DPA: fi­de­li­dad en el tour de En­ri­que Igle­sias y Pit­bull

sound:check magazine mexico - - En Concierto -

Cuan­do es­tas fi­gu­ras mu­si­ca­les se em­bar­ca­ron, en­tre 2014 y 2015, ha­cia su pri­me­ra gi­ra con­jun­ta, la tra­ve­sía re­sul­tó te­ner un gran éxi­to. Tan­to así, que de­ci­die­ron ha­cer­lo de nue­vo. El año pa­sa­do, los dos ar­tis­tas ga­na­do­res de Grammys, die­ron vi­da al En­ri­que Igle­sias/Pit­bull Li­ve! Tour 2017 pa­ra una nue­va aven­tu­ra jun­to con los mi­cró­fo­nos DPA.

Si bien am­bos can­tan­tes uti­li­zan una gran can­ti­dad de mi­cró­fo­nos de es­ta mar­ca pa­ra ca­da una de sus ac­tua­cio­nes, la de­ci­sión de usar­la se to­mó por se­pa­ra­do por ca­da uno de los in­ge­nie­ros de so­ni­do de los can­tan­tes. El mo­ni­to­ris­ta de En­ri­que, Ed­die “El Bru­jo” Cai­po, y su in­ge­nie­ro de sa­la, Brad Di­vens, eli­gie­ron DPA por­que re­sol­vían su ne­ce­si­dad de una gi­ra de al­ta ca­li­dad y con so­ni­do na­tu­ral en la mi­cro­fo­nía. El in­ge­nie­ro de sa­la de Pit­bull, Will “Chilly Willy” Ma­de­ra, tam­bién que­dó im­pre­sio­na­do cuan­do es­cu­chó la ca­li­dad de so­ni­do de DPA y sa­bía que tam­bién te­nía que te­ner­los en el tour. En to­tal, la gi­ra con­tó con cer­ca de se­sen­ta dis­po­si­ti­vos du­ran­te to­das las fe­chas. “He­mos es­ta­do con DPA du­ran­te po­co más de un año y nos di­mos cuen­ta en­se­gui­da de lo bue­nos que son”, di­ce El Bru­jo. “Con DPA, en­con­tra­mos ese so­ni­do na­tu­ral que es­tá­ba­mos bus­can­do. Por esa ra­zón, so­lo usa­mos una can­ti­dad mí­ni­ma de ecua­li­za­ción, pa­ra adap­tar el so­ni­do de los ins­tru­men­tos”.

Pa­ra el show de En­ri­que, El Bru­jo y Brad Di­vens con­ta­ban con 28 mi­cró­fo­nos. El equi­po des­ple­gó mi­cró­fo­nos car­dioi­des com­pac­tos d: di­ca­te 2011C, de ins­tru­men­to d: vo­te 4099, om­ni­di­rec­cio­nal d: screet 4061 y de cáp­su­la su­per­car­dioi­de 4018V d: fac­to en trans­mi­so­res inalám­bri­cos Shu­re.

“En la gi­ra an­te­rior uti­li­za­mos el d: di­ca­te 2011C y d: vo­te 4099 en per­cu­sio­nes con re­sul­ta­dos in­creí­bles”, agre­ga El Bru­jo. “En­ton­ces pro­ba­mos la cáp­su­la d: fac­to 4018 en nues­tros can­tan­tes de fon­do… Brad y yo que­da­mos im­pre­sio­na­dos. En es­ta gi­ra, es­tá­ba­mos de­ci­di­dos a que En­ri­que lo pro­ba­ra tam­bién. Los re­sul­ta­dos no pu­die­ron ha­ber si­do me­jo­res. En­ri­que amó el mi­cró­fono y no­so­tros tam­bién. Des­de el pun­to de vis­ta de la mez­cla de mo­ni­to­res, lim­pió su mez­cla con­si­de­ra­ble­men­te e hi­zo que su equi­li­brio vo­cal en la mez­cla es­tu­vie­ra más fo­ca­li­za­do, mien­tras que en el au­dio en sa­la, se eli­mi­nó el rui­do am­bien­tal y per­mi­tió que Brad tu­vie­ra la ca­pa­ci­dad vo­cal de En­ri­que en la mez­cla sin mu­cho pro­ce­sa­mien­to adi­cio­nal”. Por su par­te, Will co­men­zó con DPA des­pués de una vi­si­ta que el di­rec­tor de ven­tas de la com­pa­ñía, Leo­nar­do Ro­me­ro, hi­zo a su es­tu­dio. Pa­ra Will, fue muy in­tere­san­te la trans­pa­ren­cia de ca­da mi­cró­fono, pro­yec­tan­do el so­ni­do ver­da­de­ro de ca­da ins­tru­men­to en par­ti­cu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.