Un en­cuen­tro con

el hom­bre de­trás de Har­man Pro­fes­sio­nal Mé­xi­co

sound:check magazine mexico - - Contenido -

Je­sús Cruz, el hom­bre de­trás de Har­man Pro­fes­sio­nal Mé­xi­co

In­ge­nie­ro en Elec­tró­ni­ca y Co­mu­ni­ca­cio­nes gra­dua­do del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Mon­te­rrey, cam­pus Es­ta­do de Mé­xi­co, Je­sús Cruz es ac­tual­men­te el di­rec­tor de Har­man Pro­fes­sio­nal Mé­xi­co. Tras ha­ber te­ni­do una ca­rre­ra as­cen­den­te con una de las marcas de elec­tró­ni­ca de con­su­mo más im­por­tan­tes en el mun­do, el ca­mino de Je­sús se abrió has­ta lle­gar a es­ta com­pa­ñía, una de las em­pre­sas lí­de­res en nues­tro país y en el mun­do en cuan­to a la dis­tri­bu­ción de equi­pos pro­fe­sio­na­les de au­dio e ilu­mi­na­ción con­cier­ne.

Pro­yec­tos rea­li­za­dos

“Lle­vo dos años y me­dio en la par­te de au­dio pro­fe­sio­nal, au­to­ma­ti­za­ción e ilu­mi­na­ción, pe­ro den­tro de la in­dus­tria de la elec­tró­ni­ca en Mé­xi­co ya lle­vo más de vein­te años, em­pe­zan­do en áreas co­mo in­ge­nie­ría: di­se­ñan­do equi­po de elec­tró­ni­ca. Cuan­do es­tu­ve en el Tec, mi pro­yec­to fi­nal fue un am­pli­fi­ca­dor de bul­bos con co­di­fi­ca­ción PWM, que bá­si­ca­men­te era com­bi­nar los bul­bos que con­su­men una gran can­ti­dad de ener­gía, con un sis­te­ma PWM pa­ra que es­te con­su­mo ba­ja­ra”, ini­cia Je­sús. De ahí, co­men­cé a tra­ba­jar en la par­te de in­ge­nie­ría. Me lla­ma­ron pa­ra la­bo­rar con in­ge­nie­ría y ser­vi­cio en Sony por­que, en aquel en­ton­ces, la mar­ca ha­bía ad­qui­ri­do la par­te de ven­ta en Mé­xi­co (era 1994) y pa­ra 1996 que­rían desa­rro­llar to­da la par­te de in­ge­nie­ría y ser­vi­cio. Que­rían que al­guien vie­se qué po­día pa­sar con los am­pli­fi­ca­do­res, des­de el pun­to de vis­ta de los trans­for­ma­do­res, por­que nues­tra co­rrien­te en Mé­xi­co no es muy es­ta­ble. Así me con­tra­ta­ron pa­ra ver qué me­jo­ras po­día­mos ha­cer a sus trans­for­ma­do­res, man­dar­los a la fá­bri­ca y que co­men­za­ran a pro­du­cir­los”.

“Con Sony co­men­cé a desa­rro­llar­me real­men­te en la par­te de in­ge­nie­ría y ser­vi­cio, que es en­tre­nar a to­dos los téc­ni­cos e in­ge­nie­ros en las nue­vas tec­no­lo­gías que en aquel en­ton­ces era Mi­niDisc, DVD, ce­lu­la­res, mi­ni com­po­nen­tes y mi­cro­com­po­nen­tes. Des­pués de eso, vino una pre­gun­ta im­por­tan­te pa­ra mí en el sen­ti­do de cuál se­ría el si­guien­te pa­so, si se­guir en la in­ge­nie­ría o en­trar a la par­te co­mer­cial. Tu­ve dos men­to­res muy fuer­tes, uno fue mi pa­dre y fue Hi­ros­hi Ta­kano, mi pri­mer je­fe en Sony y quien me re­co­men­dó ha­cer ne­go­cio, así que, si pa­ra ese en­ton­ces te­nía en men­te ir­me a la uni­ver­si­dad de Es­sex a con­ti­nuar la in­ge­nie­ría, cam­bié de opi­nión y me fui a ha­cer maes­tría en Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les en Bris­tol, Inglaterra”.

“Siem­pre me abo­qué en la par­te tec­no­ló­gi­ca du­ran­te to­da mi maes­tría. Des­pués tu­ve la opor­tu­ni­dad de to­mar un di­plo­ma­do en Ber­ke­ley y es­tan­do en to­dos los al­bo­res de la elec­tró­ni­ca y de la elec­tró­ni­ca de con­su­mo, re­gre­sé a Sony, pe­ro al área de pla­nea­ción, cer­ca de los sis­te­mas de ope­ra­ción en el es­ta­do de re­sul­ta­dos y las com­pras que Sony ha­cía a las plan­tas; apren­dí mu­cho de los sis­te­mas Just-In-Ti­me ja­po­ne­ses, por­que en aquel en­ton­ces te­nía­mos fá­bri­cas en Ti­jua­na y ha­cía­mos pre­vi­sión con to­do el equi­po de pla­nea­ción. Veía cuán­to íba­mos a com­prar y ven­der”, con­ti­núa Je­sús.

“En­ton­ces, una vez que yo es­ta­ba en la par­te de los nú­me­ros des­de el pun­to de vis­ta de las ven­tas, me cam­bié al área de mar­ke­ting, un pa­so obli­ga­do, por­que ya sa­bía la par­te de com­pras y ven­tas, los ma­ne­jos de la em­pre­sa en ese ru­bro”.

“Em­pe­cé con la par­te de Cy­be­rShot, des­pués Han­di­cam, Re­flex Alp­ha, im­pre­so­ras y de­más en Sony”, re­cuer­da el di­rec­tor de Har­man Mé­xi­co, “des­pués de desa­rro­llar esa par­te, co­men­cé a desa­rro­llar el ca­nal fo­to­grá­fi­co de Sony en el país. Em­pe­za­mos a cre­cer de una ma­ne­ra fuer­te la par­te de­par­ta­men­tal en nues­tro país y a re­vo­lu­cio­nar las tien­das de la com­pa­ñía pa­ra que es­tu­vie­ran ad hoc a las nue­vas tec­no­lo­gías. Me to­có pre­pa­rar to­do el te­rri­to­rio co­mer­cial pa­ra es­to; co­men­za­ba in­ter­net y ha­bía que desa­rro­llar una es­truc­tu­ra co­mer­cial en ese ca­nal, así co­mo en tien­das de­par­ta­men­ta­les y de­más”.

“Des­pués de tres años es­tan­do en ven­tas, lle­gó una opor­tu­ni­dad in­creí­ble con Har­man Pro­fes­sio­nal. Ellos to­ma­ron, en al­gún mo­men­to, la de­ci­sión de po­ner una ofi­ci­na re­pre­sen­ta­ti­va en Mé­xi­co, gra­cias a que se die­ron cuen­ta de que es­te país es muy grande y se es­ta­ban per­dien­do opor­tu­ni­da­des en seg­men­tos claves. To­do era un seg­men­to de re­tail en la par­te de tien­das de mú­si­ca y si ha­bía pro­yec­tos in­tere­san­tes de tou­ring y de­más, es­ta­ba bien. Sin em­bar­go, la com­pa­ñía vio el te­ma en don­de se po­día ven­der más y de­ci­dió ins­ta­lar­se en for­mal­men­te en Mé­xi­co.

Res­pues­tas in­te­gra­les

“Har­man es una em­pre­sa de múl­ti­ples so­lu­cio­nes, que tie­ne to­do ti­po de equi­pos pro­fe­sio­na­les pa­ra la in­dus­tria del es­pec­tácu­lo. Ma­ne­ja marcas le­gen­da­rias co­mo JBL, Soun­dc­raft, Le­xi­con, AKG, DVX, o Mar­tin Pro­fes­sio­nal. La esen­cia fi­nal es lle­gar al clien­te dán­do­le so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas que tie­ne. Te­ne­mos ca­pa­ci­da­des tan­to en pre­ven­ta, ven­ta y post­ven­ta y se vio que la in­fraes­truc­tu­ra en Mé­xi­co es grande, así co­mo la in­ver­sión ex­tran­je­ra”, co­men­ta Je­sús cruz.

“A la fe­cha de hoy, Har­man Pro­fes­sio­nal Mé­xi­co cuen­ta con un equi­po de diez per­so­nas. Exis­te un equi­po de pre­ven­ta que son los gu­rús en la par­te de au­to­ma­ti­za­ción, au­dio e ilu­mi­na­ción que pue­den ayu­dar a nues­tros clien­tes a ven­der a los dis­tri­bui­do­res. Ten­go un equi­po de ven­tas, uno de or­der-ta­king, lo­gís­ti­ca que nos ayuda mu­cho en to­do el te­ma adua­nal; un equi­po de mer­ca­do­tec­nia y uno de en­tre­na­mien­to téc­ni­co tam­bién. Al fi­nal, en Har­man apo­ya­mos al dis­tri­bui­dor, in­te­gra­dor o clien­te fi­nal. Da­mos ca­pa­ci­ta­ción en la par­te de au­dio y au­to­ma­ti­za­ción. Es­ta­mos muy fuer­tes en ese as­pec­to; de he­cho del equi­po de pre­ven­ta, su la­bor en un se­ten­ta por cien­to es dar ese ti­po de ca­pa­ci­ta­cio­nes”, men­cio­na.

“Es­te es uno de los te­mas de por qué mos­trar­le a los clien­tes el equi­po que tie­ne Har­man, por qué es­ta­mos y qué po­de­mos ha­cer. Co­mo em­pre­sa de la in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to, aho­ra es­ta­mos en el top 12 del mun­do y va­mos su­bien­do de una ma­ne­ra muy fuer­te”.

Res­pec­to a los retos o las di­fi­cul­ta­des que ha te­ni­do la dis­tri­bu­ción de marcas de re­nom­bre co­mo JBL, Je­sús co­men­ta que más que com­pli­ca­do, pa­ra él ha si­do di­ver­ti­do:

“El re­to más grande es ha­cer en­ten­der a to­do dis­tri­bui­dor que, por ejem­plo, JBL ayu­da­rá a su ne­go­cio y es­to es di­ver­ti­do, por­que una vez que se dan cuen­ta de que em­pie­zan a su­mar más es por­que efec­ti­va­men­te la mar­ca que le ven­di­mos tie­ne un ran­go de fa­lla mí­ni­mo. Así, lo pri­me­ro es dar a co­no­cer que la gen­te en­tien­da que ve­ni­mos a su­mar. Nues­tra ra­zón de ser es que nos co­noz­ca el clien­te fi­nal y co­mo re­sul­ta­do de ello, mu­chos de nues­tros clien­tes fi­na­les aho­ra se sien­ten muy res­pal­da­dos”.

Pa­ra Je­sús, el mer­ca­do en Mé­xi­co se ha ma­ne­ja­do mu­chas ve­ces de ma­ne­ra po­co pro­fe­sio­nal, pe­ro hay gen­te que es muy bue­na en la par­te del ne­go­cio o en la par­te téc­ni­ca y que so­la­men­te necesita un po­co de guía: qué ofer­tar y có­mo ha­cer­lo. “En nues­tro país hay un gran co­no­ci­mien­to téc­ni­co. Hay gran­des in­ge­nie­ros y eso es­tá bien, son usua­rios ex­ce­len­tes y desa­rro­llan; sin em­bar­go, hay otro seg­men­to en don­de, ex­clu­si­va­men­te ellos, ne­ce­si­tan ver el ne­go­cio de otra ma­ne­ra. Ver la so­lu­ción úni­ca, que no­so­tros po­de­mos ser su mano de­re­cha en el sen­ti­do en có­mo pue­den te­ner me­jor ne­go­cio con mejores re­sul­ta­dos”, in­di­ca Je­sús Cruz.

Las ins­ta­la­cio­nes de Har­man

“Te­ne­mos ins­ta­la­cio­nes en Ti­jua­na”, men­cio­na su di­rec­tor; “don­de ma­ne­ja­mos la par­te de al­ta­vo­ces. En Que­ré­ta­ro te­ne­mos los sis­te­mas de GPS y pan­ta­llas y au­dio pa­ra au­tos. En Ciu­dad Juá­rez te­ne­mos otra plan­ta y ahí vie­ne tam­bién el af­ter-mar­ket de au­to y de JBL. En cuan­to a ser­vi­cio téc­ni­co, te­ne­mos la plan­ta en la Ciu­dad de Mé­xi­co. El po­si­cio­na­mien­to que es­ta­mos te­nien­do es pre­ci­sa­men­te eso, lo que te­ne­mos es un pro­duc­to muy ac­ce­si­ble por­que es­tá he­cho aquí, en­ton­ces man­da­mos a pro­du­cir lo que nues­tros clien­tes ne­ce­si­tan”.

A la pre­gun­ta so­bre qué pien­sa Je­sús acer­ca de los nue­vos cam­bios en el co­mer­cio con la lle­ga­da de Do­nald Trump a Es­ta­dos Uni­dos, res­pon­de: “Te­ne­mos que ser más crea­ti­vos aquí pa­ra apro­ve­char lo que te­ne­mos. Te­ne­mos a los mejores in­ge­nie­ros, gran­des in­ver­sio­nes, se abren cen­tros co­mer­cia­les con­ti­nua­men­te, es­ta­dios. Más que ver el qué pa­sa del otro la­do de la fron­te­ra, te­ne­mos que ver qué es lo que te­ne­mos acá. Los que veo es una par­te po­si­ti­va por­que nos va ayu­dar a ser más com­pe­ti­ti­vos. Des­de el pun­to de vis­ta de los ne­go­cios, ve­re­mos co­mo ser mejores. Te­ne­mos que ser crea­ti­vos pa­ra ba­jar cos­tos y eli­mi­nar lo que no nos es­tá ha­cien­do bien”.

“Es­to se tra­ta de brin­dar so­lu­cio­nes de tal ma­ne­ra que to­dos sal­ga­mos ga­nan­do”, co­men­ta Je­sús, “es­ta­mos en el ini­cio con Har­man, pe­ro al­go que me da gus­to es la ma­ne­ra ex­po­nen­cial en la que he­mos cre­ci­do en dos años y me­dio. Ha­bla­mos de que he­mos cre­ci­do cer­ca del dos­cien­tos por cien­to. Es­ta­mos a na­da de al­can­zar el Top 10 del mun­do. Creo que es­ta­mos en eta­pa pri­ma­ria y el men­sa­je es: ‘acér­quen­se con no­so­tros por­que no­so­tros es­ta­mos cre­cien­do y ve­ni­mos pa­ra cre­cer’. Nues­tro clien­tes es­tán muy fe­li­ces por­que les es­tán ayu­dan­do a los usua­rios fi­na­les a lle­gar a lo que ellos quie­ren, que es ser efi­cien­tes”.

Je­sús, du­ran­te sound:check Xpo 2016

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.