MOONLIGHTING

TE­NIEN­DO UNA EN­TRA­DA ADI­CIO­NAL DE DI­NE­RO.

Mujer (Panama) - - Finanzas Para Ti - PA­TRI­CIA VI­LLA­NUE­VA I fi­nan­zas­pa­ra­ti@epa­sa.com @fi­nan­zas­mu­jer l www.fi­nan­zas­mu­jer.com

Ayer con­ver­sa­ba con mis ami­gas y nos di­mos cuen­ta que ya va­rias so­mos las que ade­más de te­ner un em­pleo de 8 a 5 te­ne­mos otros ne­go­cios que ma­ne­ja­mos en nues­tro tiem­po li­bre. Una da cla­ses de co­ci­na por las tar­des, otra ven­de co­mi­da, otras dos son so­cias y ven­den be­lle­zas bor­da­das y otra co­rre­do­ra de bie­nes raí­ces. Y así co­noz­co a mu­chas mu­je­res quie­nes tie­nen otros ne­go­cios ya sea por­que quie­ren un in­gre­so exr­tra, o por­que es­tán pro­ban­do la idea pa­ra ver si fun­cio­na o por­que de ver­dad lo dis­fru­tan.

En in­glés, te­ner un ne­go­cio pro­pio ade­más de tra­ba­jar pa­ra al­guien más se le lla­ma “moonlighting” o lo que se tra­du­ce co­mo tra­ba­jar a la luz de la lu­na pues se su­po­ne que es de no­che cuan­do tra­ba­ja­mos en nues­tra pro­pia em­pre­sa.

Tra­ba­jar en tu em­pleo y a la vez ma­ne­jar un ne­go­cio pro­pio y que te va­ya bien en am­bos sin per­der la cor­du­ra es un arte en sí. Aquí te pa­so al­gu­nos con­se­jos si de­ci­des pro­bar esa idea. Al­gu­nos con­se­jos...

No des­cui­des tu tra­ba­jo: A me­di­da que tu idea aga­rra for­ma, ten­drás pre­sen­cia en lí­nea y se­rás vi­si­ble. Tu de­ci­di­rás si de­bes co­men­tar­le o no acer­ca de tus pla­nes a tu su­pe­rior. Sea cual sea tu de­ci­sión, no pue­des des­cui­dar tu tra­ba­jo ba­jo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia. Re­cuer­da que no sabes si va a fun­cio­nar y que no va­le la pe­na de­jar un sa­la­rio fi­jo por ahora. Es­te es el mo­men­to pa­ra que tu ren­di­mien­to sea me­jor que nun­ca y más si tu com­pen­sa­ción tie­ne un com­po­nen­te cam­bian­te co­mo bono de pro­duc­ción o co­mi­sio­nes. Es­te es el mo­men­to de ser la em­plea­da es­tre­lla. Pa­ra es­to, vas a te­ner que ser su­ma­men­te or­ga­ni­za­da y tra­ba­jar fue­ra del ho­ra­rio la­bo­ral. Sin em­bar­go, co­mo tu idea es al­go que te en­can­ta, las lar­gas ho­ras de­ben ser más to­le­ra­bles. Éti­ca an­te to­do: es­tá prohi­bi­do po­ner la com­pe­ten­cia a tu ac­tual em­plea­dor mien­tras tra­ba­jas ahí o co­piar o lle­var­te ma­te­rial pro­pio de la em­pre­sa co­mo mo­de­los y mu­cho me­nos clien­tes. De­bes res­pe­tar y hon­rar tu tra­ba­jo y a tus su­pe­rio­res. Ade­más, es­ta no es la for­ma co­rrec­ta de em­pe­zar. Re­vi­sa el ma­nual de em­plea­dos pa­ra ver si es­tás ha­cien­do al­go que va­ya en su con­tra. Los mer­ca­dos son pe­que­ños y de to­do uno se en­te­ra. No hay na­da me­jor que sa­lir por la puer­ta gran­de. Si quie­res ha­cer lo mis­mo que ha­ces ahora, pe­ro por tu cuen­ta, en­ton­ces re­nun­cia, pe­ro no es co­rrec­to mon­tar la com­pe­ten­cia en pa­ra­le­lo.

Mi­ra tu em­pleo con nue­vos ojos: si tu po­si­ción ac­tual no te quie­re que veas el ma­ne­jo in­te­gral de la em­pre­sa, ahora es el mo­men­to de que pres­tes aten­ción. Mi­ra có­mo se com­por­tan los due­ños de la em­pre­sa, sus fun­cio­nes. To­ma no­ta de lo que te gus­ta y de lo que no te gus­ta de tus je­fes in­me­dia­tos y de los due­ños de la em­pre­sa, si es que tie­nes ac­ce­so a ellos.

Apro­ve­cha: Es­te es el mo­men­to de to­mar to­das las opor­tu­ni­da­des pa­ra apren­der y ad­qui­rir nue­vas ex­pe­rien­cias y ha­bi­li­da­des. De co­no­cer a más per­so­nas den­tro y fue­ra de la em­pre­sa. Si te to­ca ir a fe­rias o even­tos re­la­cio­na­dos a tu em­pleo, no pier­das la opor­tu­ni­dad de co­nec­tar con otros que pue­dan ayu­dar­te a avan­zar tu em­pre­sa. Si hay cur­sos o se­mi­na­rios, tó­ma­los.

No des­cui­des a tu fa­mi­lia: Es su­ma­men­te di­fí­cil tra­ba­jar de 8 a 5 y ade­más tra­ba­jar en tu pro­yec­to. Su­ma­do a que tie­nes que te­ner tiem­po per­so­nal pa­ra ir al gim­na­sio, de com­pras o des­can­sar. Pro­cu­ra sa­car tiem­po pa­ra com­par­tir en fa­mi­lia sin dis­trac­cio­nes ( me re­fie­ro a no te­ner el ce­lu­lar o compu­tado­ra en­ci­ma).■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). So­cia de Ló­pez, Vi­lla­nue­va & Heur­te­mat­te (Lo­vill-La­tam­lex ) y directora de Vo­ces Vi­ta­les Pa­na­má.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.