LÍ­NEA DE LA VI­DA ATIEN­DE A SUI­CI­DA …15 HO­RAS DES­PUÉS

Vanguardia - - Portada - CH­RIS­TIAN MAR­TÍ­NEZ

La Po­li­cía se ocu­pó has­ta ayer de un ca­so re­por­ta­do la no­che del do­min­go: el pa­pá de la jo­ven que se ahor­có el sá­ba­do, quien ama­gó con ha­cer lo mis­mo.

Co­mo un tra­ba­jo pe­rio­dís­ti­co, VAN­GUAR­DIA pu­so a prue­ba las al­ter­na­ti­vas que se ofre­cen para evi­tar un sui­ci­dio, des­pués de que el pa­dre de una jo­ven de 18 años que se sui­ci­dó el sá­ba­do pa­sa­do hi­cie­ra pú­bi­cas en re­des so­cia­les sus in­ten­cio­nes de re­pe­tir el ac­to en la pá­gi­na “Que to­do Sal­ti­llo se en­te­re”.

Ayer, apro­xi­ma­da­men­te a las 15:00 ho­ras, el hom­bre pi­dió dis­cul­pas pú­bli­cas en el mis­mo gru­po de Fa­ce­book en don­de ame­na­zó con qui­tar­se la vi­da.

En la pu­bli­ca­ción se­ña­la que se­gui­rá ade­lan­te para apo­yar a su hi­jo y nie­to.

La Po­li­cía Mu­ni­ci­pal, por su par­te, se­ña­ló que hi­zo contacto con los fa­mi­lia­res vía te­le­fó­ni­ca, pe­ro has­ta la ma­ña­na del día si­guien­te. El re­por­te del anun­cio sui­ci­da se hi­zo a las 22:30 ho­ras del do­min­go y 15 ho­ras des­pués, en el 911 no su­pie­ron qué pa­só con el ca­so, des­pués de ser ca­na­li­za­do.

La Lí­nea de Vi­da, del Cen­tro de Sa­lud Men­tal, al de­nun­ciar el he­cho el do­min­go por la no­che, fue quien re­co­men­dó ca­na­li­zar­lo el 9-1-1, ya que ellos no pue­den en­car­gar­se de esos ca­sos (acu­dir a do­mi­ci­lio), por cues­tio­nes le­ga­les.

La per­so­na que aten­dió la lla­ma­da agre­gó que ade­más no po­drían de­jar a los pa­cien­tes sin vi­gi­lan­cia den­tro del Cen­tro de Sa­lud Men­tal.

En la Uni­dad de In­te­gra­ción Fa­mi­liar (UNIF) de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de la ciu­dad, se­ña­la­ron que sí hi­cie­ron contacto con la fa­mi­lia, pe­ro no es­pe­ci­fi­ca­ron si con el hom­bre, de ma­ne­ra in­me­dia­ta, al mo­men­to de ha­cer el re­por­te al 9-1-1.

SE­ÑA­LES CLA­VE “Des­de su tono de voz ya se no­ta que es­tá en cri­sis: ha­cen pau­sas para ha­blar­te. No lo­gran aco­mo­dar ideas; se que­da co­mo ci­cla­da la per­so­na.

“Hay que bus­car la ma­yor par­te de in­for­ma­ción para sal­va­guar­dar­la o ca­na­li­zar­la.

“Si es una per­so­na fo­rá­nea, tra­tar de en­ta­blar la con­fian­za su­fi­cien­te para que ven­ga al Cen­tro de Sa­lud Men­tal.

“El Cen­tro de Sa­lud Men­tal de­be de en­te­rar­se para que no exis­ta nin­gu­na di­fi­cul­tad al mo­men­to de en­trar a ser hos­pi­ta­li­za­do”, di­ce el Ce­sa­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.