Re­fe­ren­cias glo­ba­les

sound:check magazine mexico - - Contenido -

La mú­si­ca y el ro­man­ce siem­pre han he­cho una com­bi­na­ción irre­sis­ti­ble, así que si se tra­ta de amor ha­cia otro, o amor ha­cia la mú­si­ca, o am­bos, los con­cier­tos anua­les de In­som­ni­ac, Crush, son los even­tos del gé­ne­ro elec­tró­ni­co que tie­nen lu­gar en Ari­zo­na, SoCal y de San Fran­cis­co, pa­ra ce­le­brar al rit­mo de los beats del co­ra­zón, con una ali­nea­ción que ofre­ció al­gu­nos de los me­jo­res nom­bres, co­mo Afro­jack y otros DJs im­por­tan­tes.

Los con­cier­tos de Crush de es­te año re­sul­ta­ron ser otro es­pec­ta­cu­lar lo­gro del pro­mo­tor de EDM, In­som­ni­ac Events, en­ca­be­za­do por el CEO, Pas­qua­le Ro­te­lla, quien vol­vió a lla­mar a Ste­ve Lie­ber­man y su equi­po de SJ Ligh­ting pa­ra crear la at­mós­fe­ra ade­cua­da. SJ Ligh­ting tra­ba­jó con los pro­vee­do­res de ilu­mi­na­ción Fe­lix Ligh­ting (Crush San Fran­cis­co, Crush SoCal) y Hard­wi­red Pro­duc­tion (Crush Ari­zo­na).

Ste­ve Lie­ber­man es co­no­ci­do por sus di­se­ños de ilu­mi­na­ción y pro­duc­ción pa­ra gran­des even­tos co­mo Elec­tric Daisy Car­ni­val (EDC) y Ul­tra Mu­sic Fes­ti­val, even­tos que atraen a cien­tos de mi­les de per­so­nas; sin em­bar­go, tam­bién ha­ce tra­ba­jos de diseño en even­tos más pe­que­ños co­mo Crush que atrae de dos mil 500 a cin­co mil per­so­nas: “A pe­sar de que és­te no es un even­to ma­si­vo co­mo EDC, siem­pre que­re­mos crear el me­jor es­pec­tácu­lo que po­da­mos”, co­men­ta el di­se­ña­dor. “Si es­toy más li­mi­ta­do en cuan­to al ta­ma­ño del lu­gar, no lo es­toy en cuan­to al diseño. Crea­mos ca­pas de ilu­mi­na­ción com­ple­tas e im­pac­tan­tes que tra­ba­ja­ron per­fec­ta­men­te en el lu­gar”. El di­se­ña­dor creó una pa­le­ta de tex­tu­ras y co­lo­res pa­ra el even­to, uti­li­zan­do cua­tro ca­pas de ilu­mi­na­ción: ca­be­zas mó­vi­les Pla­ti­num Beam 5R, ba­rras LED Co­lor Cho­rus 72, Cue­pix Blin­ders WW2 y es­tro­bos. La dis­tri­bu­ción de las lu­mi­na­rias man­tu­vo las ca­pas en po­si­cio­nes que otor­ga­ron di­na­mis­mo y pro­fun­di­dad.

Las ba­rras de LED Co­lor Cho­rus de 1.82 me­tros de lon­gi­tud pro­por­cio­na­ron una bue­na apa­rien­cia de la­va­do que dio al show los co­lo­res ba­se mien­tras des­ta­ca­ba el diseño de la es­truc­tu­ra. És­ta es una lu­mi­na­ria con la que Ste­ve Lie­ber­man es­tá muy fa­mi­lia­ri­za­do y se ha con­ver­ti­do en un ele­men­to bá­si­co de sus di­se­ños de es­pec­tácu­los EDM. “Son du­ra­de­ras y de al­ta in­ten­si­dad; se ajus­tan a nues­tras ne­ce­si­da­des al de­ta­llar y re­sal­tar un diseño de es­truc­tu­ra, no só­lo pa­ra co­lo­rear­lo”, di­ce. El ilu­mi­na­dor tam­po­co es ajeno a la po­pu­lar Pla­ti­num Beam de Ela­tion, que uti­li­zó pa­ra ha­cer gran­des pro­yec­cio­nes de haz, aña­dién­do­les tex­tu­ras con los pris­mas y los go­bos de la lu­mi­na­ria. El di­se­ña­dor tam­bién uti­li­zó la luz blan­ca de las Cue­pix Blin­ders pa­ra ilu­mi­nar la au­dien­cia en de­ter­mi­na­dos mo­men­tos.

Des­pués de una pau­sa ca­da vez más cor­ta en el ca­len­da­rio de even­tos de mú­si­ca elec­tró­ni­ca, los con­cier­tos Crush han de­mos­tra­do ser un una ini­cia­ti­va po­pu­lar. Crush San Fran­cis­co tu­vo lu­gar en el Bill Graham Ci­vic Au­di­to­rium, el mis­mo día que Crush SoCal tu­vo lu­gar en el NOS Events Cen­ter en San Ber­na­dino. Crush Ari­zo­na tu­vo lu­gar en el Raw­hi­de Event Cen­ter, cer­ca de Phoe­nix.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.