No Fil­ter Tour:

The Ro­lling Sto­nes

sound:check magazine mexico - - En Concierto -

Los ex­per­tos en in­ge­nie­ría de en­tre­te­ni­mien­to, WI­crea­tions, se han encargado de cons­truir va­rios ele­men­tos im­por­tan­tes y sis­te­mas de es­truc­tu­ra pa­ra la ar­qui­tec­tu­ra es­cé­ni­ca di­se­ña­da por el des­pa­cho Stu­fish, pa­ra la gi­ra eu­ro­pea No Fil­ter de The Ro­lling Sto­nes. Aquí los de­ta­lles.

Crea­ti­vi­dad y pre­vi­sión

El equi­po de WI­crea­tions fue di­ri­gi­do por Hans Wi­llems y Koen Pee­ters. El plan in­clu­yó tres ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les: la crea­ción de un te­cho sus­pen­di­do en­ci­ma de la zo­na del es­ce­na­rio; un mé­to­do pa­ra mon­tar y ase­gu­rar cua­tro pantallas de vi­deo LED de 23 me­tros de al­to por on­ce me­tros de an­cho al fren­te de cua­tro torres de ace­ro gran­des y la cons­truc­ción de dos áreas téc­ni­cas mó­vi­les pa­ra su uso en el es­ce­na­rio.

Po­co des­pués de la pri­me­ra char­la in­for­ma­ti­va con Ray Win­kler de Stu­fish, ex­pli­can­do los pun­tos cla­ves del diseño, Wi­crea­tions con­tac­tó a la com­pa­ñía Sta­geCo, es­pe­cia­lis­tas en ace­ro y en es­ce­na­rios, pa­ra pe­dir fa­bri­car un par de te­chos vo­la­di­zos. Es­to lle­vó a con­tar con la ayu­da del ge­ren­te de producción del tour, Da­le “Opie” Sk­jer­seth, pa­ra ayu­dar en otras áreas de la gran obra, co­mo en los mon­ta­jes pa­ra las pantallas LED en las cua­tro torres y la cons­truc­ción de las áreas téc­ni­cas del es­ce­na­rio.

Uno de los de­ta­lles que el sis­te­ma de te­chum­bre de Ray Win­kler era que és­te te­nía que ver­se ae­ro­di­ná­mi­co y con un ai­re in­dus­trial y ele­gan­te. La te­chum­bre, cu­bier­ta con un ma­te­rial trans­pa­ren­te, también re­qui­rió di­se­ñar un sis­te­ma de dre­na­je efi­cien­te que lle­va­ra las aguas afue­ra del es­ce­na­rio, en caso de llu­vias.

WI­crea­tions tra­ba­jó con sus pro­vee­do­res ha­bi­tua­les de la em­pre­sa Heist-op­den-Berg, Bél­gi­ca HQ, pa­ra la ilu­mi­na­ción, y las cua­tro trus­ses de te­cho de ace­ro de do­ce me­tros de lon­gi­tud, ele­gan­te­men­te cur­va­das, se di­vi­die­ron en dos sec­cio­nes. Es­tas fueron com­ple­ta­men­te re­ves­ti­das con ele­gan­tes pá­ne­les de alu­mi­nio y en ca­da una se mon­ta­ron nue­ve lu­mi­na­rias mó­vi­les Mar­tin MAC Vi­per, fundamentales pa­ra el diseño de ilu­mi­na­ción de Pa­trick Woo­drof­fe. Las lám­pa­ras fueron mon­ta­das en las trus­ses, usan­do cua­tro ele­va­do­res de 250 ki­lo­gra­mos des­de el te­cho. En el bor­de fron­tal de la te­chum­bre, tu­bos de com­pre­sión man­tu­vie­ron se­pa­ra­das las trus­ses cen­tra­les de és­ta, mis­mos que se equi­pa­ron con lu­mi­na­rias Au­ra MAC, mon­ta­das con pla­cas de ajus­te rá­pi­do. La cu­bier­ta trans­pa­ren­te del te­cho pro­por­cio­nó co­ber­tu­ra efi­cien­te con­tra la llu­via y per­mi­tió, a los es­pec­ta­do­res más cer­ca­nos al es­ce­na­rio, ob­ser­var las pantallas tra­se­ras que se ele­va­ban a más al­tu­ra de és­ta. El te­cho es­tu­vo in­ter­co­nec­ta­do a la su­per­es­truc­tu­ra de ace­ro de las dos torres de vi­deo cen­tra­les (de cua­tro).

Torres de vi­deo

WI­crea­tions ideó un mé­to­do pa­ra mon­tar y ase­gu­rar cua­tro im­pre­sio­nan­tes pantallas de vi­deo LED, de vein­te me­tros de al­to por nue­ve me­tros de an­cho, al fren­te de cua­tro gran­des torres de ace­ro, es­truc­tu­ras que for­ma­ron par­te esen­cial del diseño del show.

El sis­te­ma de mon­ta­je de las pantallas se diseñó de tal for­ma que cual­quier co­rrien­te de vien­to sen­ti­da por és­tas se trans­fi­rie­ra de for­ma fí­si­ca a las es­truc­tu­ras de ace­ro que las so­por­ta­ban, ga­ran­ti­zan­do una me­jor se­gu­ri­dad du­ran­te el show. La al­tu­ra de las torres re­pre­sen­ta­ba un ries­go por la re­sis­ten­cia al vien­to de las pantallas mon­ta­das en ellas.

WI­crea­tions diseñó y cons­tru­yó una ar­ma­du­ra per­so­na­li­za­da pa­ra ca­da torre y las pantallas se mon­ta­ron so­bre so­por­tes in­te­gra­les que también se re­traen pa­ra su trans­por­te. Un sis­te­ma de ecua­li­za­ción de car­ga se uti­li­zó pa­ra com­pen­sar cual­quier des­via­ción de las es­truc­tu­ras y pa­ra ase­gu­rar que la ten­sión en to­das las co­lum­nas de vi­deo es­tu­vie­ra di­vi­di­da por igual. En la par­te su­pe­rior e in­fe­rior de las pantallas, se abrió una bre­cha de ocho me­tros de lar­go, en la que se aco­mo­da­ron nue­ve lu­mi­na­rias Ro­be Spot BMFL, acom­pa­ña­das ca­da una por cua­tro ce­ga­do­ras de una so­la cel­da y pro­te­gi­das por un sombrero trans­pa­ren­te pa­ra llu­via.

Un de­ta­lle fue que Pa­trick (Woo­drof­fe) so­li­ci­tó que las BMFL fue­ran mon­ta­das a no­ven­ta gra­dos de su orien­ta­ción ho­ri­zon­tal es­tán­dar, por lo que se pu­die­ron co­lo­car muy bien a tra­vés de la ra­nu­ra, to­do ello aña­dien­do al re­to de ha­cer que fun­cio­na­ra es­truc­tu­ral­men­te. Stu­fish en­vió de­ta­lla­dos di­bu­jos ar­qui­tec­tó­ni­cos a WI­crea­tions pa­ra tra­ba­jar to­do es­to y par­tir de eso, la com­pa­ñía se en­car­gó de la magia res­tan­te.

Áreas téc­ni­cas

En am­bos la­dos del es­ce­na­rio, se cons­tru­ye­ron co­ber­ti­zos de lá­mi­na mó­vi­les. Es­tos fueron he­chos a par­tir de cu­bier­tas mo­du­la­res con rue­das de ser­vi­cio pe­sa­do, con fren­tes des­mon­ta­bles de ma­lla uni­di­rec­cio­nal que per­mi­te una vi­sión cla­ra ha­cia el es­ce­na­rio y una vista opaca des­de és­te. Es­tos con­ta­ron con di­men­sio­nes de seis me­tros de lar­go por 2.5 de an­cho y se po­dían di­vi­dir en dos sec­cio­nes de dos me­tros y medio pa­ra aco­mo­dar­se en es­pa­cios va­ria­bles de es­ce­na­rio. Uno de ellos se uti­li­zó en el la­do izquierdo pa­ra el mo­ni­to­reo y el otro la­do de­re­cho, pa­ra los miem­bros de la ban­da.

WI­crea­tions diseñó to­do el hard­wa­re des­de una pers­pec­ti­va de gi­ra, con un des­plie­gue rá­pi­do y efi­cien­te pa­ra ca­da con­cier­to y pa­ra cual­quier si­tio po­si­ble uti­li­zan­do ca­rri­tos a me­di­da en los que to­do el equi­po se em­ba­la pa­ra via­jar. La em­pre­sa es bien co­no­ci­da por es­te en­fo­que ca­rac­te­rís­ti­ca­men­te prác­ti­co. La cru­cial es­ti­pu­la­ción de Stu­fish de que la es­truc­tu­ra y los dis­po­si­ti­vos me­cá­ni­cos es­tu­vie­ran ocul­tos dio co­mo re­sul­ta­do un as­pec­to limpio y mo­derno, yux­ta­pues­to con las es­truc­tu­ras de producción de gran im­pac­to, to­do co­mo par­te de la producción que dio pa­so al pri­mer con­cier­to en Fest­wie­se am Stadt­park, Ham­bur­go.

Koen Pee­ters, quien ha tra­ba­ja­do en an­te­rio­res gi­ras de Ro­lling Sto­nes, en 1998, 2002 y 2005, co­men­ta: “Fue ge­nial vol­ver a tra­ba­jar con la ban­da y un in­creí­ble equi­po creativo y téc­ni­co. Real­men­te he­mos dis­fru­ta­do de los desafíos y la co­la­bo­ra­ción y creo que los re­sul­ta­dos fi­na­les fueron al­go de lo que todos po­de­mos es­tar or­gu­llo­sos”.

El con­te­ni­do de vi­deo fue pro­du­ci­do por Sam Pat­tin­son, de la com­pa­ñía Treat­ment Stu­dios, mientras que la mez­cla MAG fue edi­ta­da por el di­rec­tor de cá­ma­ra Nick Kei­zer; el kit de vi­deo fue su­mi­nis­tra­do por So­lo­tech, com­pa­ñía con ba­se en Mon­treal. Neg Earth, de Lon­dres, también en­tre­gó equi­po de ilu­mi­na­ción y de mon­ta­je. Je­remy Lloyd de Won­der­works reali­zó la coor­di­na­ción téc­ni­ca du­ran­te el pe­río­do de desa­rro­llo y pre-producción.

La gi­ra No Fil­ter es­tu­vo en nue­ve paí­ses eu­ro­peos y fi­na­li­zó en oc­tu­bre en Pa­rís.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.