Cris­ti­na Kirch­ner po­dría ir a pri­sión por pre­sun­ta pro­tec­ción a te­rro­ris­tas

La ex­pre­si­den­te ar­gen­ti­na y se­na­do­ra, Cris­ti­na Kirch­ner, po­dría ter­mi­nar en pri­sión por pre­sun­to en­cu­bri­mien­to de te­rro­ris­tas vin­cu­la­dos a un aten­ta­do con­tra una mu­tua ju­día en 1994. Un juez pi­dió su desafue­ro y de­ten­ción.

ABC Color - - INTERNACIONALES -

BUE­NOS AI­RES (Reuters, EFE). Un juez pro­ce­só hoy a la ex­pre­si­den­ta de Ar­gen­ti­na y ac­tual se­na­do­ra Cris­ti­na Fer­nán­dez (20072015) por pre­sun­to en­cu­bri­mien­to de los ira­níes acu­sa­dos del aten­ta­do a una mu­tua ju­día de Bue­nos Ai­res en 1994 y pi­dió al Se­na­do que le re­ti­re su in­mu­ni­dad de arres­to co­mo le­gis­la­do­ra pa­ra que pue­da ser de­te­ni­da.

El juez fe­de­ral Clau­dio Bo­na­dio to­mó es­ta me­di­da al con­si­de­rar que la ex­man­da­ta­ria pue­de en­tor­pe­cer la cau­sa, abier­ta por la de­nun­cia por en­cu­bri­mien­to que el fis­cal Al­ber­to Nis­man reali­zó en enero de 2015 con­tra ella y va­rios miem­bros de su Go­bierno cua­tro días an­tes de apa­re­cer muer­to en con­di­cio­nes que to­da­vía se in­ves­ti­gan.

Nis­man ase­gu­ra­ba que el pac­to ar­gen­tino-ira­ní bus­ca­ba real­men­te en­cu­brir a los sos­pe­cho­sos del ata­que, en­tre ellos, el ex­pre­si­den­te ira­ní Alí Ak­bar Raf­san­ja­ni y el ex­can­ci­ller Alí Ak­bar Ve­la­ya­tí.

Bo­na­dio in­ves­ti­ga a Fer­nán­dez de Kir­cher por trai­ción a la pa­tria o en­cu­bri­mien­to agra­va­do por ha­ber fir­ma­do en 2012 un acuer­do con Irán en el que se es­ta­ble­cía que los acu­sa­dos ira­níes de ac­to te­rro­ris­ta con­tra la se­de de la Aso­cia­ción Mu­tua­lis­ta Is­rae­li­ta Ar­gen­ti­na (AMIA), po­dían ser in­da­ga­dos en Tehe­rán, sin so­me­ter­se a los tri­bu­na­les ar­gen­ti­nos.

En el ata­que al cen­tro ju­dio-ar­gen­tino mu­rie­ron unas 85 per­so­nas y de­ce­nas de he­ri­dos.

El aten­ta­do con­tra la AMIA, que la co­mu­ni­dad ju­día atri­bu­ye a Irán y al gru­po chii­ta Hiz­bu­lá, fue el se­gun­do ata­que con­tra ju­díos de Ar­gen­ti­na, des­pués de que 29 per­so­nas mu­rie­ran en 1992 al ex­plo­tar una bom­ba fren­te a la Em­ba­ja­da de Is­rael, tam­bién sin es­cla­re­cer.

Alia­dos K

Bo­na­dio dic­tó tam­bién otros pro­ce­sa­mien­tos, y va­rios de ellos con pri­sión pre­ven­ti­va, en­tre los que se en­cuen­tra el ex­se­cre­ta­rio Le­gal y Téc­ni­co de la Pre­si­den­cia Car­los Zan­ni­ni y el sin­di­ca­lis­ta Luis D’Elía, que ya fue­ron arres­ta­dos, y otor­gó la pri­sión do­mi­ci­lia­ria al ex­can­ci­ller Héctor Ti­mer­man por su de­li­ca­do estado de sa­lud.

La ex­man­da­ta­ria, afec­ta­da por múl­ti­ples cau­sas ju­di­cia­les –la ma­yo­ría por co­rrup­ción–, ob­tu­vo una ban­ca de se­na­do­ra en los co­mi­cios le­gis­la­ti­vos del 22 de oc­tu­bre y ju­ró su car­go el pa­sa­do 29 de no­viem­bre, lo que le otor­ga fue­ros par­la­men­ta­rios y la im­po­si­bi­li­dad de ser de­te­ni­da.

El Se­na­do de­be­rá de­ci­dir si atien­de la so­li­ci­tud de Bo­na­dio de des­afo­rar a Fer­nán­dez. Pa­ra ello se­rá ne­ce­sa­rio el sí de dos ter­cios de los le­gis­la­do­res.

Cris­ti­na Kirch­ner acu­sa al Go­bierno de su su­ce­sor, Mau­ri­cio Ma­cri, de usar el Po­der Ju­di­cial pa­ra per­se­guir opo­si­to­res y de que­rer un “Par­la­men­to su­mi­so” don­de los le­gis­la­do­res vo­ten lo que los ofi­cia­lis­tas quie­ren.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.