GIRL PO­WER

Mujer (Panama) - - Finanzas Para Ti -

CO­MO UNA NUE­VA GE­NE­RA­CIÓN DE EMPRESARIAS LATINAS ES­TÁN DISEÑANDO UN NE­GO­CIO Y UNA VI­DA A SU ME­DI­DA.

He no­ta­do que des­de ha­ce más o me­nos 5 años, el pa­no­ra­ma em­pre­sa­rial pa­ra la mu­jer en to­do el mun­do ha da­do un gi­ro to­tal­men­te dis­tin­to al que es­tá­ba­mos acos­tum­bra­dos y es­te mis­mo sen­tir es­tá em­pe­zan­do en La­ti­noa­mé­ri­ca. Ca­da vez más son las mu­je­res que se atre­ven a em­pren­der, ya sea de­jan­do sus em­pleos o te­nien­do un ne­go­cio a me­dio tiem­po. Yo no me re­fie­ro a los tí­pi­cos ne­go­cios de siem­pre, con lo­cal, pro­duc­to, em­plea­dos, etc. Ha­blo de ne­go­cios en lí­nea: em­pre­sas crea­das por sus due­ñas que los ma­ne­jan des­de una compu­tado­ra con po­cos em­plea­dos, apo­yán­do­se en tec­no­lo­gía, lo que les per­mi­te a sus due­ñas di­se­ñar la vi­da que siem­pre han so­ña­do.

¿Có­mo fun­cio­na? Te ex­pli­co.

Tal co­mo en la “vi­da real”, en un ne­go­cio en lí­nea hay dos for­mas de ge­ne­rar di­ne­ro: ven­dien­do pro­duc­tos (fí­si­cos o di­gi­ta­les) o ven­dien­do ser­vi­cios.

Ven­der pro­duc­tos fí­si­cos en lí­nea es un po­co com­pli­ca­do des­de nues­tra re­gión, pues los sis­te­mas de co­rreos no son lo óp­ti­mo. Pa­ra sub­sa­nar es­te he­cho, ten­drías que di­se­ñar tu pro­pia lí­nea de pro­duc­tos, sub­con­tra­tar la pro­duc­ción (Chi­na es el lu­gar fa­vo­ri­to), el en­vío a ter­ce­ros y uti­li­zar una pla­ta­for­ma co­mo Ama­zon que te per­mi­te mos­trar y ven­der tus pro­duc­tos, usar sus bo­de­gas y te des­pa­cha a to­do el mun­do per­mi­tién­do­te que­dar con un mar­gen de las ven­tas. Co­noz­co a un par de empresarias que lo es­tán ha­cien­do y les va muy bien, pe­ro es un ar­te que se de­be es­tu­diar mu­cho y de­di­car­le tiem­po ya que la com­pe­ten­cia es te­naz.

No obs­tan­te, ven­der pro­duc­tos di­gi­ta­les o ser­vi­cios es (un po­co) más fá­cil y es lo que qui­sie­ra ex­plo­rar hoy. Bá­si­ca­men­te, si quie­res te­ner una em­pre­sa exi­to­sa en lí­nea, es­to es lo que de­bes ha­cer:

1. Do­mi­nar un te­ma a la per­fec­ción: es­te es el pun­to más im­por­tan­te. De­bes co­no­cer una so­la co­sa con su­fi­cien­te pro­fun­di­dad co­mo pa­ra que otros quie­ran lo que es­tás ofre­cien­do y sien­tan de con­fian­za en ti.

2. Ex­plo­rar las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do de acuer­do a tu ex­pe­rien­cia y de­ter­mi­nar có­mo tú pue­des ayu­dar a un ni­cho. Por ejem­plo: bran­ding pa­ra fir­mas de abo­ga­dos, cla­ses de co­ci­na pa­ra pa­dres ocu­pa­dos, en­tre­na­mien­to de pe­rros chi­qui­tos, en fin, las op­cio­nes son mi­les y so­lo sa­brás que se ne­ce­si­ta con un buen es­tu­dio de mer­ca­do.

3. Crear una pá­gi­na web atrac­ti­va. La pá­gi­na sir­ve pa­ra dar­te a co­no­cer a ti y tus ser­vi­cios, pe­ro lo más im­por­tan­te es que re­co­jas los co­rreos elec­tró­ni­cos de tus vi­si­tan­tes, son per­so­nas in­tere­sa­das que pue­des man­te­ner in­for­ma­das acer­ca de tu ne­go­cio y ofer­tas. Es­tos co­rreos se tra­tan con el ma­yor res­pe­to y nun­ca ja­más los ven­des a ter­ce­ros.

4. Atraes per­so­nas a tu pá­gi­na me­dian­te un blog bien man­te­ni­do y es­cri­to de ma­ne­ra que Goo­gle lo po­si­cio­ne bien. Pue­des atraer a per­so­nas me­dian­te re­des so­cia­les.

5. Se ha­ce di­ne­ro de va­rias for­mas: es­cri­bir y ven­der un li­bro, te­ner pla­nes men­sua­les en don­de en­vías in­for­ma­ción a los sus­crip­to­res, crear cur­sos en lí­nea, ven­der pro­duc­tos o ser­vi­cios de otras per­so­nas (afi­lia­do), ven­der pro­duc­tos di­gi­ta­les co­mo ca­len­da­rios o li­bros de co­lo­rear, si tie­nes mu­cho trá­fi­co pue­des ven­der pu­bli­ci­dad, pro­mo­ción de un pro­duc­to o em­pre­sa al ha­blar acer­ca de ellos,

6. Ten una pla­ta­for­ma de co­bro por tar­je­ta de cré­di­to. 7. Ofre­ce va­lor en to­das tus co­mu­ni­ca­cio­nes, ya sea en co­rreos ma­si­vos o en tus re­des so­cia­les, pues es lo que ha­ce que tus clien­tes si­gan le­yen­do lo que di­ces.

8. De­bes to­mar en cuen­ta que se apli­can los mis­mos con­cep­tos que en los ne­go­cios tra­di­cio­na­les ta­les co­mo con­ta­bi­li­dad en or­den, pa­go de im­pues­tos, re­gis­tros co­mer­cia­les, pro­tec­ción de mar­ca, etc.

Los ne­go­cios en lí­nea han lle­ga­do y es­tán aquí pa­ra que­dar­se y si te in­tere­sa el te­ma, te re­co­mien­do leer: Ma­rie For­leo, Neil Pa­tel, Seth Go­din y acer­ca de “mar­ke­ting” di­gi­tal que va más allá de las r re­des so­cia­les. Tam­bién me pue­des con­tac­tar en www.stu­dio­ca­me­lia.com.■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). So­cia de Ló­pez, Vi­lla­nue­va & Heur­te­mat­te (Lo­vill-La­tam­lex ) y di­rec­to­ra de Vo­ces Vi­ta­les Pa­na­má.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.