An­yo­lí Ábre­go es “Au­tén­ti­ca”

La mo­de­lo y Miss Pa­na­má 2013 nos con­tó so­bre su ca­mino ha­cia la se­gu­ri­dad per­so­nal y el desa­rro­llo de su nue­vo pro­yec­to.

Mujer (Panama) - - Index - MA­CA­RE­NA BACHOR ma­ca­re­na,bachor@epa­sa.com @Ma­qui­ba­chor

¿Qué sig­ni­fi­ca­ron pa­ra ti los con­cur­sos na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les de be­lle­za?

Los po­dría de­fi­nir en tres pa­la­bras: cre­ci­mien­to, evo­lu­ción y acep­ta­ción.

¿Qué le di­rías a aque­lla ver­sión de ti que par­ti­ci­pó en esos con­cur­sos?

¡Ay, tan­tas co­sas! En es­tos días me pre­gun­ta­ron que si aho­ra me me­te­ría a con­cur­sar y les di­je que no; pe­ro sí sien­to que es­toy mu­cho más pre­pa­ra­da que an­tes. Así que creo que a la chi­ca de ha­ce ocho años le di­ría que lo tie­ne to­do pa­ra ga­nar.

¿De qué ma­ne­ra se ha tra­du­ci­do esa se­gu­ri­dad que has en­con­tra­do en ti mis­ma?

En cam­bios gran­des. Creo que pa­sé por mu­chas co­sas en un tiem­po muy cor­to. Un año an­tes de en­trar en los con­cur­sos de be­lle­za ha­bía sa­li­do de la ca­ji­ta de mi ca­sa, en­tra­do en el mun­do del mo­de­la­je, de las fo­tos. Es­ta­ba co­no­cien­do per­so­nas nue­vas, opor­tu­ni­da­des, via­jes; ade­más mi pa­pá ha­bía muer­to, fue un gol­pe emo­cio­nal muy fuer­te pa­ra esa chi­ca de 20 años. Des­pués en­tré en Miss Pa­na­má. Era una per­so­na muy tí­mi­da, que pre­fe­ría no ha­blar, que­dar­se ca­lla­da, y en ese ti­po de con­cur­sos lo prin­ci­pal es ¡ha­blar! Tie­nes que con­tar de ti, de tus sue­ños, tus pro­yec­tos. En ese ca­mino fui evo­lu­cio­nan­do, cre­cien­do.

En­ton­ces, par­te de esos cam­bios die­ron co­mo re­sul­ta­do tu nue­vo pro­yec­to jun­to a Ma­ri­se­la Mo­reno, Au­tén­ti­ca...

Sí. Ha­ce unos años te­nía otro pro­yec­to del cual de­ci­dí re­ti­rar­me pa­ra co­men­zar el pro­yec­to de mi vi­da: que­ría con­ju­gar to­do lo que sa­bía en un so­lo es­que­ma. Pe­ro a ve­ces es un po­co com­pli­ca­do lo­grar­lo. Que­ría unir lo que sa­bía con la trans­for­ma­ción de vi­da de las mu­je­res. Co­noz­co mu­chas chi­cas que pa­san por lo que yo vi­ví, y otras que ya sien­do em­pren­de­do­ras y con gran­des car­gos no con­fían en ellas mis­mas. En­ton­ces, por más in­te­li­gen­te que seas, si no tie­nes se­gu­ri­dad y una ima­gen sa­lu­da­ble de ti mis­ma, ha­brá co­sas que te fre­na­rán siem­pre. Y pues, en una char­la con un ca­fé de por me­dio, ha­blan­do con Ma­ri­se­la, de­ci­di­mos unir fuer­zas. Ella tie­ne gran ex­pe­rien­cia en con­cur­sos y pre­pa­ra­ción de chi­cas, así que nos uni­mos pa­ra rea­li­zar al­go por la so­cie­dad y po­der trans­for­mar men­tes. Allí na­ció “Au­tén­ti­ca”.

¿Có­mo fun­cio­na Au­tén­ti­ca?

Va­mos ha­cia el la­do di­gi­tal, es­ta­mos cons­tru­yen­do una pá­gi­na web por­que que­re­mos com­par­tir nues­tra ex­pe­rien­cia con el mun­do. Aho­ra es­ta­mos dic­tan­do ta­lle­res y cur­sos pre­sen­cia­les, tan­to in­di­vi­dua­les co­mo en gru­po. Es­ta­mos felices, te­ne­mos char­las to­das las se­ma­nas y lo más im­por­tan­te es que es­ta­mos ha­cien­do al­go con lo que nos sen­ti­mos bien.

¿Có­mo es tu re­la­ción y la di­ná­mi­ca de tra­ba­jo con Ma­ri­se­la?

Úni­ca y au­tén­ti­ca. Creo que ella es una mu­jer que di­ce to­do lo que pien­sa y es lo que más me gus­ta de ella. Sa­be lo que quie­re y ha­cia dónde va. Me ha en­se­ña­do mu­cho, es­tan­do en el Miss Pa­na­má me ayu­dó mu­cho, en ese mo­men­to la veía co­mo una maes­tra, pe­ro hoy día es mi ami­ga, soy la ma­dri­na de su hi­ja. En cuan­to al tra­ba­jo, lo ha­ce­mos to­do en con­jun­to pa­ra equi­li­brar el pe­so.

En cuan­to a la con­fian­za en no­so­tras mis­mas, ¿crees que esa es una de las ra­zo­nes por las cua­les no po­de­mos al­can­zar una igual­dad de gé­ne­ro?

Nues­tros mie­dos, creen­cias, li­mi­ta­cio­nes, lo que nos en­se­ña­ron en ca­sa es par­te de lo que no nos de­ja avan­zar mu­chas ve­ces.■

“Por más in­te­li­gen­te que seas, si no tie­nes se­gu­ri­dad y una ima­gen sa­lu­da­ble de ti mis­ma, ha­brá co­sas que te fre­na­rán siem­pre”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.