Fes­ti­val Uni­rock en Ca­li, la fuer­za de la au­to­ges­tión

sound:check magazine mexico - - Contenido -

El Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal Uni­rock Al­ter­na­ti­vo es un es­pa­cio crea­do y abier­to por el Co­lec­ti­vo Ra La Cu­le­bra, con ori­gen en Ca­li, Co­lom­bia, cu­yo ob­je­ti­vo des­de sus ini­cios ha­ce nue­ve años ha si­do brin­dar opor­tu­ni­da­des de co­no­ci­mien­to a la es­ce­na mu­si­cal de la reali­dad in­de­pen­dien­te co­lom­bia­na y la­ti­noa­me­ri­ca­na. Es­to se lo­gra con una se­rie de in­ter­cam­bios en dos vías, mis­mos que abren las puer­tas pa­ra que las agru­pa­cio­nes de di­cha ciu­dad suban a es­ce­na­rios na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, y pa­ra que en el mar­co del fes­ti­val pue­dan apre­ciar­se ar­tis­tas de mu­chas la­ti­tu­des, otor­gan­do a los mú­si­cos y a los asis­ten­tes del lu­gar to­do un ban­que­te de crea­ti­vi­dad mu­si­cal.

Es com­pli­ca­do…pe­ro, ¿qué no lo es?

Ja­vier De­via, “Ja­vi”, ba­te­ris­ta de Ra La Cu­le­bra y pro­duc­tor del fes­ti­val, ha­bla acer­ca de los orí­ge­nes del even­to y de al­gu­nos por­me­no­res de la pro­duc­ción que, en su edi­ción más re­cien­te, re­ci­bió al­re­de­dor de do­ce mil per­so­nas: “Uni­rock co­men­zó en 2008 en la Uni­ver­si­dad del Va­lle de Ca­li, por una ini­cia­ti­va de Ra La Cu­le­bra. To­do co­men­zó co­mo un ex­pe­ri­men­to, ha­cien­do un even­to mu­si­cal al que asis­tie­ron cer­ca de mil per­so­nas, más de las que asis­tían a cual­quier fes­ti­val en ese en­ton­ces en Ca­li. Pa­ra la ter­ce­ra edi­ción nos cam­bia­mos a un lu­gar más gran­de y tu­vi­mos al pri­mer in­vi­ta­do in­ter­na­cio­nal. Des­pués tu­vi­mos la idea de in­te­grar un cir­cui­to de cir­cu­la­ción in­ter­na­cio­nal en­tre fes­ti­va­les her­ma­nos y con eso va­mos has­ta hoy. He­mos te­ni­do apro­xi­ma­da­men­te nue­ve paí­ses con los cua­les tra­ba­ja­mos de esa for­ma, lle­gan­do a cer­ca de vein­te ban­das de in­ter­cam­bio”.

En­tre los paí­ses que han fi­gu­ra­do en los in­ter­cam­bios de ban­das es­tán, men­cio­na Ja­vi: “Mé­xi­co, Cu­ba, Pa­na­má, Ecua­dor, Chi­le y Ar­gen­ti­na. Lo bueno de ser mú­si­co y de li­de­rar un pro­ce­so ad­mi­nis­tra­ti­vo es un tra­ba­jo bueno. Por ejem­plo en Mé­xi­co, nos he­mos he­cho ami­gos de gru­pos co­mo Sa­lón Vic­to­ria y ellos nos han apo­ya­do en la idea de ha­cer to­do con ma­nos pro­pias, pe­ro pa­ra eso hay que en­ten­der la di­ná­mi­ca del mer­ca­do. No­so­tros ha­ce­mos par­te de él, te­ne­mos que ha­cer un es­fuer­zo ex­tra, más allá de lo ar­tís­ti­co. Se tra­ta de mo­ver­se, ha­cer, co­no­cer, ha­blar… y cla­ro que cues­ta, por­que el mú­si­co de­be­ría só­lo de­di­car­se a ha­cer mú­si­ca, pe­ro me­tién­do­se en el mer­ca­do hay que ha­cer otras mu­chas co­sas”.

“No­so­tros ha­ce­mos tam­bién una es­pe­cie de cu­ra­du­ría, en la que en­tran fac­to­res co­mo ca­li­dad y pre­su­pues­to”, ex­pli­ca Ja­vi; “lo im­por­tan­te de to­dos los fes­ti­va­les es ir ha­cien­do me­jor las co­sas y aho­ra tu­vi­mos una muy bue­na em­pre­sa pro­vee­do­ra de so­ni­do; es­te año es­tre­na­mos un equi­po de so­ni­do Ne­xo, que es com­pac­to, pe­ro muy po­ten­te”.

Res­pec­to al so­ni­do en Co­lom­bia, es­pe­cí­fi­ca­men­te en Ca­li, Ja­vi co­men­ta: “Es­ta ciu­dad, co­mo se sa­be, es la ca­pi­tal mun­dial de la sal­sa; aquí no hay com­pa­ñías de pro­duc­ción o pro­vee­do­ras de equi­pos es­pe­cia­lis­tas en rock, por ejem­plo, sino que tra­ba­jan en to­dos los gé­ne­ros. Creo que fal­ta ca­pa­ci­ta­ción de per­so­nal y tal vez por eso aún no se pro­du­cen mu­chos even­tos ma­si­vos, lo que pa­ra no­so­tros im­pli­ca un re­to al que ne­ce­si­ta­mos en­fren­tar­nos pa­ra que to­dos nos su­pe­re­mos”.

“Di­ga­mos que des­de ha­ce unos cin­co años ha ha­bi­do un au­ge de lo que se de­no­mi­na acá co­mo in­dus­tria cul­tu­ral”, ex­pli­ca Ja­vi; “con­ti­nua­men­te, las se­cre­ta­rías de cul­tu­ra es­tán in­tere­sa­das en Ca­li y des­de ese la­do se ha he­cho un po­co y ha sa­li­do gen­te de acá pa­ra ca­pa­ci­tar­la en otros lu­ga­res, pe­ro una reali­dad es que so­mos un país con al­gu­nos pro­ble­mas to­da­vía y los re­cur­sos no lle­gan siem­pre adon­de de­be­rían”.

En el te­ma del apo­yo téc­ni­co pa­ra Uni­rock, el pro­duc­tor aña­de: “La em­pre­sa con quie­nes tra­ba­ja­mos es Su­pra Even­tos y Pro­duc­cio­nes; ellos nos co­lo­ca­ron ta­ri­mas, car­pas, ilu­mi­na­ción y so­ni­do. El bac­kli­ne nos lo otor­gó EV Bac­kli­ne, la em­pre­sa de bac­kli­ne más gran­de del su­roc­ci­den­te de Co­lom­bia; te­ne­mos ya bas­tan­te tiem­po de tra­ba­jar con ellos”.

“Por otro la­do, el te­rreno de la Uni­ver­si­dad del Va­lle”, co­men­ta Ja­vi; “es per­fec­to. Es el es­pa­cio que cual­quier pro­duc­tor quie­re pa­ra un fes­ti­val, pe­ro el te­ma es la de­li­mi­ta­ción, ya que, pre­ci­sa­men­te, el es­pa­cio es tan gran­de que hay que evi­tar que la gen­te se pier­da en lu­ga­res don­de no hay ilu­mi­na­ción y de­más, así co­mo de­bi­mos cui­dar que el pú­bli­co lle­ga­ra con bo­le­to pa­ga­do. A los es­tu­dian­tes de la uni­ver­si­dad no se les co­bra; eso es par­te de la po­lí­ti­ca pe­ro a la au­dien­cia en ge­ne­ral sí, por­que eso ga­ran­ti­za que la gen­te es­té ase­gu­ra­da en el even­to por cual­quier co­sa. Si se pa­ga el bo­le­to, eso otor­ga cier­tos de­re­chos. Sin em­bar­go, el co­bro es su­ma­men­te ba­ra­to: son 28 ban­das los dos días, y el má­xi­mo que pa­ga la gen­te son cin­cuen­ta cen­ta­vos de dó­lar por ban­da, in­clu­yen­do ban­das co­mo Gond­wa­na o Ma­nu Chao”.

To­dos los te­mas son im­por­tan­tes

Pa­ra la se­gu­ri­dad, co­men­ta Ja­vi, “con­tra­ta­mos es­tu­dian­tes des­de ha­ce al­gu­nos años que nos apo­yan en ese sen­ti­do. La in­de­pen­den­cia mu­si­cal y a ni­vel de ne­go­cio re­quie­re fi­nan­cia­ción y ob­via­men­te he­mos te­ni­do que fi­nan­ciar mu­chas co­sas y afor­tu­na­da­men­te la gen­te nos ha apo­ya­do, pe­ro la idea es que esas mis­mas per­so­nas ten­gan un buen com­por­ta­mien­to una vez den­tro del cam­pus. Afor­tu­na­da­men­te no ne­ce­si­ta­mos de ejer­ci­cios coer­ci­ti­vos”.

“A ni­vel de pro­duc­ción pa­só al­go muy bo­ni­to con la re­co­lec­ción de la ba­su­ra los dos días de la re­cien­ten edi­ción: tú sa­bes que la gen­te ha­ce mu­cha ba­su­ra en los even­tos de es­te ti­po, pe­ro des­de la pro­duc­ción ma­ne­ja­mos un dis­cur­so: al fi­na­li­zar los shows, la gen­te de­mos­tró lo ejem­plar que fue nues­tro even­to res­pec­to a la lim­pie­za del cam­pus, que que­dó sin ba­su­ra”. Ex­ce­len­te res­pues­ta: “Es­te año asis­tie­ron más de do­ce mil per­so­nas al Fes­ti­val Uni­rock, mien­tras que el año pa­sa­do lle­ga­ron más de 18 mil. Am­bas son muy bue­nas can­ti­da­des, gra­cias al elen­co, que ha in­clui­do a mú­si­cos co­mo Ma­nu Chao o gru­pos co­mo los chi­le­nos Gond­wa­na. Es­to por su­pues­to, siem­pre tie­ne mu­cho qué ver con laa asis­ten­cia”. Ja­vier con­clu­ye: “El mon­ta­je lle­vó só­lo dos días de an­ti­ci­pa­ción. Co­no­ce­mos el tra­ba­jo y eso fa­ci­li­ta to­do. Te­ne­mos una je­fa­tu­ra de pren­sa a car­go de una em­pre­sa de nom­bre Ga­rra Pro­duc­cio­nes, a car­go de Pao­la Gon­zá­lez. Te­ne­mos el área co­mer­cial, a car­go de mi so­cio, Ma­rio Cár­de­nas; la je­fa de backs­ta­ge es Luz Es­te­fa­nía; el je­fe de ta­ri­ma es An­drés “So­lo”, gui­ta­rris­ta de Ra La Cu­le­bra; Lau­ra, ba­jis­ta, es en­car­ga­da de la re­cep­ción y el asun­to con las ban­das na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les; el je­fe de vi­deo y pa­tro­ci­na­do­res es Bal­cá­zar Ro­das, quien ha­ce un fes­ti­val acá tam­bién de nom­bre Ca­li­bre; Gio­van­ni Lo­zano es el je­fe de sis­te­mas y gra­cias a él hi­ci­mos el sis­te­ma de en­tra­das, có­di­gos QR, de iden­ti­fi­ca­ción y de­más, un ade­lan­to tec­no­ló­gi­co muy im­por­tan­te”.

El tra­ba­jo si­gue pa­ra el equi­po de pro­duc­ción del Fes­ti­val Uni­rock. Hay que es­tar pen­dien­tes pa­ra co­no­cer to­dos sus pro­yec­tos, que es­tán en pro­ce­so de au­men­to en un fu­tu­ro cer­cano. Siem­pre pro­fe­sio­na­les, siem­pre en evo­lu­ción.

En­tre­vis­ta: Ni­za­rin­da­ni So­pe­ña / Re­dac­ción: Mi­chel Loe­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.