Con­mo­ve­do­ras his­to­rias lle­gan al po­zo de la Vir­gen

ABC Color - - NOTAS - Des­de Gua­yay­bí, Dp­to. de San Pe­dro, lle­gó es­ta fa­mi­lia has­ta el po­zo de la Vir­gen en bus­ca del agua mi­la­gro­sa pa­ra la pu­ri­fi­ca­ción y sa­na­ción.

Uno de los si­tios don­de con­flu­yen la emo­ción y re­li­gio­si­dad en Caa­cu­pé es Tu­pãsy Ykua, el se­gun­do lu­gar más vi­si­ta­do de la Ca­pi­tal Es­pi­ri­tual lue­go de la Ba­sí­li­ca. Aquí se en­cuen­tran his­to­rias de mi­la­gro y es­pe­ran­za. To­dos quie­ren lle­var a su ca­sa el ele­men­to pu­ri­fi­ca­dor que ayu­da a sa­nos y en­fer­mos.

Ever Tro­che (34) per­dió el bra­zo iz­quier­do ha­ce 7 años cuan­do la cu­chi­lla de una des­ma­le­za­do­ra se des­pren­dió y vo­ló ha­cia él cuan­do es­ta­ban lim­pian­do con otro com­pa­ñe­ro de tra­ba­jo al ser­vi­cio de la mu­ni­ci­pa­li­dad. “Me sal­vé de mi­la­gro y aho­ra es­toy to­tal­men­te re­cu­pe­ra­do. Pue­do tra­ba­jar co­mo cho­fer y al­ba­ñil sin nin­gún pro­ble­ma”, cuen­ta al des­ta­car que ha su­pe­ra­do la di­fí­cil si­tua­ción gra­cias a la ayu­da de Dios y la Vir­gen.

Tam­bién iban con él do­ña Por­fi­ria Ro­me­ro de To­le­do (83), quien tras mu­dar­se a San Ta­ní, en 1966 ha vuel­to dos ve­ces a Caa­cu­pé, y va­rios otros fa­mi­lia­res. To­dos lle­va­ron el agua pa­ra la sa­na­ción de los en­fer­mos.

Do­ña Al­ber­ta Be­ní­tez (70) lle­gó con su her­ma­na Ra­mo­na (68) des­de Hor­que­ta. El pa­dre de ellas, un ex­com­ba­tien­te de la Gue­rra del Cha­co lla­ma­do Ca­li­me­rio Be­ní­tez, fa­lle­ció el año pa­sa­do a los 103 años. Ellas tam­bién lle­va­rán el agua a su co­mu­ni­dad pa­ra com­par­tir con la ve­cin­dad que no pu­do lle­gar has­ta Caa­cu­pé.

Es­ta­nis­lao Urán (19) tam­bién reali­zó un gran sa­cri­fi­cio pa­ra lle­gar has­ta la ca­pi­tal es­pi­ri­tual des­de el dis­tri­to de Yasy Ca­ñy, de­par­ta­men­to de Ca­nin­de­yú. “Es la pri­me­ra vez que ven­go a agra­de­cer y no se pue­de ex­pli­car con pa­la­bras lo que uno sien­te”, di­ce muy con­mo­vi­do por­que la Vir­gen lo ayu­dó a re­cu­pe­rar la sa­lud.

Lo acom­pa­ña su tío Juan Jo­sé Por­ti­llo (50) quien vino a orar por su ma­dre de 73 años que es­ta vez no pu­do ve­nir por en­con­trar­se en­fer­ma. Le lle­va­rá el agua ben­di­ta que re­fres­ca y sa­na en Tu­pãsy Ykua.

El vi­tal lí­qui­do re­fuer­za los pe­di­dos rea­li­za­dos a la Vir­gen por la sa­lud, el tra­ba­jo y la fa­mi­lia. De ello dan tes­ti­mo­nio los con­cu­rren­tes que es­tos días pa­san por es­te his­tó­ri­co ma­nan­tial que flu­ye en la vi­lla se­rra­na.

Con lu­to ce­rra­do por el pa­dre fa­lle­ci­do ha­ce po­co a los 103 años, es­tas dos her­ma­nas lle­ga­ron des­de Hor­que­ta.

Los in­te­gran­tes de la ca­ra­va­na de ca­rre­ros acam­pan en un pre­dio asig­na­do por la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Caa­cu­pé. Aquí pre­pa­ran asa­do y com­par­ten un ka­ru gua­su.

El agua de la vir­gen irá has­ta Yasy Ca­ñy, Dp­to. de Ca­nin­de­yú, con es­te jo­ven pa­ra cu­rar las do­len­cias.

Los bue­yes y las ca­rre­tas aguar­dan con sus due­ños la ce­le­bra­ción de la festividad ma­ria­na. Es­ta tra­di­ción del ran­cho que ca­mi­na lle­va 60 años.

Los pro­me­se­ros de Sa­pu­cái lle­ga­ron en ca­rre­tas con sus dis­tin­ti­vos en ho­me­na­je a quie­nes ya no es­tán pe­ro si­guen pe­re­gri­nan­do con ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.