ES­TI­LO Y MAR­CA PER­SO­NAL

Mujer (Panama) - - ¡Empodérate! - PA­TRI­CIA VI­LLA­NUE­VA @po­r_­pa­tri­ciav l www.stu­dio­ca­me­lia.com

Pa­ra las mu­je­res pro­fe­sio­na­les, el te­ma de ima­gen per­so­nal pue­de ser un cam­po mi­na­do. Los ex­per­tos es­ti­man que has­ta el 95% de nues­tra co­mu­ni­ca­ción es no ver­bal; en­ton­ces, ha­bla­mos de no­so­tras y de nues­tro tra­ba­jo a tra­vés de pis­tas vi­sua­les ex­ter­nas, una de ellas es lo que lle­va­mos pues­to. ¿Al­gu­na vez has pen­sa­do en lo que di­ce tu ves­tua­rio so­bre ti y tu mar­ca per­so­nal? ¿Es­tás real­men­te pro­yec­tán­do­te co­mo pro­fe­sio­nal en tu área de in­te­rés?

Sa­ber qué ima­gen deseas mos­trar y lue­go usar tu es­ti­lo de ves­tir pa­ra tu ven­ta­ja pro­fe­sio­nal es to­do un ar­te. Te doy 9 tips pa­ra ali­near tu es­ti­lo con tu mar­ca per­so­nal:

1. Decide el men­sa­je que quie­res pro­yec­tar. Es im­por­tan­te que te co­noz­cas co­mo mu­jer y co­mo pro­fe­sio­nal, y de­ci­das cuál es el men­sa­je que quie­res pro­yec­tar. To­dos te­ne­mos un área que nos gus­ta o un in­te­rés par­ti­cu­lar. ¿Có­mo quie­res que te re­cuer­den? To­ma un pa­pel y un lá­piz y es­cri­be una lis­ta de atri­bu­tos con los que qui­sie­ras que te aso­cia­ran. Ejem­plos: res­pon­sa­ble, crea­ti­va, em­pá­ti­ca, amante de la na­tu­ra­le­za, es­pon­tá­nea, etc.

2. Crea tu pro­pio es­ti­lo. Con lis­ta en mano, pien­sa en la ro­pa que aso­cia­rías con los atri­bu­tos que des­cri­bes. Así mis­mo, mi­ra la industria en la que tra­ba­jas. Res­pe­ta las nor­mas ge­ne­ra­les de la industria, pe­ro agré­ga­le tu to­que per­so­nal. Por ejem­plo, si tra­ba­jas en un ban­co, tie­nes que ves­tir­te de ma­ne­ra con­ser­va­do­ra, pues in­clu­so de­be es­tar has­ta en el ma­nual de em­plea­dos. Sin em­bar­go, pue­des ele­gir un co­lor que te dis­tin­ga, un es­ti­lo de za­pa­to, un ac­ce­so­rio, un cor­te de tra­je o de car­te­ra, pei­na­do, etc. Bus­ca ejem­plos en Pin­te­rest o en Ins­ta­gram e ins­pí­ra­te.

3. Haz un in­ven­ta­rio de tu ar­ma­rio. Mi­ra qué pie­zas pre­fie­res y qué te que­da bien y decide si deseas con­ti­nuar con ese es­ti­lo o no. Sa­ca lo que no te que­de, lo que es­tá man­cha­do o ro­to y ajus­ta lo que te que­de gran­de.

4. No des­cui­des las mu­ñe­cas. Re­lo­jes, bra­za­le­tes, pul­se­ras de go­ma con el lo­go de tu em­pre­sa o con un men­sa­je que quie­ras ha­cer lle­gar. Hoy en día, es bas­tan­te co­mún api­lar tus mu­ñe­cas, ya seas hom­bre o mu­jer, así que

uti­li­za es­te me­dio pa­ra en­viar un men­sa­je.

5. Or­ga­ní­za­te. Pre­pa­ra tus atuen­dos con an­ti­ci­pa­ción pa­ra ha­cer que la con­sis­ten­cia de tu es­ti­lo sea fá­cil. Las ma­ña­nas son el mo­men­to de en­fo­car­se en pla­near tu día, no en qué po­ner­te. Es­co­ge un día a la se­ma­na y pla­nea lo que te vas a po­ner. Yo sé que se­guir es­te con­se­jo no es fá­cil, pe­ro te re­co­mien­do que lo ha­gas una se­ma­na y lue­go me cuen­tas có­mo te fue.

6. Lle­va tu es­ti­lo más allá de tu atuen­do. Qué ti­po de ce­lu­lar o compu­tado­ra usas, en qué bol­so lle­vas la compu­tado­ra o en qué li­bre­ta apun­tas... los pe­que­ños de­ta­lles, ha­cen la di­fe­ren­cia.

7. No ol­vi­des el per­fu­me. El es­ti­lo tam­bién in­clu­ye la ma­ne­ra en que hue­les. Se di­ce que el olor per­du­ra en la me­mo­ria aun más tiem­po que las imá­ge­nes. Eli­ge tu pro­pia fra­gan­cia per­so­nal. Es otra for­ma de ca­na­li­zar tu per­so­na­li­dad de una ma­ne­ra su­til, pe­ro con la que la gen­te pue­de in­ter­ac­tuar, ya sea que ha­blen con­ti­go o no.

8. Con­si­de­ra la ayu­da de un pro­fe­sio­nal. Si tie­nes pro­ble­mas pa­ra ali­near tu ves­ti­men­ta con el men­sa­je que quie­res pro­yec­tar, te re­co­mien­do uti­li­zar un es­ti­lis­ta. De­bes co­mu­ni­car­le có­mo re­su­mes tu mar­ca per­so­nal; él o ella pue­den jun­tar fá­cil­men­te y de for­ma con­jun­ta atuen­dos que re­pre­sen­ten vi­sual­men­te tu mar­ca. Los es­ti­lis­tas tam­bién son ex­ce­len­tes pa­ra sa­car­te de tu zo­na de con­fort y ayu­dar­te a de­fi­nir tu es­ti­lo. 9. Re­cuer­da que tu mar­ca per­so­nal es un tra­ba­jo

24/7. Co­mo due­ños de nues­tra pro­pia mar­ca per­so­nal, siem­pre es­ta­mos pro­yec­tan­do. Nun­ca se sa­be a quién te vas a en­con­trar fue­ra de la ofi­ci­na, que po­dría con­ver­tir­se en una nue­va opor­tu­ni­dad de ne­go­cio o de amis­tad.■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). Di­rec­to­ra de Voces Vi­ta­les Pa­na­má y crea­do­ra de Stu­dio Ca­me­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.