La ley pa­ra na­tu­ra­li­za­ción aten­ta­ría con­tra la Cons­ti­tu­ción Na­cio­nal

ABC Color - - POLÍTICA -

La nor­ma que re­gla­men­ta la ad­qui­si­ción, pér­di­da y re­nun­cia de na­cio­na­li­dad pa­ra­gua­ya aten­ta­ría con­tra la Cons­ti­tu­ción. No de­fi­ne la “bue­na con­duc­ta” y ha­bi­li­ta a me­no­res pa­ra so­li­ci­tar, con­tra­ria­men­te a la Car­ta Mag­na. El pre­si­den­te Ab­do Be­ní­tez de­be pro­mul­gar o vetar la ley.

El ar­tícu­lo N° 1 de la dis­po­si­ción le­gal pre­sen­ta co­mo ob­je­to de la nue­va ley la re­gla­men­ta­ción de los ar­tícu­los 146, 147, 148, 149, 150, 151 y 154 de la Cons­ti­tu­ción Na­cio­nal. Es­tos guar­dan re­la­ción con la ad­qui­si­ción, re­cu­pe­ra­ción, pér­di­da, op­ción y re­nun­cia de la na­cio­na­li­dad pa­ra­gua­ya. Tam­bién in­clu­ye la re­vo­ca­ción y nu­li­dad de la na­tu­ra­li­za­ción.

Se­gún las ob­je­cio­nes a la ley, que aho­ra es­tá en el Po­der Eje­cu­ti­vo pa­ra su pro­mul­ga­ción o ve­to, la mis­ma in­clu­ye la re­vo­ca­ción y la nu­li­dad que son fi­gu­ras que no es­tán con­tem­pla­das en la Car­ta Mag­na. Tam­po­co se da en la prác­ti­ca fo­ren­se, por lo que la nor­ma es­ta­ría crean­do fi­gu­ras des­co­no­ci­das.

“Bue­na con­duc­ta”

Por otro la­do, omi­te de­fi­nir al­go fun­da­men­tal y ne­ce­sa­rio co­mo es la bue­na con­duc­ta, que de acuer­do al mis­mo tex­to cons­ti­tu­cio­nal de­be­rá ser “de­fi­ni­da en la ley”.

Es ne­ce­sa­rio que cual­quier pro­yec­to so­bre na­tu­ra­li­za­ción en­mar­que y de­li­mi­te es­te con­cep­to, que has­ta hoy es im­pre­ci­so y va­go, y se tie­nen múl­ti­ples in­ter­pre­ta­cio­nes, de acuer­do a los ma­ni­fes­ta­do por los crí­ti­cos de la nor­ma que es­tá en el Eje­cu­ti­vo.

El ar­tícu­lo 9 se li­mi­ta a trans­cri­bir el tex­to cons­ti­tu­cio­nal, so­bre la ad­qui­si­ción de la na­cio­na­li­dad por na­tu­ra­li­za­ción, sin de­fi­nir la “bue­na con­duc­ta”, lo que aca­rrea­ría fre­cuen­tes pro­ble­mas.

Por ejem­plo, las per­so­nas con pro­ce­sos pe­na­les con­clui­dos con la ex­tin­ción de la ac­ción y no me­dian­te una ab­so­lu­ción, ¿tie­nen o no bue­na con­duc­ta? Los so­li­ci­tan­tes con cau­sas ju­di­cia­les de ti­po cul­po­so, co­mo un ciu­da­dano que en estado de ebrie­dad pro­du­jo da­ños en un ac­ci­den­te de trán­si­to, ¿cum­plen el re­qui­si­to de la bue­na con­duc­ta?

Las per­so­nas sin pro­ce­sos pe­na­les, pe­ro con de­man­das la­bo­ra­les, o ac­cio­na­das en ca­sos de asis­ten­cia ali­men­ta­ria, in­cum­pli­mien­to de con­tra­tos, co­bros de gua­ra­níes, con­vo­ca­to­ria de acree­do­res, ¿tie­nen bue­na con­duc­ta?

Me­no­res so­li­ci­tan­tes

El ar­tícu­lo N° 10 de la ley es­ta­ble­ce que el trá­mi­te de la ad­qui­si­ción de la na­cio­na­li­dad pa­ra­gua­ya por na­tu­ra­li­za­ción se ini­cia­rá con la pre­sen­ta­ción de la so­li­ci­tud, ba­jo pa­tro­ci­nio de abo­ga­do, an­te el juez de pri­me­ra ins­tan­cia en lo Ci­vil y Co­mer­cial de la ju­ris­dic­ción de turno del lu­gar de do­mi­ci­lio del pe­ti­cio­nan­te, “o en ca­so que fue­re me­nor de die­ci­ocho años, an­te el juez de la Ni­ñez y la Ado­les­cen­cia”.

La ley al ha­bi­li­tar a los me­no­res a so­li­ci­tar la na­tu­ra­li­za­ción aten­ta con­tra la Cons­ti­tu­ción, que exi­ge que el o la so­li­ci­tan­te ten­ga la ma­yo­ría de edad.

La nor­ma, ade­más im­pri­me un trá­mi­te ca­si su­ma­rio, a un te­ma tras­cen­den­te y en al­gu­nos ca­sos de al­ta com­ple­ji­dad, co­mo es el otor­ga­mien­to de la ca­li­dad de pa­ra­gua­yo a un ciu­da­dano ex­tran­je­ro.

El ar­tícu­lo 11 de la ley ha­bla del pro­ce­di­mien­to pa­ra la ad­qui­si­ción de la na­cio­na­li­dad pa­ra­gua­ya por na­tu­ra­li­za­ción y di­ce en el juez

com­pe­ten­te co­rre­rá tras­la­do del pe­di­do al fis­cal de turno o su ca­so al del me­nor, a fin de que se ex­pi­da en 19 días. En ca­so de opo­si­ción, se co­rre­rá tras­la­do al in­tere­sa­do pa­ra que con­tes­te.

Si no hay opo­si­ción, el juez en el tér­mino de tres días lla­ma­rá au­tos pa­ra sen­ten­cia y ten­drá 30 días pa­ra dic­tar el fa­llo.

Hoy la Cor­te otor­ga

En la ac­tua­li­dad, es la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia en pleno la que de­ci­de otor­gar la ca­li­dad de con­na­cio­nal a un ex­tran­je­ro.

En otros tér­mi­nos, es el más al­to tri­bu­nal ju­di­cial el que tie­ne la fun­ción de ve­lar por un con­trol ade­cua­do de los re­qui­si­tos que de­ben cum­plir los in­tere­sa­dos en ob­te­ner la na­cio­na­li­dad pa­ra­gua­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.