PILAR SÁINZ

La di­se­ña­do­ra es­pa­ño­la, ra­di­ca­da en Pa­na­má, vuel­ve con una pro­pues­ta más tro­pi­ca­li­za­da y lle­na de elegancia.

Mujer (Panama) - - Personaje - LU­CAS NA­VA­RRO lna­va­rro@epa­sa.com gar­con­lu­cas

El amor de Pilar Sáinz por la mo­da pro­vie­ne de su fa­mi­lia. Gra­cias a su ma­dre y su tía, lo­gró co­no­cer de cer­ca a pro­vee­do­res, te­ji­dos y di­se­ña­do­res y, a pe­sar de su ac­ti­tud re­bel­de, la mo­da la cap­tu­ró y de­ci­dió fun­dar Pilar Sáinz Ma­drid en 1998. Su his­to­ria co­men­zó al di­se­ñar su pri­mer tra­je de no­vias a una de sus ami­gas, quien ha­bía que­da­do em­ba­ra­za­da y ne­ce­si­ta­ba ocul­tar­lo pa­ra el ma­tri­mo­nio. Y así, una ami­ga si­guió a otra, jun­to a mu­chas de las clien­tas del ne­go­cio fa­mi­liar que se ca­sa­ban, y Pilar se vio es­pe­cia­li­za­da en la mo­da nup­cial. En 2012, lle­gó a Pa­na­má pa­ra pre­sen­tar una co­lec­ción, y más que un “show”, lo vio co­mo una opor­tu­ni­dad de ne­go­cio. Fi­nal­men­te, en 2014 abrió su pri­mer “ate­lier” pa­ra lo­grar aten­der al mer­ca­do pa­na­me­ño, de­ci­di­da en que la mar­ca Pilar Sáinz Ma­drid se que­da­ra en el Ist­mo.

Pilar de­fi­ne al mer­ca­do de la mo­da lo­cal co­mo un po­co “di­fí­cil y pe­que­ño”, pe­ro asegura que una vez se logra en­trar, “es una opor­tu­ni­dad ri­ca y lle­na de di­fe­ren­tes cul­tu­ras”. En su ca­so, ha te­ni­do que adap­tar su di­se­ño, ya que en Es­pa­ña las mu­je­res son más sen­ci­llas y so­brias, mien­tras que “a las la­ti­nas les gus­ta más la pe­dre­ría, los bor­da­dos y el vo­lu­men”, asegura, por lo que sien­te que pue­de me­ter otra par­te de su esen­cia en sus di­se­ños.

Fas­hion Week Pa­na­má 2018

Su nue­va pro­pues­ta lle­va el nom­bre de “Puer­ta del sol”, y es­tá ins­pi­ra­da en la Puer­ta del Sol de su na­tal Ma­drid. La elegancia in­sig­nia de la mar­ca si­gue pre­sen­te con una nue­va pa­le­ta de co­lo­res ins­pi­ra­da en Es­pa­ña: ro­jo, ama­ri­llo y azul. El re­to de es­ta co­lec­ción es que es­tá he­cha to­tal­men­te de un so­lo te­ji­do (cre­pe) com­pues­to de se­da y tria­ce­ta­to, pa­ra adap­tar­lo al cli­ma del país. En 24 sa­li­das, se po­drá apre­ciar man­gas has­ta el pi­so, asi­mé­tri­cos, des­truc­tu­ra­dos, ves­ti­dos lar­gos y un gran jue­go de vo­lu­men y cor­tes. “Mi vi­sión es una mu­jer es­pa­ño­la tro­pi­ca­li­za­da. Mi ca­be­za es­tá en­tre am­bos paí­ses”, ex­pre­sa Pilar. Es­pa­ña, di­ver­si­dad y raí­ces de­fi­nen es­ta nue­va co­lec­ción.■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.