Nom­bres y com­pa­nies de Pa­ra­guay en el "lava ja­to"

Al­ber­to Yous­sef, un im­pli­ca­do cla­ve, con­fe­só que par­te del di­ne­ro de los so­bor­nos se la­vó en Pa­ra­guay Tam­bién su ex­no­via Nel­ma Pe­nas­so, en el mar­co de las “de­la­cio­nes pre­mia­das” del es­cán­da­lo de co­rrup­ción Men­cio­na­ron ca­sas de cam­bio de CDE y Asun­ción,

ABC Color - - Portada -

Nel­ma Pe­nas­so Ko­da­ma es una “do­lei­ra” (cam­bis­ta) bra­si­le­ña a la que sor­pren­die­ron tra­tan­do de huir a Eu­ro­pa con 200.000 eu­ros en sus cal­zo­nes. Su nom­bre re­sue­na en el ca­so Lava Ja­to (don­de se es­ti­man so­bor­nos por unos 8.000 mi­llo­nes

de dó­la­res) no so­lo por ser la “ama­da aman­te” del do­lei­ro y prin­ci­pal tes­ti­go es­tre­lla Al­ber­to Yous­sef, sino por­que era su so­cia. La justicia la acu­sa de ser je­fa de una “or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal vol­ca­da, so­bre to­do, a ope­ra­cio­nes al mar­gen del sis­te­ma fi­nan­cie­ro”. Los in­ves­ti­ga­do­res iden­ti­fi­ca­ron el cir­cui­to de la­va­do de di­ne­ro y có­mo ha­cían los gi­ros al ex­tran­je­ro en gran­dio­sas re­me­sas de di­ne­ro.

Gre­ta Gar­bo en CDE

En se­tiem­bre del 2015, la justicia bra­si­le­ña de­ter­mi­nó que el 15 de oc­tu­bre del 2013 “Gre­ta Gar­bo” (Nel­ma Pe­nas­so) con­fir­ma­ba a un ter­ce­ro por correo elec­tró­ni­co que po­dría re­ti­rar su di­ne­ro en Pa­ra­guay, en Ciu­dad del Es­te, con “Mar­ce­lo”. La justicia bra­si­le­ña iden­ti­fi­có “Mar­ce­lo Cam­bio” co­mo Mar­ce­lo Hi­ra Reck­zie­gel “que tra­ba­ja­ba en una ca­sa de cam­bio en Pa­ra­guay”. Ha­lla­ron di­ver­sos emails en­via­dos por “Mar­ce­lo” con “in­ten­so flu­jo de ope­ra­cio­nes, en­via­das a dis­tin­tas per­so­nas”. En ese mis­mo es­que­ma, iden­ti­fi­can en Foz de Ygua­zú a Car­los Ar­tu­ro Ma­llor­quín Ju­nior. Mar­ce­lo Hi­ra Reck­zie­gel tra­ba­jó en Ta­yi Cam­bios y en La Mo­ne­da SRL (Juan Cris­tó­bal Flei­tas) en Asun­ción; el úl­ti­mo do­mi­ci­lio la­bo­ral se­ría New Ex­chan­ge Trans­fers (Va­len­tín Aguilar).

Ya de­la­tó an­tes

Pe­ro el “no­vio” de Nel­ma Pe­nas­so, Al­ber­to Yous­sef (in­co­mu­ni­ca­do des­de mar­zo y co­lum­na ver­te­bral del ma­yor ca­so de co­rrup­ción en Bra­sil) ya ha­bía apun­ta­do mu­cho más al­to al Pa­ra­guay la pri­me­ra vez que de­la­tó a sus com­pin­ches (en el ca­so Men­sa­lão). Era el 2004 y el juez Ser­gio Mo­ro acep­tó la

de­la­ción de Yous­sef pa­ra sal­var­se de la cár­cel.

En aque­lla opor­tu­ni­dad Yous­sef ha­bló de Mes­ser (Da­río Mes­ser, ex­do­lei­ro en Río de Ja­nei­ro y her­mano es­pi­ri­tual de Ho­ra­cio Car­tes) y apun­tó tam­bién a va­rias ca­sas de cam­bio que ope­ra­ban en la fron­te­ra se­gún las in­ves­ti­ga­cio­nes. De­ta­lló la exis­ten­cia de cuen­tas en ban­cos de Nue­va York y des­cri­bió có­mo en un so­lo día po­día gi­rar más de 1.500.000 dó­la­res a Ciu­dad del Es­te pa­ra que des­de allí fue­ran gi­ra­dos a cuen­tas ban­ca­rias en Estados Unidos.

Se­gún se lee en los do­cu­men­tos ar­chi­va­dos en el ca­so Lava Ja­to, “Guai­rá Cam­bios es una em­pre­sa don­de yo par­ti­ci­pa­ba allá en Pa­ra­guay, se­ñor Vic­to­riano Ri­bas (sic)”. Agre­ga­ba que ade­más de las cuen­tas so­bre las que él man­te­nía el con­trol, tam­bién uti­li­zó va­rias otras cuen­tas, por ejem­plo, Ju­ni, Ram­bi, Elias, Guai­rá Cam­bios, Onix Cam­bios, Río Pa­ra­ná, fue­ron esas.

Vic­to­riano Ri­bas se­ría Vic­to­riano Rivas, pre­si­den­te de Cam­bios Guai­rá con se­des en CDE y Sal­tos del Guai­rá. Co­mo su au­di­tor in­de­pen­dien­te fi­gu­ra Feo­der Ni­co­lais Ri­li­ne Mar­tí­nez quien fue pro­ce­sa­do en su ca­li­dad de ge­ren­te del des­apa­re­ci­do ban­co Orien­tal.

“Yo ope­ré mu­cho con Juan Car­los Gar­cía, que era Bo­ba­di­lla, el cu­ña­do de Vic­to­riano Rivas”, de­la­tó Yous­sef. “Nor­mal­men­te ellos te­nían las cuen­tas de ellos en Pa­ra­guay, en Foz de Ygua­zú, y no­so­tros com­prá­ba­mos su co­ber­tu­ra, ellos nos en­tre­ga­ban en Foz de Ygua­zú y yo di­rec­cio­na­ba a cuenta de ellos que era pa­ra que se hi­cie­ra el de­pó­si­to en la cuenta de ellos. En aque­lla épo­ca era Ba­me­rin­dus que era HSBC, y era el Ban­co do Bra­sil, y te­nía al­go tam­bién en Uni­ban­co. Des­pués vi­nie­ron las fa­mo­sas cuen­tas CC5” (cuen­tas que el go­bierno bra­si­le­ño au­to­ri­za­ba pa­ra ma­ne­jar ro­yal­ties per­te­ne­cien­tes a mu­ni­ci­pios, mu­chas de las cua­les fue­ron usa­das pa­ra la­var di­ne­ro).

Con­fe­sa­ron que 100% eran im­por­ta­cio­nes si­mu­la­das, y que usa­ban CDE.

DES­DE PA­RA­GUAY se en­via­ban mi­llo­nes de US$ a cuenta de su­pues­tas em­pre­sas en USA (ver arri­ba). SI­MU­LA­CIÓN de im­por­ta­ción vía Ciu­dad del Es­te, en Pa­ra­guay con­fe­só otra do­lei­ra (ver cos­ta­do).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.