Spi­rit Tour:

una pro­duc­ción ma­si­va glo­bal

sound:check magazine mexico - - Con­te­ni­do -

Una gi­ra al­ta­men­te es­pe­ra­da. Con el es­pí­ri­tu en al­to, De­pe­che Mo­de sor­pren­de nue­va­men­te a to­do el mun­do y su pro­pues­ta mu­si­cal y es­cé­ni­ca se ve so­por­ta­da en tec­no­lo­gías in­no­va­do­ras, ma­ne­ja­das por pro­fe­sio­na­les de la in­dus­tria de gran ex­pe­rien­cia, li­de­ra­dos en su con­cep­to por ar­tis­tas del es­ce­na­rio co­mo An­ton Corb­jin. Co­mo un ade­lan­to de lo que ve­re­mos el pró­xi­mo año en nues­tro país y en va­rias na­cio­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nas, les pre­sen­ta­mos Glo­bal Spi­rit Tour.

La gi­ra más re­cien­te de la le­gen­da­ria ban­da De­pe­che Mo­de, de nom­bre Spi­rit Tour, se ha em­bar­ca­do y pro­gra­ma­do pa­ra más de no­ven­ta fe­chas en es­ta­dios y re­cin­tos de gran es­ca­la al­re­de­dor del mun­do, que co­men­zó en Sue­cia en ma­yo de es­te año y ter­mi­na­rá en mar­zo del año que vie­ne, con vi­si­ta a La­ti­noa­mé­ri­ca in­clui­da.

Un es­pe­ra­do su­ce­so

El tour, que in­vo­lu­cró en su pri­me­ra par­te a pro­vee­do­res bri­tá­ni­cos de equi­po co­mo HSL Group, in­te­gró un cru­do, pe­ro ele­gan­te y asi­mé­tri­co di­se­ño de pro­duc­ción a car­go del mí­ti­co di­rec­tor crea­ti­vo oriun­do de los Paí­ses Ba­jos An­ton Cor­bijn, pio­ne­ro del vi­deo co­mo vehícu­lo esen­cial pa­ra los shows en vi­vo. Por otro la­do, la ilu­mi­na­ción ha si­do di­se­ña­da por Soo­ner Rout­hier y Ro­bert Long, de la com­pa­ñía SRae Pro­duc­tions, y fue di­ri­gi­da por su aso­cia­do, Manny Con­de.

El ge­ren­te de pro­yec­to de HSL, Jordan Han­son, tra­ba­jó en su mo­men­to es­tre­cha­men­te con Graham Miller, especialista en mú­si­ca y en gi­ras de la com­pa­ñía bri­tá­ni­ca CT. El equi­po for­ma­do por cin­co per­so­nas de HSL fue en­ca­be­za­do por Ian Ste­vens, y to­dos ellos via­ja­rán in­ter­na­cio­nal­men­te, jun­to con to­do el equi­po de ilu­mi­na­ción.

Si­mon Stuart, de HSL, co­men­ta: “Es­tu­vi­mos en­can­ta­dos de tra­ba­jar con Tony y su equi­po en es­ta gi­ra in­no­va­do­ra y ha si­do un ver­da­de­ro pla­cer co­la­bo­rar con Soo­ner y Manny pa­ra ase­gu­rar­nos de que ten­gan to­do el apo­yo que ne­ce­si­tan. El di­se­ño es in­no­va­dor y bri­llan­te; soy un gran fan de Soo­ner y de su en­fo­que in­te­li­gen­te, ca­paz de cap­tar per­fec­ta­men­te cier­tos es­ta­dos de áni­mo, ade­más de que De­pe­che Mo­de es­tá en ple­na for­ma, co­mo siem­pre”.

La gran pre­sen­cia de la ban­da y en par­ti­cu­lar de su ca­ris­má­ti­co lí­der, Da­ve Gahan, es in­ten­sa y sus shows en vi­vo han si­do di­se­ña­dos a de­ta­lle a lo lar­go de los años por An­ton, quien siem­pre ha in­no­va­do el vi­deo e imá­ge­nes en mo­vi­mien­to.

Soo­ner Rout­hier ex­pli­ca que to­do el te­ma vi­sual de la gi­ra es­tu­vo ins­pi­ra­da en la ima­gen del dis­co nú­me­ro ca­tor­ce de la ban­da (de nom­bre Spi­rit tam­bién), que fue lan­za­do en mar­zo pa­sa­do. Así, el es­ce­na­rio es­tá con­for­ma­do por una pa­sa­re­la de fon­do con la par­te de­lan­te­ra ves­ti­da de pan­ta­llas LED y una pis­ta lar­ga en el cos­ta­do iz­quier­do, ex­ten­dién­do­se en­tre la au­dien­cia, ade­más de otra pis­ta más cor­ta en el ex­tre­mo de­re­cho del es­ce­na­rio.

La gran pa­red del vi­deo al fon­do del es­ce­na­rio se tra­ta de un rec­tán­gu­lo de quin­ce me­tros y me­dio de an­cho por seis me­tros y me­dio y sie­te mi­lí­me­tros de gro­sor. Un mu­ro más, en la par­te in­fe­rior, a lo lar­go de la par­te de­lan­te­ra de la pa­sa­re­la, mi­de otros quin­ce me­tros y me­dio de an­cho por 1.8 de al­tu­ra, tam­bién de sie­te mi­lí­me­tros de gro­sor. Es­tas dos pan­ta­llas son fá­ci­les de des­mon­tar, mon­tar y trans­por­tar.

Las pan­ta­llas IMAG son Ao­to M8E de ocho mi­lí­me­tros de gro­sor, pro­duc­to de CT. Por otro la­do, las lu­mi­na­rias se­lec­cio­na­das son Va­ri-Li­te VL6000, mis­mas que fue­ron com­pra­das por HSL pa­ra la gi­ra, tra­ba­jan­do en con­jun­to con lu­mi­na­rias Ro­be BMFL Spots co­mo lu­mi­na­rias prin­ci­pa­les.

Si­mon Stuart co­men­ta: “La VL6000 Beam cap­tu­ró mi ima­gi­na­ción, tal co­mo lo sa­bía de la ex­pe­rien­cia de otros di­se­ña­do­res de ilu­mi­na­ción. Des­de la pri­me­ra vez que lo vi en LDI, sa­bía que es­tas lu­mi­na­rias se con­ver­ti­rían en una pie­za cla­ve pa­ra mi in­ven­ta­rio. Su es­ti­lo re­tro y su di­se­ño, más el sis­te­ma de co­lor in­te­li­gen­te­men­te pen­sa­do, com­bi­na­dos con un haz ma­si­vo de luz, la con­vier­ten en un dis­po­si­ti­vo ga­na­dor”.

Ade­más de Va­ri-Li­te, las lu­mi­na­rias GLP X4 LED Wash co­lo­ca­das en las es­truc­tu­ras su­pe­rio­res sir­ven pa­ra ge­ne­rar po­ten­cia­les efec­tos en la par­te tra­se­ra del es­ce­na­rio. Por su par­te, cua­tro de las lu­ces Ro­be Spot BMFL (dos en ca­da la­do), son uti­li­za­das pa­ra brin­dar una ilu­mi­na­ción de ba­jo ni­vel pa­ra los miem­bros de la ban­da. Tam­bién se uti­li­za una hi­le­ra de lu­mi­na­rias VL6K más un gru­po de ba­rras Clay Paky Sha­rBar LED pa­ra ilu­mi­nar de­trás de los mú­si­cos. Cua­ren­ta y ocho lu­ces es­tro­bos­có­pi­cas LED Phi­lips Ni­tro 510C se mon­tan en am­bos la­dos de la au­dien­cia, en una dis­po­si­ción que ase­me­ja las lu­ces su­pe­rio­res de los es­ta­dios. És­tas tam­bién son uti­li­za­das con mu­cha fle­xi­bi­li­dad co­mo lu­ces wash adi­cio­na­les y co­mo blin­ders, así co­mo pa­ra lo­grar efec­tos es­tro­bo es­tán­dar.

Otras lu­mi­na­rias uti­li­za­das son las Ela­tion Si­xPar 200, las cua­les se uti­li­zan pa­ra aña­dir tex­tu­ra a las es­truc­tu­ras y co­mo blin­ders pa­ra la ban­da. La pa­sa­re­la del ex­tre­mo iz­quier­do del es­ce­na­rio se de­li­nea con las ba­rras LED Mar­tin Scep­tron, que jun­to con los Sha­rbar, se usan pa­ra map­ping me­dian­te un ser­vi­dor de vi­deo Green Hip­po eje­cu­ta­do a su vez por una con­so­la gran­dMA2. “Son muy bri­llan­tes y se ven muy bien”, co­men­ta Si­mon. Fren­te al PA y por de­ba­jo de las pan­ta­llas IMAG fue­ron ins­ta­la­das ocho dis­po­si­ti­vos Ro­be MMX wash/beams y jun­to a és­tas tam­bién tra­ba­jan un par de spots de se­gui­mien­to Ju­liat Lan­ce­lot.

An­ton Cor­bijn pro­du­jo ocho vi­deos que se re­pro­du­cen en la pan­ta­lla gran­de en nú­me­ros es­pe­cí­fi­cos, y otras pie­zas de vi­deo es­tán im­preg­na­das con sus obras de ar­te ani­ma­das, al­gu­nas de ellas muy sen­ci­llas y otras más com­ple­jas.

El con­te­ni­do se pro­gra­ma y se eje­cu­ta a tra­vés de ser­vi­do­res Green Hip­po Tai­ga, se­lec­cio­na­dos por el equi­po de di­se­ño co­mo la me­jor op­ción pa­ra es­tas apli­ca­cio­nes.

La mez­cla de las IMAG es­tá di­ri­gi­da por Richy Par­kin, que uti­li­za una Pa­na­so­nic 6000 PPU, de la com­pa­ñía CT, jun­to con cin­co cá­ma­ras Sony HXC100 ope­ra­das des­de la po­si­ción de sa­la. Ade­más se uti­li­zan tres ro­bo­cams Q-Ball al­re­de­dor del es­ce­na­rio.

Co­mo en an­te­rio­res gi­ras de De­pe­che Mo­de, la ilu­mi­na­ción se en­car­ga de acen­tuar el hu­mor de la mú­si­ca. El es­pec­tácu­lo co­mien­za con un ni­vel de in­ten­si­dad ba­jo y po­co a po­co se va cons­tru­yen­do to­do un es­pec­tácu­lo al más pu­ro es­ti­lo de rock de es­ta­dio, co­sa que Da­ve Gaham con­tri­bu­ye a lo­grar en gran me­di­da.

Uno de los pun­tos de par­ti­da pa­ra Soo­ner Rout­hier y Ro­bert Long, cuan­do el di­se­ño asi­mé­tri­co fue pro­pues­to y con luz ver­de pa­ra tra­ba­jar, fue ase­gu­rar­se de que la ilu­mi­na­ción fue­ra pro­por­cio­nal y ade­cua­da­men­te dis­tri­bui­da; ob­je­ti­vo que al fi­nal se lo­gró y que ade­más ayu­dó a ob­te­ner in­tere­san­tes mez­clas de co­lor y es­ce­nas po­ten­tes.

El pro­gra­ma­dor y di­se­ña­dor Brian Jen­kins tra­ba­jó jun­to a Manny y Soo­ner, ha­cien­do un im­por­tan­te tra­ba­jo pa­ra ase­gu­rar que las sor­pre­sas en cuan­to a ilu­mi­na­ción si­guie­ran lle­gan­do sin pro­ble­mas has­ta el fi­nal de los shows.

Opi­nio­nes per­so­na­les

El tiem­po fue una de las ma­yo­res pre­sio­nes du­ran­te los en­sa­yos de pro­duc­ción de la gi­ra Glo­bal Spi­rit: una se­ma­na en la sa­la LS Li­ve, en Wa­ke­field, Reino Uni­do, y una se­ma­na de pre­pro­duc­ción en Friends Are­na, Es­to­col­mo, an­tes del pri­mer concierto. Afor­tu­na­da­men­te, Soo­ner se­ña­la que la pro­gra­ma­ción fue muy rá­pi­da: “Tra­ba­jar con HSL ha si­do una ex­pe­rien­cia real­men­te ex­ce­len­te, con gen­te ge­nial, muy agra­da­ble”. La crea­ción de un es­pec­tácu­lo con un ge­nio co­mo An­ton Cor­bijn tam­bién ha si­do digno de men­ción: “No só­lo tie­ne una vi­sión crea­ti­va ma­ra­vi­llo­sa e in­ci­si­va, sino que es un hom­bre en­can­ta­dor”, afir­ma Soo­ner.

Por su la­do, Graham Miller y el ge­ren­te de pro­yec­tos, Jim Lid­diard, am­bos de la com­pa­ñía CT, tam­bién gus­ta­ron de la ex­pe­rien­cia de tra­ba­jar con HSL. És­ta fue la pri­me­ra vez que am­bas em­pre­sas tra­ba­ja­ron co­mo so­cios visuales en una gi­ra mun­dial. “Es­toy im­pre­sio­na­do con la en­tre­ga de HSL y es ge­nial des­cu­brir que com­par­ti­mos una pers­pec­ti­va si­mi­lar, con una ver­da­de­ra si­ner­gia”, afir­ma el pri­me­ro.

Ne­ce­si­da­des sa­tis­fe­chas

El des­tino so­no­ro de la gi­ra Glo­bal Spi­rit es­tu­vo en par­te, en ma­nos del in­ge­nie­ro de sa­la An­tony King, quien se­lec­cio­nó en es­ta oca­sión un par de con­so­las di­gi­ta­les So­lid Sta­te Lo­gic L500 Plus, su­mi­nis­tra­das por la com­pa­ñía bri­tá­ni­ca de ren­ta, Bri­tan­nia Row Pro­duc­tions. “És­ta fue la op­ción más com­ple­ta que pu­di­mos en­con­trar”, afir­ma An­tony, quien pro­bó va­rias con­so­las an­tes de ini­ciar el tour. “Con una em­pre­sa co­mo SSL no se co­rre nin­gún ries­go. Si quie­res al­go que fun­cio­ne to­dos los días, que sue­ne bien y que pue­das trans­por­tar en el ca­mión, las SSL son la úni­ca op­ción”. Pa­ra es­ta gi­ra, De­pe­che Mo­de to­ca una mez­cla tan­to de ma­te­rial de su nue­vo dis­co Spi­rit, co­mo de su le­ga­do de die­ci­sie­te ál­bu­mes que han fi­gu­ra­do en los top 10 del Reino Uni­do, con más de cien mi­llo­nes de co­pias ven­di­das en to­do el mun­do. Su setlist in­clu­ye tam­bién la can­ción He­roes, de Da­vid Bo­wie, mis­ma que Da­ve Gahan can­tó cuan­do Vin­ce Clar­ke, miem­bro fun­da­dor de la ban­da, lo es­cu­chó por pri­me­ra vez y le pi­dió que se unie­ra co­mo vo­ca­lis­ta. Los miem­bros ori­gi­na­les de la ban­da Mar­tin Go­re y Andy Flet­cher es­tán en es­te tour, jun­to a miem­bros adi­cio­na­les co­mo Ch­ris­tian Eig­ner en la ba­te­ría y Pe­ter Gor­deno en te­cla­dos, ba­jo y co­ros.

Ca­be men­cio­nar que el es­pec­tácu­lo com­ple­to uti­li­za ca­si cien ca­na­les de mez­cla, sien­do la ma­yor con­tri­bu­ción el kit de ba­te­ría de Ch­ris­tian, con trein­ta ca­na­les pa­ra su ins­tru­men­to. “Hay mu­chos tam­bo­res”, se­ña­la An­tony; “mu­chos toms, dos bom­bos, dos ta­ro­las, con­tra­tiem­pos y pla­ti­llos por to­das par­tes”.

Pe­ter Gor­deno uti­li­za tres te­cla­dos, in­clu­yen­do un Moog pa­ra mu­chas de las lí­neas de ba­jo dis­tin­ti­vas del so­ni­do de De­pe­che Mo­de. Andy Flet­cher, por su par­te, tie­ne dos te­cla­dos, al igual que Mar­tin Go­re, ade­más de cua­tro sa­li­das pa­ra su gui­ta­rra, que com­pren­de dos am­pli­fi­ca­do­res fun­cio­nan­do en pa­ra­le­lo, un Ri­ve­ra y un Kem­per. “Eso es bas­tan­te agra­da­ble”, men­cio­na el in­ge­nie­ro de sa­la. “Se pue­den ha­cer co­sas dis­tin­tas en el Kem­per y man­te­ner el Ri­ve­ra co­mo el so­ni­do só­li­do de la gui­ta­rra. De­pen­dien­do de la can­ción pue­des so­nar más lo­co, o más sen­ci­llo”.

An­tony King

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.