Vis­ta gor­da en Itai­pú so­bre aco­so se­xual

ABC Color - - Portada -

La en­ti­dad bi­na­cio­nal Itai­pú se la­vó las ma­nos en el ca­so de de­nun­cia de aco­so se­xual que in­vo­lu­cró al ex­su­per­in­ten­den­te de Re­cur­sos Ge­ne­ra­les Ar­tu­ro Gi­mé­nez Ga­llar­do. Pe­se a ha­ber te­ni­do tres de­cla­ra­cio­nes tes­ti­fi­ca­les, ase­gu­ra que no pu­do te­ner cer­te­za de los he­chos. Des­de un prin­ci­pio hu­bo de­fen­sa cor­po­ra­ti­va del acu­sa­do.

Fi­nal­men­te, des­pués de seis me­ses, la Itai­pú de­ci­dió “de­jar en sus­pen­so” el su­ma­rio ad­mi­nis­tra­ti­vo ini­cia­do el 24 de no­viem­bre de 2017 cuan­do un au­dio al que tu­vo ac­ce­so nues­tro dia­rio re­ve­ló que el en­ton­ces su­per­in­ten­den­te de Re­cur­sos Ge­ne­ra­les y asis­ten­te del di­rec­tor ad­mi­nis­tra­ti­vo, Ar­tu­ro Gi­mé­nez Ga­llar­do ins­tó a co­me­ter un de­li­to pa­ra ha­cer des­apa­re­cer su­pues­tas prue­bas de aco­so se­xual en su con­tra.

Se­gún la de­ter­mi­na­ción que lle­va la fir­ma del di­rec­tor ju­rí­di­co Luis Al­ber­to Breuer y ele­va­do al di­rec­tor ge­ne­ral Ja­mes Spal­ding, el juez de ins­truc­ción Cé­sar Al­fon­so, con­tra­ta­do por la en­ti­dad pa­ra rea­li­zar el su­ma­rio –y cu­yos ho­no­ra­rios se ne­ga­ron a dar a co­no­cer–, no pu­do lle­gar a nin­gu­na con­clu­sión por lo que se to­ma la de­ci­sión de de­jar en sus­pen­so y re­mi­tir to­do lo re­co­gi­do a la Fis­ca­lía, don­de hay una cau­sa so­bre el ca­so.

La no­ta de Breuer se­ña­la, en­tre otras co­sas, que el juez de ins­truc­ción “dio por con­clui­das las di­li­gen­cias... y con el ma­te­rial pro­ba­to­rio que pu­do ser co­lec­ta­do no pue­de arri­bar­se a un es­tán­dar de cer­te­za”.

Agre­ga que, sin em­bar­go, en el mar­co de la in­ves­ti­ga­ción fis­cal que se ha abier­to en el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co po­drían in­cor­po­rar­se nue­vos ele­men­tos de con­vic­ción ori­gi­na­dos con ba­se en los mis­mos he­chos, que han mo­ti­va­do la for­ma­ción de una car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción que se en­cuen­tra en es­ta­do in­ci­pien­te. Así op­tó por re­co­men­dar la sus­pen­sión de los trá­mi­tes a fin de que­dar su­pe­di­ta­do el su­ma­rio a las re­sul­tas del pro­ce­so pe­nal ini­cia­do pa­ra el es­cla­re­ci­mien­to de los mis­mos he­chos in­ves­ti­ga­dos.

Con es­to, lo que la en­ti­dad ha­ce es la­var­se las ma­nos en el ca­so y de­le­gar a la Fis­ca­lía la res­pon­sa­bi­li­dad de cas­ti­gar los he­chos ocu­rri­dos en la ins­ti­tu­ción.

En el mar­co de la in­ves­ti­ga­ción in­ter­na, el juez es­cu­chó de­cla­ra­cio­nes tes­ti­fi­ca­les de Gus­ta­vo San­tan­der, el guar­dia al que con­tra­ta­ron pa­ra ro­bar los te­lé­fo­nos de dos pre­sun­tas víc­ti­mas de aco­so; Ma­ri­za Iri­go­yen, pre­sun­ta víc­ti­ma de aco­so, y Ma­ría del Car­men Gi­mé­nez, fun­cio­na­ria que es­tu­vo al tan­to de los he­chos. Tam­bién es­cu­chó la de­cla­ra­ción del su­per­in­ten­den­te de Se­gu­ri­dad Ubal­do Si­sa, quien con­fir­mó que San­tan­der le co­mu­ni­có que lo con­tra­ta­ron pa­ra co­me­ter un ro­bo.

Ra­ti­fi­ca­ron en am­bas par­tes las de­nun­cias

Tan­to el guar­dia San­tan­der co­mo la pre­sun­ta víc­ti­ma Iri­go­yen ra­ti­fi­ca­ron an­te el juez ins­truc­tor y an­te la Fis­ca­lía los he­chos de­nun­cia­dos.

San­tan­der re­la­tó que en abril del 2017 en ho­ras de la tar­de, la se­ño­ra Al­ma Ma­ría Al­fon­zo (apren­diz que lue­go fue echa­da de la ins­ti­tu­ción), “mi com­pa­ñe­ra de ofi­ci­na”... re­ci­be una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca del se­ñor Ar­tu­ro Gi­mé­nez, des­pués de dia­lo­gar to­do con es­te se­ñor me ha­ce es­cu­char to­da la con­ver­sa­ción don­de es­te se­ñor le pi­dió un sol­da­do chii­ta...

Agre­gó que des­pués Al­fon­zo le ma­ni­fes­tó que lo que te­nía que ha­cer es “apo­de­rar­me de dos ce­lu­la­res pro­pie­dad de las se­ño­ras Ma­ri­za Iri­go­yen y Jés­si­ca Qui­ñó­nez... pa­ra bo­rrar to­das las evi­den­cias con­tra el se­ñor Ar­tu­ro Gi­mé­nez, que una vez bo­rra­das las evi­den­cias del te­lé­fono los ti­ra­ría.

La en­ti­dad bi­na­cio­nal des­de un prin­ci­pio asu­mió una po­si­ción de de­fen­sa cor­po­ra­ti­va de Gi­mé­nez Ga­llar­do. Pos­te­rior al ca­so de Iri­go­yen sa­lie­ron a luz otras de­nun­cias que se rea­li­za­ron en años an­te­rio­res.

Gi­mé­nez Ga­llar­do, un co­no­ci­do po­lí­ti­co co­lo­ra­do, so­lo fue sa­ca­do de su car­go, pe­ro man­tie­ne to­dos sus pri­vi­le­gios en la en­ti­dad.

Par­te de la de­cla­ra­ción an­te el juez su­ma­rian­te del “sol­da­do chii­ta” Gus­ta­vo San­tan­der, con­tra­ta­do pa­ra ro­bar te­lé­fo­nos y ha­cer des­apa­re­cer pre­sun­tas prue­bas de aco­so.

Ar­tu­ro Gi­mé­nez Ga­llar­do, acu­sa­do de aco­so se­xual. La en­ti­dad se la­vó las ma­nos en el ca­so.

Luis Breuer, di­rec­tor ju­rí­di­co de la en­ti­dad bi­na­cio­nal. Ma­ne­jó el su­ma­rio con­tra Gi­mé­nez Ga­llar­do.

Ja­mes Spal­ding, di­rec­tor ge­ne­ral. Es­tu­vo al tan­to del ca­so, pe­ro abrió su­ma­rio cuan­do la pren­sa se hi­zo eco.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.