Im­pac­tan­te es­ta­do de víc­ti­mas de­ja al des­cu­bier­to bru­tal en­sa­ña­mien­to

La lec­tu­ra de in­for­mes po­li­cia­les y ex­po­si­ción de vi­deos de los pro­ce­di­mien­tos rea­li­za­dos y las prue­bas re­ca­ba­das de­ja­ron al des­cu­bier­to ayer to­da la bru­ta­li­dad con que el pe­rio­dis­ta Pa­blo Me­di­na y su acom­pa­ñan­te An­to­nia Al­ma­da fue­ron eje­cu­ta­dos. Am­bos su

ABC Color - - POLÍTICA - El Tri­bu­nal de Sen­ten­cia, pre­si­di­do por Ra­món Tri­ni­dad Ze­la­ya, aten­to a la ex­hi­bi­ción de las prue­bas. Fue ayer.

En­tre los do­cu­men­tos re­ci­bi­dos por el Tri­bu­nal de Sen­ten­cia en el jui­cio oral y pú­bli­co al exin­ten­den­te de Ypejhú Vil­mar “Ne­ne­co” Acos­ta es­tán los in­for­mes de los fo­ren­ses in­ter­vi­nien­tes, que de­ta­llan el es­ta­do en que que­da­ron los cuer­pos de las víc­ti­mas, tras el mor­tal ata­que re­gis­tra­do aquel fa­tí­di­co 16 de oc­tu­bre del 2014, en las cer­ca­nías de Vi­lla Yga­ti­mí.

Me­di­na pre­sen­ta­ba una he­ri­da de unos 12 cm en la ca­be­za, cau­sa­da por es­co­pe­ta ca­li­bre 12 mm, dis­pa­ro que ade­más le des­tro­zó el an­te­bra­zo iz­quier­do (con he­ri­da de 8 cm y pér­di­da de ma­sa mus­cu­lar) e hi­rió la mano de­re­cha. Ade­más, nues­tro corresponsal en Cu­ru­guaty te­nía otras he­ri­das en la ca­ra, cue­llo y hom­bro, to­das de pis­to­la ca­li­bre 9 mm.

An­to­nia Al­ma­da, quien iba en el asien­to del acom­pa­ñan­te, re­ci­bió un dis­pa­ro en la fren­te y otro en el hom­bro, ca­li­bre 9 mm.

Tam­bién ayer se pro­ce­dió a la lec­tu­ra de los in­for­mes po­li­cia­les de los dis­tin­tos tra­ba­jos rea­li­za­dos ta­les co­mo in­for­me ba­lís­ti­co, ins­pec­ción del es­ce­na­rio del cri­men y de los tra­ba­jos de in­te­li­gen­cia rea­li­za­dos en la zo­na. Uno de ellos pre­ci­só que to­das las va­ni­llas ser­vi­das fue­ron ha­lla­das del la­do iz­quier­do del ro­da­do.

“Hoy tam­bién se agre­gó el in­for­me que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co so­li­ci­tó a la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Ypejhú so­bre si Ar­nal­do Ca­bre­ra era fun­cio­na­rio de la Mu­ni­ci­pa­li­dad, que se cons­ta­tó que lo era, es im­por­tan­te por­que él uti­li­za­ba el te­lé­fono de él, por­que es­ta­ban to­do el tiem­po jun­tos”, co­men­tó el fis­cal Vi­cen­te Ro­drí­guez.

El jui­cio por do­ble ho­mi­ci­dio con­ti­núa hoy, a par­tir de las 8:30.

Es­po­sa­do, Vil­mar “Ne­ne­co” Acos­ta in­gre­sa a la sa­la de jui­cio oral, don­de es juz­ga­do por do­ble ho­mi­ci­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.