pe­di­rá Mons. Valenzuela

PRE­SEN­TA­RÁN SE­GUN­DA ETA­PA DEL TRIE­NIO DE LA JU­VEN­TUD A LAS 5:30 HA­BRÁ AM­BIEN­TA­CIÓN, PRO­CE­SIÓN Y MI­SA A LAS 6:00 Que­bran­to eco­nó­mi­co, fal­ta de sa­lud y tra­ba­jo, que­jas de fie­les

ABC Color - - NOTAS -

CAA­CU­PÉ, Cor­di­lle­ra (De­si­ré Cabrera, de nues­tra re­dac­ción re­gio­nal). El obis­po dio­ce­sano, Mons. Ri­car­do Valenzuela, quien pre­si­di­rá por pri­me­ra vez la mi­sa cen­tral en ho­nor a la Vir­gen de los Milagros de Caa­cu­pé, ade­lan­tó al­gu­nos te­mas que to­ca­rá du­ran­te la ho­mi­lía.

En ese sen­ti­do, di­jo que la re­fle­xión se ba­sa­rá en tres pun­tos im­por­tan­tes.

Pri­me­ro, el dog­ma de la In­ma­cu­la­da Con­cep­ción, que es el mo­ti­vo de es­ta festividad y que re­quie­re siem­pre pun­tua­li­zar.

En se­gun­do lu­gar ha­rá un re­cuen­to de to­das las con­quis­tas del Trie­nio de la Ju­ven­tud, de lo que se hi­zo y de lo que que­dó.

Y el ter­cer pun­to, al­go in­elu­di­ble y ur­gen­te, que son las elec­cio­nes pre­vis­tas pa­ra el 17 de di­ciem­bre pró­xi­mo, se­gún men­cio­nó.

Te­nien­do en cuen­ta que es “un te­ma muy de­li­ca­do y que re­quie­re de mu­cha aten­ción, ya que ese día los paraguayos nos ju­ga­mos el fu­tu­ro”, es­pe­ci­fi­có el pre­la­do.

Mon­se­ñor Valenzuela se­ña­ló que no so­lo se di­ri­gi­rá a los elec­to­res, sino tam­bién a los can­di­da­tos a quie­nes pe­di­rá que no ha­gan lo mis­mo de siem­pre, pro­me­ter y lue­go no cum­plir, es de­cir men­tir. Ade­lan­tó que el de­seo de la Igle­sia es que esas elec­cio­nes sean lim­pias y trans­pa­ren­tes.

La Vir­gen: un te­so­ro

El obis­po se en­cuen­tra al fren­te de la dió­ce­sis des­de ha­ce po­cos me­ses, por lo que son sus pri­me­ras fes­ti­vi­da­des des­de aden­tro. Al res­pec­to men­cio­nó que pu­do per­ci­bir que la gen­te vie­ne a Caa­cu­pé con mu­cha es­pe­ran­za de lle­var­se al­go.

Quie­ren rea­li­zar una suer­te de in­ter­cam­bio con la Vir­gen, de­ján­do­le a ella to­das sus penas, sus an­gus­tias, sus aflic­cio­nes. To­dos esos que­bran­tos eco­nó­mi­cos, ya sea por la fal­ta de sa­lud, de tra­ba­jo, de una ca­sa dig­na o pro­ble­mas fa­mi­lia­res, mien­tras es­pe­ran re­ci­bir consuelo, paz es­pi­ri­tual y esa fe de que sus pe­di­dos se­rán oí­dos.

Aña­dió que la re­li­gio­si­dad po­pu­lar, co­mo las ca­mi­na­tas, pe­re­gri­na­cio­nes, son una mues­tra del gran amor que le tie­nen a la Vir­gen de Caa­cu­pé y es­to es in­va­lua­ble. “San Juan Pa­blo II ya nos de­cía en su mo­men­to: us­te­des los paraguayos tie­nen una ri­que­za muy gran­de, que es la re­li­gio­si­dad po­pu­lar. So­la­men­te pu­ri­fi­quen, pe­ro con­sér­ven­la”, aco­tó.

El pa­pa Fran­cis­co fue aún más con­tun­den­te al afir­mar: “Si us­te­des quie­ren sa­ber qué es lo que sig­ni­fi­ca la fe de ver­dad, há­gan­se ami­go de un pa­ra­gua­yo y lo sa­brán”.

La gen­te se pre­gun­ta có­mo sur­gió to­do es­to y en reali­dad na­die sa­be, so­la­men­te se pue­de de­cir que es un re­ga­lo de Dios, in­di­có fi­nal­men­te.

Mons. Ri­car­do Valenzuela asu­mió la dió­ce­sis de Caa­cu­pé en agos­to pa­sa­do. Re­em­pla­zó a Mons. Clau­dio Giménez.

Es in­ce­san­te la lle­ga­da de los pe­re­gri­nos a la Vi­lla Se­rra­na. El ma­yor con­tin­gen­te arri­bó ano­che pa­ra par­ti­ci­par de la mi­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.