue­vo pac­to, cuan­do lo que se reali­zó fue una mo­der­ni­za­ción del do­cu­men­to que ri­ge el in­ter­cam­bio co­mer­cial en­tre las na­cio­nes de Amé­ri­ca del Nor­te.

“A ni­vel po­lí­ti­co, el pre­si­den­te Do­nald Trump quie­re fir­mar un nue­vo tra­ta­do con un cam­bio de nom­bre, en­ton­ces el Con­gre­so po­dría ob­je­tar

Jo­sé Luis de la Cruz Di­rec­tor del IDIC

Le­gis­la­do­res es­ta­dou­ni­den­ses de­be­rán apro­bar el acuer­do co­mer­cial de la re­gión

y no per­mi­tir es­te cam­bio, aun­que se man­ten­ga la ac­tua­li­za­ción que se reali­zó en el ca­pi­tu­la­do”, de­ta­lla la in­ves­ti­ga­do­ra del Tec de Mon­te­rrey.

Es­ta­dos Uni­dos es el ma­yor ex­por­ta­dor a ni­vel mun­dial, só­lo por de­ba­jo de Chi­na. En lo que va de es­te año, sus en­víos al ex­tran­je­ro equi­va­len a 1,576 mi­llo­nes de dó­la­res, de acuer­do con da­tos de In­dex­mun­di.

Los prin­ci­pa­les mer­ca­dos que re­ci­ben las mer­can­cías de ma­nu­fac­tu­ra es­ta­dou­ni­den­se son Ca­na­dá y Mé­xi­co, sus so­cios co­mer­cia­les des­de la en­tra­da en vi­gor del TLCAN ha­ce 25 años.

Mu­ro en pau­sa

La nue­va le­gis­la­tu­ra en Es­ta­dos Uni­dos mar­ca­rá la ur­gen­cia de la ad­mi­nis­tra­ción del man­da­ta­rio re­pu­bli­cano por cum­plir los te­mas que mar­ca­ron su agen­da des­de la cam­pa­ña po­lí­ti­ca en 2016, aun­que al­gu­nos de los pro­yec­tos po­drían que­dar en pau­sa.

Uno de los pri­me­ros pen­dien­tes que en­fren­ta­rían el freno es la cons­truc­ción del mu­ro en la fron­te­ra de Es­ta­dos Uni­dos con Mé­xi­co, y que es eje fun­da­men­tal en las po­lí­ti­cas an­ti­mi­gran­tes de la ad­mi­nis­tra­ción del re­pu­bli­cano.

Juan Pa­blo Ga­li­cia, ana­lis­ta po­lí­ti­co, ex­pli­ca que la apro­ba­ción del pre­su­pues­to pa­ra la edi­fi­ca­ción de la barda es de­ma­sia­do cuan­tio­so, ra­zón por la que ni el Con­gre­so ac­tual, con ma­yo­ría re­pu­bli­ca­na, le ha otor­ga­do su con­sen­ti­mien­to pa­ra dis­po­ner del di­ne­ro ne­ce­sa­rio en su to­ta­li­dad.

“Los­re­cur­sos­pa­ra­la­cons­truc­ción del mu­ro se ten­drían que ob­te­ner del pre­su­pues­to pú­bli­co del go­bierno o a tra­vés de la ge­ne­ra­ción de deu­da”, men­cio­na.

Al res­pec­to, Le­ti­cia Ar­men­ta, del Tec de Mon­te­rrey, con­si­de­ra di­fí­cil que Trump re­ci­ba au­to­ri­za­ción de fon­dos pa­ra man­te­ner su po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, más allá de la eje­cu­ción de es­ta obra.

La es­pe­cia­lis­ta pro­yec­ta que en ge­ne­ral un Con­gre­so con una ma­yo­ría de­mó­cra­ta ten­drá me­nos dis­po­si­ción pa­ra con­ti­nuar con po­lí­ti­cas fis­ca­les del ac­tual pre­si­den­te, co­mo la dis­mi­nu­ción de im­pues­tos, que pue­de pro­pi­ciar un au­men­to en los pre­cios a los con­su­mi­do­res.

“Se­gu­ra­men­te los le­gis­la­do­res pre­fie­ren man­te­ner una in­fla­ción ba­ja y es­ta­ble por­que per­mi­te ofre­cer ven­ta­jas a con­su­mi­do­res y em­pre­sas”, re­fie­re la aca­dé­mi­ca.

Efec­to mun­dial

Las im­pli­ca­cio­nes de los co­mi­cios en los que se eli­gie­ron 435 miem­bros de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y 35 de los 100 se­na­do­res tam­bién po­drá te­ner al­gu­nos efec­tos mun­dia­les. Ar­men­ta de­cla­ra que exis­te un ries­go de afec­ta­ción eco­nó­mi­ca en Es­ta­dos Uni­dos y, en to­do ca­so, se­rá la Re­ser­va Fe­de­ral quien se en­car­gue de me­ter freno a tra­vés del in­cre­men­to en las ta­sas de in­te­rés.

Sin em­bar­go, en es­te ca­so es­ta me­di­da no se­ría de for­ma gra­dual, ni en al­zas mar­gi­na­les de 25 pun­tos ba­se co­mo has­ta aho­ra, que ge­ne­ra­ría un me­ca­nis­mo en ca­de­na a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

De la Cruz ex­po­ne que otro de los gol­pes ha­cia Trump irían directo a la au­to­no­mía­de­de­ci­sio­nes,cu­yoe­fec­to se pre­sen­ta­ría en el en­ra­re­ci­mien­to del ci­clo eco­nó­mi­co, so­bre to­do al ejer­cer pre­sión so­bre pre­su­pues­tos y gas­to de go­bierno.

El di­rec­tor del IDIC re­fie­re que el nue­vo Con­gre­so no se ajus­ta­rá a los re­que­ri­mien­tos del pre­si­den­te Trump, aun­que la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos se­gui­rá mar­chan­do ba­jo su pro­pio rit­mo y en ese sen­ti­do la afec­ta­ción a su cre­ci­mien­to se­ría me­nor.

“Mé­xi­co de­be­rá es­tar aten­to a los re­sul­ta­dos de la elec­ción pa­ra te­ner cla­ras las pro­pues­tas pa­ra re­cons­truir su víncu­lo con Es­ta­dos Uni­dos por­que con un Con­gre­so en con­tra o a fa­vor del pre­si­den­te Do­nald Trump es cla­ro que esa re­la­ción se­rá do­mi­nan­te en ma­te­ria de co­mer­cio y po­lí­ti­ca ex­te­rior”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.